#NoticiasEdad AntiguaEscultura

Palmira, pérdida y recuerdo

El Museo Paul Getty reune la historia de los habitantes de la antigua ciudad siria

La antigua ciudad de Palmira, en arameo “ciudad de la palma (datilera)”, estaba muy bien situada en la cercanía del oasis de Afqa, en el desierto sirio. Una próspera ciudad que había florecido en los primeros siglos de nuestra Era.

palmira expoisicion
Palmira, vista por Robert Wood a mediados del siglo XVIII

Historia de Palmira

Un asentamiento preclásico anterior, según se cree ubicado en el mismo lugar, se mencionaba en la Biblia como una fundación del Rey Salomón. Palmira prosperó a través del comercio de caravanas que transportaban seda, especias, gemas, esclavos y otras mercancías entre el Mediterráneo, Persia, India, y los lugares más recónditos de China.

En el siglo I a.c. Siria era una provincia romana y la ciudad se convirtió en el eje comercial del comercio de caravanas de la famosa “ruta de la seda”, era el nexo «Independiente entre dos Imperios», como la definiría Plinio el Viejo. El emperador Adriano será el que añada al nombre Palmira el “adjetivo” de Hadriana. Entonces era ya una ciudad de aspecto claramente greco-romano: se inicia la gran columnata, se restaura el ágora y las termas, y se reconstruyen sus santuarios más antiguos aunque el pequeño teatro todavía queda inconcluso.

Tras la captura en el año 260 de la ciudad por el emperador romano Valeriano, en la guerra contra los sasánidas, los ciudadanos de Palmira defendieron las fronteras orientales bajo el mando del gobernador Septimio Odenato.

palmira exposicion
La reina Zenobia dirigiendo a sus soldados. Su hijo Vabalato aparece a sus pies (G. B. Tiepolo, 1730)

Tras el asesinato de Septimio Odenato en el 267, su viuda Zenobia —en nombre de su hijo Vabalato—, levantó a la ciudad en una revuelta contra los romanos y estableció en Palmira la capital de un breve reino independiente que extendió por Siria y el Líbano. En el año 272, la reina, fue capturada por Aureliano y exiliada a una pequeña villa italiana, lejos de Siria.

Se produjeron una serie de revueltas en contra de Roma que resultaron infructuosas en el 273. Posteriormente, Diocleciano, amplía y reconstruye la ciudad estableciendo un campamento militar en sus cercanías para defenderse de los ataques sasánidas. En el año 13 de la Hégira (año 634), Palmira, bajo amenaza, abrió sus puertas a las tropas árabes dirigidas por un lugarteniente del califa Abu Bakr, los musulmanes se hacen con el control de la ciudad. Nunca más volverá Palmira a ser la próspera ciudad que fue. En 1089 un terremoto resquebrajó sus cimientos y destruyó la ciudad.

Tras el dominio turco, pasó junto el resto de Siria bajo control francés como parte del Mandato impuesto por la Sociedad de Naciones. El 2 de julio de 1941 las tropas francesas, fieles a Vichy capitularon ante las tropas británicas que habían invadido Irak, tras lo cual alcanzó con el resto de territorio la independencia.

Grandes templos, calles con columnatas y tumbas comunales ricamente decoradas, son testigos de aquel periodo de prosperidad de Palmira bajo el dominio romano.

La exposición “Palmira, pérdida y recuerdo” del Museo Getty

Esta exposición, preparada por el Museo Getty, está formada casi en su totalidad por las esculturas de la colección del Ny Carlsberg Glyptotek de Copenhague. La mayoría fueron adquiridas por su fundador, el cervecero danés Carl Jacobsen (1842-1914). La piezas procedentes de Copenhague forman la colección de esta tipología más grande fuera de Siria.

Son retratos funerarios que nos dan información sobre vestuario, joyas y otros atributos que dan fe de la multiculturalidad de los habitantes griegos, romanos y partos (antiguos iraníes) de la ciudad. Las obras presentadas en el Getty datan de la época de mayor cosmopolitismo y tolerancia de la antigua ciudad.

palmira exposicion
Hombre y Sus Hijos (?) , AD 190-210, piedra caliza. Cantor Arts Center en la Universidad de Stanford, Stanford Family Collection, Palo Alto JLS.17200 (izquierda) y Ny Carlsberg Glyptotek, Copenhague IN 2775

Inspirados por las costumbres griegas y romanas, los habitantes de Palmira erigieron estatuas en honor a importantes ciudadanos. También tallaban imágenes en piedra caliza que luego eran pintadas con vivos colores, que se disponían en hileras dentro de tumbas monumentales.

Los retratos funerarios de Palmira representan al difunto mirando hacia adelante, vestido con ropa elegante. Los hombres generalmente aparecen con túnicas y capas al estilo griego; sus profesiones raramente están indicadas, aunque a veces se menciona a los que ejercían como sacerdotes.

palmira exposicion
Corte transversal de la Torre Tumba de Elahbel (detalle), de Louis-François Cassas

En las tumbas monumentales construían varios loculi (nichos de enterramiento individuales) dentro de una especie de torres; también hipogeos (cámaras subterráneas); y mausoleos (estructuras parecidas a templos), que contienen cientos de tumbas con vastas galerías de retratos familiares multigeneracionales.

exposicion palmira
Nurbel y sus hijos , AD 230-250, piedra caliza y pigmento. Ny Carlsberg Glyptotek, Copenhague

La mayoría de los relieves llevan inscripciones en arameo que expresan dolor por la pérdida del difunto, nombran a los miembros de la familia y, a menudo, relataban largas listas genealógicas.

palmira exposicion

Algunas esculturas incluyen la fecha precisa de la muerte. Estas fechas, calculadas de acuerdo con el antiguo calendario seléucida —que comenzaba el 1 de octubre de 312 a.C.—, ayudan a establecer la cronología de los más de tres mil retratos que se encuentran actualmente en diversas colecciones de todo el mundo.

palmira exposicion
Marion , AD 230-250, piedra caliza y pigmento.

En los relieves más antiguos, las mujeres sostienen una rueca y un eje para trabajar la lana, símbolos tradicionales de la virtud femenina. Con el tiempo, los retratos femeninos muestran joyas más ricas y peinados más elaborados, lo que probablemente refleja la creciente riqueza ligada a las conexiones comerciales, así como la evolución de las modas.

palmira exposicion
“La belleza de Palmyra”, AD 190-210, piedra caliza, pigmento y oro.

Aunque los relieves palmiranos presentan a sus sujetos rasgos idealizados, genéricos y expresiones hieráticas, revelan elecciones deliberadas e individualizadas. Aquellos que los encargaron y esculpieron los dotaron de un repertorio de gestos, peinados, ropa, joyas y otros atributos únicos.

Al conmemorar a los muertos, a veces también incluían representaciones de otros miembros de la familia. Los “retratos” de Palmira, aunque menos naturalistas que las esculturas romanas de su tiempo, honran a los difuntos y encarnan aspiraciones familiares así como valores comunitarios.

Palmira hoy

Aunque los monumentos de Palmira sobrevivieron durante milenios, el sitio ha sufrido mucho en la actual guerra civil siria, que ha provocado también miles de muertos y la destrucción deliberada de obras de arte y lugares históricos de valor incalculable.

Los edificios de Palmyra han inspirado a artistas y arquitectos occidentales desde finales del 1600, cuando los comerciantes británicos “redescubrieron” la ciudad. Designado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1980, Palmira fue atacada en 2015 y 2017 por el llamado DAESH, que destruyó deliberadamente la mayoría de los monumentos mejor conservados.

Esta iconoclasia se vio agravada por los asesinatos y brutales ejecuciones de de muchos habitantes de la zona, incluido Khaled al-Assad, director de antigüedades retirado y guardián del sitio durante más de cuarenta años.

El grupo terrorista también difundió videos destrozando estatuas en museos y saqueando piezas artísticas que vendían en el mercado negro para financiar sus actividades.

Aunque Palmira fue recuperada por el gobierno sirio junto a las fuerzas rusas en 2016, y nuevamente en 2017, muchos de los templos, tumbas y otros magníficos monumentos que se mantuvieron en pie durante siglos son hoy escombros.

Fuentes:

getty.edu

Hidalgo de la Vega, María José. Zenobia, reina de Palmira

Schreiber, Hermann. Ciudades malditas de la antigüedad: un misterio sepultado por la historia

Redacción

Equipo de Redacción / Notas de Prensa / Agencias

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Close
Close