Edad ModernaEn PortadaHistoriaHistoria Militar

Financiación de la Armada durante los reinados de Felipe II a Felipe IV

Las inversiones de la Corona en sus Armadas

Desde la Edad Media, la Corona de Castilla comenzó la creación de una Armada respetable, aunque la titularidad de las unidades navales, en su mayoría, estaba repartida entre los nobles y la corona. Esta Armada llevó a cabo grandes incursiones durante el siglo XIV contra intereses ingleses en la Guerra de los Cien años.

rochelle batalla
detalle de una Batalla naval durante la Guerra de los Cien años, realizada por Jean Froissart

Durante el reinado de los Austrias existían varias flotas, dependientes de Reinos o Señoríos. Pero solamente fueron dos las Armadas prácticamente permanentes, la de Castilla y la de Aragón, síntesis ambas de la futura Armada Española (hacia el siglo XVIII) con las reformas efectuadas por los Borbones. Estas armadas actuarán de manera independiente, aunque obedeciendo a los servicios de sus respectivas Coronas

Analizaremos aquí, a grandes rasgos, las dificultades para mantener estas dos Armadas y el resto de Escuadras de la Monarquía.

armada española castilla
Subdivisión de Coronas, Reinos y Señoríos en la Península Ibérica hacia mediados del siglo XV

El sistema de “asientos”

En el siglo XVI, con el descubrimiento de América y el aumento del oro y la plata disponible, la Monarquía Hispánica comenzó la creación de diversas flotas tanto para el dominio del Atlántico como para la protección del tesoro que salía de las indias hacia Sevilla.

Ante el abrumador gasto que suponía la construcción de las galeras y su posterior mantenimiento, la monarquía de Carlos I y sus sucesores diseñaron el sistema de asientos, que tenía la intención de intentar que el mantenimiento de las galeras fuera sostenible.

El sistema de “asientos” suponía ceder el pago de la soldada, el mantenimiento de la nave y todos los problemas que el desgaste podría ocasionar a cambio de un pago mensual en ducados, este en algunos casos fue mensual, de aproximadamente 500 ducados o cuatrimestral de 2.000 ducados.

Los asentistas por lo general eran banqueros o nobles, por lo que en muchos casos, la gestión militar se demostró ineficiente puesto que no tenían ni conocimientos bélicos ni conocimientos sobre los mantenimientos adecuados de sus navíos, por estos motivos la Corona, a lo largo del tiempo, tuvo que llevar a cabo diversas reformas.

Galeón san Martín Fundación Museo Naval 6
Batalla de la Armada española con el San Martín como buque insignia contra la Armada inglesa (Hendrik Cornelisz. Vroom)

Préstamos bancarios para mantener la flota

Otro método para obtener financiación eran los préstamos. Estos, que en muchos casos eran a largo plazo, permitían a las monarquías gastar grandes sumas de dinero en empresas como la creación de flotas o armamento y pertrechos para un ejército.

La Monarquía Hispánica obtuvo en muchos casos préstamos de mercaderes genoveses que, hasta la década de 1640, fueron los máximos compradores de deuda de la corona. En muchos casos cuando esta no tenía los recursos para efectuar pagos se concedían juros a los mercaderes para que pudieran satisfacer sus deudas, también era frecuente que la monarquía cediera impuestos de diversos tipos como es el caso de la alcabala (Antiguo tributo que el vendedor pagaba al fisco en una compraventa, y ambos contratantes en una permuta) entre otros.

El asentismo en tiempos de Felipe II

A medida que pasaba el tiempo el gasto en las galeras pasó a ser la mitad del presupuesto de la hacienda castellana, sosteniendo el mantenimiento de más de 146 galeras en 1574. En este momento el gobierno de Felipe II va a buscar planes alternativos como ceder el pago de parte de estas galeras al Reino de Cerdeña o el asiento de gran parte de galeras a grandes nobles como Medina Sidonia.

El sistema de asientos se demostró ineficaz debido, principalmente, a que los comandantes de las galeras que en muchos casos eran los propios asentistas no van a llevar a cabo el mantenimiento que estas necesitaban, haciendo caso omiso a las tripulaciones (mucho más experimentadas) que trabajaban en sus barcos. Este sistema fue fuente de una corrupción que se convirtió en endémica. La Flota Real, sin embargo, aunque estaba en las manos de la administración castellana no era rentable.

Durante la década de 1580-90 se va a discutir si la gestión de la flota debía estar en manos de asentistas o de la propia administración castellana. El sistema de asientos se había demostrado deficitario para los empresarios por lo que cuando la corona propuso nuevos asientos nadie se prestó a hacerse cargo de esta gestión.

Financiación de las galeras en tiempos de Felipe III

A principios de siglo XVII Felipe III va a intentar remediar el panorama que imperaba en el Mediterráneo. Aunque la flota turca había sido derrotada por la Santa Liga en 1571, la piratería desde la década de 1590 va a suponer un gran gasto para la monarquía tanto por los gastos que ocasionaba en reparaciones como en los rescates que tenía que efectuar la corona todos los años.

La iniciativa no solo se tomó desde el poder central, sino que en muchos casos poderes regionales, como la Diputación del General del Principado de Cataluña, que van a solicitar la creación de galeras con la promesa de que las financiarían, la diputación tendría que nombrar pagadores y proveedores para asegurar su mantenimiento, estas naves tendrían el objetivo de proteger sus costas ante ataques sarracenos, aunque finalmente fueron utilizadas para transportar tropas a Italia.

Aplicación del sistema de financiación de galeras en la flota atlántica

En el Atlántico la flota hispánica se financió en parte por el mismo sistema que las galeras en el Mediterráneo, a finales del siglo XVI la flota atlántica tenía un objetivo, este era el de salvaguardar las rutas comerciales, la primera la que transportaba el tesoro de las Indias a la Casa de Contratación en Sevilla, la segunda ruta tenía el objetivo de conectar la industria de lana con Flandes.

financiación armada de castilla
Grabado de la desaparecida Casa de la Contratación de Sevilla

La protección de estas rutas se encargó a pequeñas flotas de titularidad real o a mercaderes que alquilaban sus naves de guerra para ciertos servicios, ambas rutas fueron atacadas en varias ocasiones por corsarios durante los sucesivos enfrentamientos con la corona inglesa y la francesa.

Cambios en los asientos, delegación de construcción naval

Al igual que se delegaba en los asentistas el mantenimiento de las naves también se comenzó a delegar la construcción de las mismas, algunos asesores como Juan Martínez de Recalde argumentarán que la Corona encontraría rentable esta actividad puesto que la compra de las materias primas junto con la burocracia las tendría que gestionar el asentista.

Aunque el sistema de los asientos se dio en una parte de la flota, esta fue minoritaria siendo la administración pública la que tenía el control y gestión de la mayor parte de la misma. Esta, se utilizó en parte para proteger la ruta de las indias aunque también se botaron barcos exclusivamente para mermar el comercio inglés mediante el corso, este recurso es habitual en todas las potencias atlánticas como Holanda, Francia o Inglaterra, con corsarios famosos como Francis Drake, aunque este sea posterior.

A medida que el tiempo avanzaba y tras el desastre de 1588 con el hundimiento de la “Armada Invencible” en las costas irlandesas, los recursos que la corona fue destinando a la creación de nuevas flotas fueron menores.

armada de castilla
[gráfico de armadainvencible.org]

Inversiones en la Armada durante el reinado de Felipe IV

En 1616 la flota atlántica no contaba ni con 20 unidades, además muchos de ellos eran propiedad privada, cada vez más se recurrió al alquiler de barcos a externos debido a la falta de recursos y al poco mantenimiento que recibía la flota Real. Al igual que en las regiones mediterráneas, también se llevaron a cabo la creación de Escuadras “territoriales” (como la Escuadra de Galicia) con la intención de proteger las costas.

Respecto al abastecimiento de las Escuadras, por lo general, obtenían los recursos necesarios de la zona marítima en la que se hallaban. Los marineros obtenían las fanegas de trigo del pueblo en el que se hallaban o de los mercaderes locales de dicha zona. En caso de que estos recursos no pudieran ser proporcionados las instituciones del ejercito podían requisar materiales o alquilar diversos servicios para obtener los recursos faltantes.

Por lo general no se recurría al poder central para este abastecimiento, salvo para el de las flotas en alta mar. La Corona también tenía entre sus competencias la de nombrar corregidores para la administración de los recursos, tanto para el Ejército como a las Armadas; el problema era que en muchas localidades los corregidores no tenían la información suficiente sobre cosechas y tarifas como para desempeñar correctamente su labor.

drake coruña
Carta del Holandés Lucas Jansz Waghenaer de 1586. En esta Carta aparece Coruña.

Desde las instituciones, algunos arbitristas sugirieron que se debía comenzar a cultivar materiales como Cáñamo o trigo cerca de los puertos con el fin de lograr mayor autosuficiencia, ya que estos productos eran necesarios para las escuadras y sus tripulaciones.

Inversión en armamento de los navíos de guerra

A diferencia de la indumentaria del ejército, de la cual España siempre fue importadora, el armamento fue un mercado en el que destacó como productora, a diferencia del resto de monarquías europeas que por lo general no invertían en la fabricación de armas, sino que fueron simples compradoras.

Los Austrias tuvieron una serie de fábricas de armas en todo el entramado nacional, el poder central dictaba cuales eran las reglas a seguir en esta industria y estas se aplicaban en las fábricas a través de agregados de la corona, ellos dictaban cuanta munición o, por ejemplo, que tipos de alabardas querían para sus ejércitos.

La intención (en inicio) era la de no exportar material bélico al extranjero, sino que la producción se centrara en su totalidad en las necesidades propias. En el sector naval, por ejemplo, no llegaba ni la producción propia, era siempre necesaria la importación de diversos materiales y piezas para la fabricación de material y armamento que resultaba totalmente esenciale para poner en funcionamiento el despliegue naval necesario.

batalla playa honda
Grabado de Philips Galle (h1575) que muestra una fundición de cañones

Finalmente, la importación de estos recursos, en muchos casos se debió a que producirlos en el territorio peninsular era demasiado caro, aunque hay que destacar que los materiales que se importaban como cobre de Hungría o azufre italiano se podrían obtener en los territorios castellanos, aunque a un alto precio, algo así como el petróleo norteamericano en la actualidad.

Fuente
Thompson, I.A.A. (1981), Guerra y decadencia. Gobierno y administración en la España de los Austrias, 1560-1620, Barcelona: Crítica.Thompson, I.A.A. (2006), “Las galeras en la política militar española en el Mediterráneo durante el siglo XVI”. Manuscrit, No. 24, pp. 95-124.Álvarez, Carlos (2017) Banqueros alemanes de Felipe IV: Los Fugger jóvenes y Julio Cesar Scazuola (1618-1641), Studia Historica: Historia Moderna, 39(1).- Cameron, E. (2006) Historia de Europa Oxford: El Siglo XVI, Editorial Crítica, Barcelona.Elliot, H,J. (1998) El Conde-Duque de Olivares: El político en una época de decadencia, Crítica, BarcelonaFontana, J. & Villares, R. (2009) La crisis de la Monarquía, Vol 4, Critica, Barcelona.Gelabert, E. (2009) La evolución del gasto de la monarquía Hispánica entre 1598 y 1650, asientos de Felipe III y Felipe IV, Studia histórica, Historia Moderna, vol 18.Parker, G. (1972) The Army of Flandes and the Spanish Road, 1567-1659, Edicion Digital.Parker, G & Álvarez de Toledo, C (2006) La crisis de la monarquía de Felipe IV, Editorial Critica, Barcelona.Thompson, A. (1981) Guerra y Decadencia: Gobierno y administración en la España de los Austrias 1560-1620, Editorial Crítica, Barcelona.

Artículos Relacionados

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!