#NoticiasEscultura

La Venus de Willendorf se habría fabricado en Italia

El materia de la Venus procedería de algún lugar en el norte de Italia, cerca del lago Garda.

Un nuevo estudio de la famosa figura de la Venus de Willendorf ha determinado que la piedra caliza de la que estaba hecha se originó cerca del lago de Garda, bastante lejos del lugar en donde se encontró en Austria.

venus de willendorf
Otras Venus prehistóricas

La estatuilla fue tallada en una sola pieza de caliza oolítica y pintada con ocre rojo por alguien perteneciente a los pueblos cazadores-recolectores gravetienses que se extendieron por toda la Europa paleolítica. Es una figura femenina sin rostro con cierto volumen y cuya cabeza está envuelta en un elaborado peinado rizado o tocado.

Más de un centenar de estas figuras femeninas con características sexuales hipertróficas han sido descubiertas en campamentos de caza gravetienses desde Portugal hasta Siberia. Esta fue descubierta en la margen izquierda del Danubio cerca de la ciudad de Willendorf en la Baja Austria. Se encontró en una capa arqueológica asociada con la industria del Gravetiense del Paleolítico Superior.

No hay piedra caliza oolítica en el área de Willendorf, e incluso en 1908 los arqueólogos que lo excavaron plantearon la hipótesis de que la materia prima procedía de otro lugar. Pensaron que tal vez la cuenca de Viena, que está bastante cerca, era la fuente. Desde entonces, los investigadores han postulado otras posibles ubicaciones, pero hasta ahora no era posible analizar el interior de la piedra para una respuesta concluyente a la cuestión de sus orígenes.

Un equipo multidisciplinario de arqueólogos y geólogos de la Universidad de Viena y el Museo Nacional de Historia de Viena analizó el interior de la Venus mediante la nueva técnica de tomografía microcomputerizada de alta resolución, pudiendo escanearla a nivel microscópico. Luego, el equipo, adquirió varias muestras de oolita de oeste a este desde Francia hasta Ucrania y de norte a sur desde Alemania hasta Sicilia; dichas muestras se cortaron en rodajas y se examinaron al microscopio.

venus de willendorf

Los datos tomográficos de la Venus, mostraron que los sedimentos se depositaron en las rocas en diferentes densidades y tamaños.

En el medio también había pequeños restos de conchas y seis granos más grandes y densos llamados limonitas. Este último explica las cavidades hemisféricas previamente misteriosas en la superficie de Venus con el mismo diámetro.

La oolita de Venus es porosa porque los núcleos de los millones de glóbulos (ooides) que lo componen se habían disuelto. Esta es una de las explicaciones de por qué el ingenioso escultor eligió este material hace miles de años: es mucho más fácil trabajar. Los científicos también identificaron un pequeño remanente de caparazón, de solo 2,5 milímetros de largo, y lo fecharon en el período Jurásico. Esto descartó que perteneciese a una era geológica más tardía del Mioceno, como los de la cercana cuenca de Viena.

El equipo de investigación también analizó los tamaños de grano de las otras muestras. Cientos, a veces incluso miles, de granos fueron marcados y medidos con programas de procesamiento de imágenes o incluso manualmente. Ninguna de las muestras, dentro de un radio de 200 kilómetros alrededor de Willendorf, se acercaba remotamente.

venus de willendorf

El análisis finalmente mostró que las muestras de la Venus eran estadísticamente indistinguibles de las muestras de un lugar en el norte de Italia, cerca del lago Garda. Esto es notable porque significa que la Venus (o al menos su material) comenzó un viaje desde el sur de los Alpes hasta el Danubio al norte de los Alpes.

Los gravetienses fueron nómadas, buscaban buena caza y buen tiempo. Se movían a largas distancias, probablemente siguiendo ríos. No hay una ruta fluvial sencilla desde el lago de Garda hasta Willendorf. Habrían tenido que dar la vuelta a los Alpes o atravesarlos. No sabemos si tal travesía alpina, ardua incluso en las mejores condiciones, fue posible hace tantos años cuando se avecinaba una de las eras glaciales.

Las estadísticas apuntan claramente al norte de Italia como el origen de la oolita de Venus. Sin embargo, hay otro lugar interesante para el origen de la roca. Está en el este de Ucrania, más de 1600 kilómetros de distancia lineal desde Willendorf. Las muestras recogidas allí no encajan tan claramente como las de Italia, pero sí tienen mucha más concordancia que el resto. Una conexión interesante aquí: se encontraron figuras tipo «Venus» en las cercanías del sur de Rusia, algo más recientes, pero muy similares a las Venus encontradas en Austria. Los resultados genéticos también muestran que las personas de Europa Central y del Este estaban conectadas entre sí en ese momento.

El estudio ha sido publicado en la revista Scientific Reports y se puede leer en su totalidad aquí.

Fuente
phys.org

Redacción

Equipo de Redacción / Notas de Prensa / Agencias

Artículos Relacionados

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba