Edad ModernaEn PortadaHistoriaHistoria Militar

La enorme (y desconocida) contribución de los griegos a la victoria en Lepanto

En Grecia se conoce también como la "batalla naval de Nafpaktos"

La batalla naval de Lepanto, como se la llamó en las crónicas internacionales, ocurrió en la entrada del Golfo de Corinto, que entonces recibía el nombre de Golfo de Lepanto.

Lepanto era el nombre franco (o veneciano) de la localidad costera griega de Nafpaktos, nombre antiguo (Ναύπακτος) que significa “astillero”, recibiendo el golfo también su nombre (Golfo de Nafpaktos) en el pasado. Se encuentra al sur de las Islas Equínadas, famosas en Grecia también por haber sido testigo de otra gran batalla naval ocurrida en 1427, entre los bizantinos, que salieron vencedores, y la flota de Carlo I Tocco, déspota de Epiro (1411-1429). Esta batalla la última victoria de la historia naval del Imperio Bizantino.

grecia lepanto
Mapa del Imperio otomano de 1481 a 1683.

Hacia 1570, los griegos esperaban con ansia a la Liga Santa de los estados occidentales. Creían que una posible victoria de los cristianos en el mar sobre los otomanos los beneficiaría, después de todo, la mayoría de su territorio estaba bajo ocupación turca.

Griegos a bordo

Así, los buques de guerra venecianos incluían varios barcos que fueron equipados y comandados por griegos afincados en Venecia. La gente de Corfú proporcionó cuatro galeras, incluso conocemos el nombre de sus comandantes: Petros Bouas, Christoforos Kontokalis, Georgios Kokkini y Stelios Chalkikiopoulos.

Los habitantes de la isla de Zante reunieron dinero para equipar otros cuatro buques de guerra comandados por marinos Zakynthianos: Antonios Koutouvalis, Nikolaos Mondinos, Dimitrios Komoutos y Marinos Sigouros. Muchos habitantes de las islas de Cefalonia, de Mikonos, Santorini, Naxos y Citera partieron de sus hogares y se enrolaron en las dotaciones de los barcos de la flota cristiana como voluntarios, cuando se reunieron en Mesina.

Pero la mayor ayuda vino de Creta: al menos 18 galeras participaron en la batalla naval. Fueron equipadas gracias a la famosa familia Kallergi (de ascendencia bizantina), entre otras de la Isla o a Manousos Theotokopoulos (hermano de nuestro Griego de Toledo, El Greco).

Los marinos griegos en las crónicas del combate

Así mismo, habría que citar, que muchos de los que sirvieron en la flota otomana eran también griegos. Algunos voluntarios y otros forzados.

Sobre la contribución de los griegos a la victoria de las fuerzas cristianas, Giovanni Pietro Contarini, que participó en la batalla, escribió (1576):

Los esclavos cristianos de los barcos turcos, en la confusión del terrible combate, destruyeron los mástiles y cortaron los velámenes con las mismas espadas que los turcos les habían dado (…)

Paolo Paruta, de la flota veneciana, escribió:

Sobre todo, los griegos, mostrando coraje y sabiendo atacar y defender de la mejor manera, son los más experimentados en este tipo de guerras, lucharon con gran éxito (…)

lepanto galera griega
Una de las galeras venecianas de Lepanto (dibujo de 1851, según una pintura de la década de 1570).

Ansias de libertad griegas

Mencionemos también que muchos otomanos que sobrevivieron a la batalla naval y llegaron nadando a las costas de Acaya y Etolia, que (oh, mala suerte) no estaban bajo ocupación otomana, se encontraron cara a cara con griegos que los estaban esperando armados hasta los dientes. Por supuesto los ejecutaron sin piedad. Sin embargo, 8,000 griegos de ambos bandos perdieron la vida en la Batalla de Lepanto.

¿Qué ocurrió tras la Batalla de Lepanto?

Tras la victoria, despiertas las esperanzas de los griegos sometidos, trataron de que España y Venecia apoyasen sus proyectos de sublevación. Nada de esto ocurrió, como es bien sabido, los sueños de libertad de los griegos que tendrían que esperar unos 250 años más de ocupación.

Las negociaciones griegas con Juan de Austria

No obstante, algunos nobles griegos propusieron a D. Juan de Austria, al que consideraban el gran líder contra el Turco, que se pusiese a la cabeza de un levantamiento en la Baja Grecia (Epiro septentrional y Macedonia occidental). D. Juan pidió dinero a la corte en 1573 para estos nobles y uno de ellos, Mateo Papajuan, se presenta en Madrid (1574) con varias unas propuestas en las que detalla los planes para tomar las provincias de la Baxa Grecia y Alvania.

De Madrid parte a Sicilia, para permanecer junto a D. Juan, al cual trata de convencer para entrar por los Balcanes. El hermano de Felipe II ve con buenos ojos los planes, pero la pérdida de Túnez y La Goleta le obliga a acudir primero en auxilio de estas plazas españolas. Señal esta de que habían tardado poco los otomanos en recuperar su fuerza naval.

No obstante, no descarta que tras recuperar las plazas africanas acuda con su ejército para llevar a cabo sus planes. Como es sabido Felipe II envía a D. Juan luego a Italia y de allí a los Países Bajos, donde fallecerá en 1578.

Espías españoles en Albania

Mientras tanto, Papajuan y varios enviados españoles (uno de ellos era el capitán Antonio de Echavarri), parten de incógnito hacia lo que hoy es Albania (Himarë) para evaluar la situación y preparar una invasión hispano-veneciana junto a patriotas griegos y los famosos mercenarios albaneses.

grecia lepanto
Stradiot: unidades mercenarias de los Balcanes

Pero Selim II se entera y ordena capturar a los líderes de la alianza que se estaba formando. Se desconoce si llegaron a capturarlos, no obstante, tanto la posterior muerte de D. Juan de Austria como el hartazgo por los continuos combates contra los turcos y las campañas de la “Guerra de los Ochenta años” hacen mella en la Corte hispana y deciden no ayudar a los nobles griegos.

El fin del apoyo español

Se fragua así lo que algunos historiadores han llamado la “traición de España” a Grecia y a su lucha secular contra el Islam. No obstante los rebeldes griegos y sus aliados contra el Imperio Otomano fueron acogidos en el Reino de Nápoles , entonces parte de la Monarquía de España. Por otro lado, Felipe II alentó activamente las insurrecciones contra el Imperio Otomano y accedió a las peticiones de varios rebeldes en diferentes ocasiones.

Fuente
FLORISTÁN. FELIPE II y la empresa de Grecia tras Lepanto (1571-78) Informe del Capitán Echavarri (transcripción)Floristán. Fuentes para la política oriental de los AustriasVranousis, L .; Sfyroeras, V. (1997). De la conquista turca a principios del siglo XIX: movimientos revolucionarios y sublevaciones . EIoannis K Hasiotis. Los griegos en vísperas de la batalla naval de Nafpaktos : llamamientos, movimientos revolucionarios y levantamientos en la península griega desde la víspera hasta el final de la guerra de Chipre (1568-1571)

Artículos Relacionados

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!