ArteVideoPost
#MicroArtículo

Cómo vivir como un “Barroco”

En este vídeo, basado en los grandes difusores del Barroco en España —los autores de la web INVESTIGART— se define con muy  poquitas palabras.

Tiempo necesario: 15 minutos.

Con tanto revuelo el día del Orgullo Barroco alguno se ha replanteado su modo de vida y ha decidido vivir como un Barroco, así como suena. Entre dorados y sombras; con grandezas y pobrezas. Somos conscientes de que es difícil alcanzar el “barrocho” pero os vamos a dar unas pautas introductorias en este breve artículo recopilatorio en el que no hemos citado a Italia (eso ya es para el siguiente nivel):

  1. Aprende los insultos de la época

    Al igual que cuando viajas al extranjero, lo primero (según los locales, y ahí hay que incluirnos a los españoles porque lo hacemos) es aprender los insultos del momento.
    Aquí te los enseñamos: “Los insultos del Siglo de Oro”

  2. Conocer el ambiente Andaluz

    Si echamos una mirada a la época del Barroco Español, no es difícil encontrar grandes referentes en Andalucía. De Velázquez a Montañés, pasando por Murillo o Francisco Herrera.
    Te hablamos aquí un poquillo de La Puerta del Barroco

  3. Introducirse en las sombras

    El Barroco tiene luces y tiene, muy especialmente, sombras. Para vivir como un barroco tendrás que saber sacar el jugo y la esencia de las Sombras Barrocas.
    Te echamos un cable aquí para que no estés desinformado: “Las Sombras en la pintura Barroca”

  4. Holanda

    Los vientos del norte han de tenerse en cuenta. En la época Barroca no eran pocos los quebraderos de cabeza que venían a España desde las Provincias Unidas. Pero también una nueva concepción del arte con sus paisajes urbanos y sus retratos cotidianos.
    Te contamos hablamos sobre uno de los grandes referentes de aquella pintura, también Barroca, Vermeer y algo sobre el estilo holandés: “La pintura Holandesa del Siglo de Oro”

  5. Finalmente, aunque Caravaggio mole mucho… deberás rendirte ante Velázquez

    La metapintura no es una invención del genio español, pero sí un recurso del que ha sabido sacar partido. Sus “Meninas” o su fábula de Aracne en “Las hilanderas” son prueba de ello.

Etiquetas

Redacción

Equipo de Redacción / Notas de Prensa / Agencias

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar