Un disparo de una flecha en la Edad Media causaba heridas similares a un disparo

Un equipo de arqueólogos ha llegado a esta conclusión tras el análisis de unos restos en Exeter

Varios huesos encontrados entre un antiguo cementerio de un convento dominico en Exeter demuestran que una herida de flecha en la Edad Media podía atravesar un cráneo con herida de entrada y salida, como si de una bala se tratase.

Los restos humanos examinados como parte del estudio, posiblemente de caídos en combate, habían sido trasladados del lugar de entierro original, una fosa cerca del campo de batalla, a esta tierra sagrada más tarde.

Un equipo de arqueólogos ha llegado a esta conclusión tras el análisis de unos restos en Exeter (Inglaterra).
Batalla de Agincourt (1415)

El arco largo inglés (longbow) era conocido por su potencia y los arqueros fueron durante mucho tiempo las figuras fundamentales en las victorias militares inglesas, incluidas las batallas de Agincourt o Crecy.

La representación del rey Harold con una flecha impactando en su ojo en el Tapiz de Bayeux es una de las imágenes más icónicas de la historia de Inglaterra, pero los resquicios de los efectos físicos de las flechas sobre los humanos son excepcionalmente raros. La investigación, realizada por un equipo de la Universidad de Exeter, muestra que las flechas medievales podrían haber sido diseñadas para girar en el sentido de las agujas del reloj.

flecha medieval
Tapisserie de Bayeux – Scène 57 : La mort d’Harold

El profesor Oliver Creighton, arqueólogo encargado de la investigación, dijo:

Los resultados nos dan mucha información acerca del poder del arco largo medieval; por cómo reconocemos el trauma de la flecha en el registro arqueológico; y donde eran enterradas las bajas de una batalla.

En el mundo medieval, la muerte causada por una flecha que te atravesaba un ojo o el cráneo podría tener incluso un significado especial.

Los cronistas de la época a veces veían en ese tipo de herida una especie de castigo divino; como la ‘flecha en el ojo’ que pudo haber impactado —o no— en el rey Harold II durante la batalla de Hastings en 1066.

Del antiguo cementerio dominico (donde ahora se alza un centro comercial) se pudieron extraer una serie de restos que aparecieron desperdigados. Entre ellos 22 huesos que mostraban evidencias de lesiones causadas por un traumatismo por flecha que causaron la muerte de los sujetos, en el momento o poco tiempo después.

Entre las lesiones analizadas, se incluye la de una herida punzante en el cráneo en la parte superior del ojo derecho con orificio de salida por la parte posterior de la cabeza.

flecha medieval long bow
impacto en el cráneo a la altura del ojo (Oliver Creighton / University of Exeter / PA)

En este caso, la flecha probablemente giraba en el aire antes de atravesar la cabeza de este hombre.

noticia flecha
Cráneo con la herida de entrada y salida representada (Oliver Creighton / University of Exeter / PA)

Se encontró otra herida punzante en una tibia derecha, cerca de donde habría estado la parte superior de la pantorrilla. La flecha había atravesado la carne de la parte inferior de la pierna desde atrás antes de alojarse en el hueso. Se cree que la punta de estas flechas eran de un tipo perforador de armadura con forma de diamante.

tibia flecha
tibia analizada (Oliver Creighton / University of Exeter / PA)

La datación por radiocarbono de los restos muestra que datan de 1482 a 1645 d.C. La tibia con la herida punzante data de 1284 a 1395 dC. y el cráneo de 1405 a 1447 dC. Esto sugiere que las lesiones en el cráneo y la pierna fueron sufridas por diferentes personas.

Es probable que mientras la punta de flecha atravesó el cráneo, el eje de la flecha permaneció alojado y luego se extrajo hacia atrás a través de la parte frontal de la cabeza, creando más fracturas.

Es bien sabido que las flechas durante la Edad Media se disparaban buscando ese giro que maximizaba su estabilidad en vuelo y precisión. Las heridas analizadas proporcionan evidencia de que esta flecha —al menos— se disparó haciéndola girar en el sentido de las agujas del reloj cuando impactó sobre la víctima, algo así como una bala saliendo de un cañón de un arma rayada.

flecha inglesa medieval

Fuente
University of ExeterNoticias de investigación University of Exeter
Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar