Edad ContemporáneaEn PortadaHistoriaHistoria Militar

El hundimiento del acorazado Roma

Cómo una potencial masacre acabo siendo una estada en un balneario de lujo

La Segunda Guerra Mundial está plagada de historias humanas, en este caso la de la tripulación del acorazado “Roma” y como la providencia les salvó la vida.

italia alemania españa estados unidos gran bretaña acorazado roma mallorca menorca cataluña
Tanques americanos esperando a embarcar para la invasión de Sicilia. 1943, Archivos Nacionales en College Park .

Invasión aliada de Italia

Tras el éxito de la campaña del Norte de África con la expulsión de las tropas del Eje, las tropas aliadas decidieron dar el siguiente paso. Entre mayo y julio del 1943 prepararon una invasión a gran escala en Italia, empezando por la isla de Sicilia. Las tropas italianas no pudieron hacer frente ni al armamento ni a la experiencia de las tropas británicas y americanas. En menos de un mes toda la isla había caído.

italia alemania españa estados unidos gran bretaña acorazado roma mallorca menorca cataluña
Desembarco de tropas en Okinawa el 13 de abril de 1945. Wikimedia.

Por poner una comparativa: Sicilia tiene una extensión de 25.832 kilómetros cuadrados, los aliados la tomaron con 160.000 hombres en un mes. Okinawa, en el Pacífico, tiene una extensión de poco más de 1.200 kilómetros cuadrados, los americanos necesitaron 180.000 hombres con una campaña de tres meses para tomar la isla nipona. En Sicilia murieron cerca del 3% del total, en cambio en Okinawa fue el 41%.

El armisticio italiano

A mediados de julio de 1943 y con la invasión en Sicilia a punto de terminar junto a un cruel bombardeo aliado sobre la ciudad de Roma, el rey de Italia, Víctor Manuel III, ordenó la destitución y arresto de Mussolini para crear un nuevo gobierno que negociase la paz con los aliados.

Las intenciones del rey eran bastante claras, quería caer en gracia a los aliados para salvar su monarquía, que había estado flirteando demasiado con el fascismo. El nuevo gobierno italiano declaró la guerra a Alemania el 13 de octubre uniéndose a los aliados. Alemania respondió ocupando de forma masiva todo el norte de Italia y adentrándose cada vez más hacia el centro disolviendo el desconcertado ejército italiano.

italia alemania españa estados unidos gran bretaña acorazado roma mallorca menorca cataluña
Explosión del Liberty causada por el ataque de un torpedo alemán. 1943, National Archives and Records Administration.

A los Aliados no les preocupaba el ejército italiano o su aviación, les preocupaba más la “Regia Marina”, que durante los ‘30 y ‘40 se había modernizado. Si caía en las manos equivocadas, podía suponer un problema serio para las líneas de suministros o los movimientos de tropas en el Mediterráneo. Se encargaron de dar órdenes muy precisas para mover los cerca de 200 buques que formaban la flota italiana hacia puertos aliados en el Norte de África. Entre ellos estaba el acorazado “Roma”, el orgullo de la flota italiana.

Acorazado “Roma”

italia alemania españa estados unidos gran bretaña acorazado roma mallorca menorca cataluña
Botadura del acorazado Roma el junio de 1940. Autor desconocido. Fuente: Wikimedia.

El acorazado “Roma” era uno de los buques más nuevos y modernos de la flota italiana. Un buque de ese tamaño y potencia junto a su escuadra, podrían causar estragos importantes en el Mediterráneo si caía en malas manos. Tras la firma del armisticio, se le ordenó abandonar de inmediato el puerto de Spezia para rendirse a los aliados en Malta.

Mientras la flota se encontraba cerca del estrecho de Bonifacio, entre Cerdeña y Córcega, fueron atacados por escuadrones de la Luftwaffe con bombas guiadas por radio. Los daños sobre el Roma fueron tan precisos y catastróficos que no tardó en hundirse junto a gran parte de su tripulación.

Tras el desastre

italia alemania españa estados unidos gran bretaña acorazado roma mallorca menorca cataluña
Explosión de las calderas del acorazado Roma el 9 de septiembre de 1943. Fuente: Wikimedia

Los supervivientes fueron recogidos por el resto de barcos de la flota que acompañaban al “Roma”. Estos no podían llevar a los heridos a un puerto italiano ya que caerían en manos alemanas, por lo que los aliados les ordenaron llevarlos al puerto neutral más cercano. Éste era el puerto natural de Mahón, en Menorca. Antes de llegar, algunos de los barcos prefirieron no entregarse y hundir sus naves cerca de la costa para no ser internados en campos de prisioneros, mientras que otros se dejaron remolcar por la flota española. Recientemente se han encontrado los restos del “Roma” en el estrecho.  

italia alemania españa estados unidos gran bretaña acorazado roma mallorca menorca cataluña
Restos del Roma encontrados en 2012. fuente: La Vanguardia

Se internaron las tropas interceptadas en las instalaciones militares del Puerto de Soller, al noroeste de la isla, donde gozaron de cierta libertad de movimiento. Más tarde, fueron trasladadas a Cataluña. Curiosamente, se les internó en el lujoso balneario de Caldes de Malavella, allí estuvieron hasta el final de la guerra.

El otro grupo de barcos llegó a Mahón como estaba previsto y se les atendió dándoles comida, curas para los heridos y entierro para los fallecidos. Lo que no se les dio fue combustible, por lo que fueron retenidos por el gobierno hasta 1945.

italia alemania españa estados unidos gran bretaña acorazado roma mallorca menorca cataluña
Los italianos forman en el patio del balneario para recibir al Obispo de Girona y al Capitán General de Cataluña en su visita en 1944. Fuente: Ayuntamiento de Caldes de Malavella.

La leyenda tras la verdad

Hay otra anécdota de la que se carece fuentes fiables para poder darla por verídica, como otras tantas de la guerra. Tras hundir sus naves, muchos italianos se escondieron en la costa mallorquina. La población no estaba dispuesta a esconder a esa gente por una simple razón: los falangistas consideraban a esos italianos como traidores por cambiarse de bando, entendían que esconder a traidores en su casa les podría dar muchos problemas. Por lo que, cuando encontraban a uno escondido, lo entregaban de inmediato a las autoridades.

italia alemania españa estados unidos gran bretaña acorazado roma mallorca menorca cataluña
El destructor Caribinieri en Maó. Autor desconocido. Fuente: lasegundaguerra.com

Dicen, que entre las tripulaciones de los barcos hundidos, había muchos habitantes de la ciudad de Alguer, en Córcega. En esa ciudad, en los ‘30 y ‘40 se seguía y se sigue hablando una variante del catalán fruto de la conquista de la corona de Aragón del Mediterráneo en la Edad Media. Se dice que, muchos italianos de esa ciudad, al ser capturados por los isleños les hablaron en catalán, logrando caerles en gracia y que accediesen a esconderlos en sus casas. Repito, no hay fuentes fiables para contrastar esta información. Pero nunca está de más conocer estas pequeñas historias que todavía se cuentan por aquellas latitudes.

Fuentes:

Bevoor, Anthony. La segunda Guerra Mundial. 2014.

Etiquetas

Ignasi Vidal

Historiador contemporáneo. Especializándome en liberalismo y nacionalismo del siglo XIX. Siempre dispuesto a ser crítico y criticado para mejorar.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar