#NoticiasEn PortadaHistoria MilitarMinisterio de DefensaUniversidad de Valencia

La espada de Aliatar, el “señor de la guerra” del Reino de Granada

Se conserva en el Museo del Ejército de Toledo

Te interesa saber que...
  • La espada le fue arrebatada, una vez muerto entre unas rocas del río Genil, por Lucas Hurtado, quien se la regaló al señor de Palma.

La espada jineta de Aliatar, uno de los últimos grandes líderes militares del Reino nazarí de Granada, es una pieza exquisita diseñada por los mejores orfebres de su tiempo.

¿Quién era Aliatar?

Según las crónicas, entremezcladas ya con la leyenda, Aliatar (Ibrahim Alí-Atar), que provenía de una familia de comerciantes, ascendió en las filas del ejército de Boabdil, gracias a su habilidad en el combate. Además, su hija era la famosa Morayma, la esposa del sultán, era pues el suegro de Boabdil.

Su verdadero nombre se desconocem, algunos aseguran que era de Ibrahim y que su nombre Ali Atar viene de una degeneración del apodo que le dieron de Alhatar o Alatar que en árabe significa “el vendedor de perfumes”, apodo que le dieron en su juventud debido al negocio familiar.

Aliatar fue señor de Xagra, alcaide de Loja, primer mayordomo de la Alhambra y alguacil mayor del Reino de Granada.

aliatar espada jineta
Estatua en Loja ( provincia de Granada ) de Aliatar, alcaide durante la etapa nazarí (s. XV) y suegro de Boabdil. [wikimedia]

El fin de Aliatar, símil del final nazarí

El reinado de Boabdil fue tumultuoso, dividido por guerras internas y aplastantes derrotas de los ejércitos en que se habían dividido los nazaríes. Los nobles cristianos, liderados por los Reyes Católicos, avanzaban poco a poco, tomando ciudades andalusíes, en lo que se llamó la Guerra de Granada. Pronto llegarían a la capital de su reino.

Boabdil trató de “dar la vuelta a la tortilla” el 21 de abril de 1483, él y Ali Atar intentaron tomar la ciudad de Lucena (Córdoba). Perdieron aquella batalla, Boabdil fue capturado y Ali Atar, que entonces tenía 90 años, murió en combate a orillas del río Genil, con su fiel espada jineta en mano; eso dicen.

aliatar espada jineta
En los talleres del Museo del Ejército de Toledo se ha digitalizado la espada y se ha generado su imagen fotogramétrica. / IngHeritag3D

Su larga vida y posterior muerte en el campo de batalla de Aliatar fueron símil del final del dominio islámico en España. La dinastía nazarí, sultanes del Emirato de Granada, fue la última dinastía musulmana en la Península Ibérica. Además, Boabdil fue liberado tras jurar lealtad a Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla, cosa que no se mantuvo, por ambas partes, y derivó en el final del sultanato.

Nueve años después de la muerte de Aliatar, Boabdil entregaba Granada y la Alhambra a los Reyes Católicos y se exilió en el reino de Fez donde murió.

La espada de Aliatar

Este arma pertenece al escaso conjunto de espadas jinetas conservadas en el mundo. Tradicionalmente se le viene considerando como perteneciente a este guerrero nazarí. Está cubierta de oro y marfil, la jineta fue tomada, una vez muerto entre unas rocas del río Genil, por Lucas Hurtado, quien se la regaló al señor de Palma.

espada ali atar jineta
Modelo de espada de Aliatar con textura 3D. / IngHeritag3D

La espada de Ali Atar tiene un pomo en forma de cúpula bulbosa, un puño de marfil tallado con dibujos y epigrafía en árabe, y un arriaz dorado curvo, propio de este tipo de espadas, rematado en cabezas de elefantes adornadas en la parte exterior de las trompas con veintidós placas caladas. El uso de cabezas zoomorfas rematando los arriaces es un elemento presente en empuñaduras orientales ya desde el siglo XIII. Las inscripciones que aparecen en el puño de la espada de Aliatar fueron traducidas por F. Fernández y González como:

El imperio perpetuo / La gloria permanente

Despues de algunas peripecias esta espada pasaría a ser custodiada en el Monasterio de San Jerónimo de Valparaiso de Córdoba, y de allí a mediados del siglo XIX al Museo de Artillería, cuyos fondos forman hoy el Museo del Ejército.

La espada inmortalizada en 3D

Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia y la compañía de Toledo IngHeritag3D trabajaron juntos para crear un modelo 3D de esta arma histórica:

Su diseño y materiales plantearon desafíos para el equipo de digitalización. Primero la fotografiaron desde diversos ángulos usando la fotogrametría. Luego superpusieron todas las imágenes, dibujaron planimetrías (dibujos de la meticulosa filigrana de la empuñadura) y generaron su modelo 3D. Según la ingeniera Margot Gil -Melitón, coautor de la obra:

Estas técnicas ofrecen la posibilidad de valorar piezas relevantes dentro y fuera de los museos, ya que el modelado tridimensional está preparado tanto para especialistas —que pueden manipular la pieza virtualmente— como para ser compartidos de forma pública a través de Internet

Fuente
Universidad Politécnica de ValenciaGIL-MELITÓN, Margot; LERMA, José Luis. Patrimonio militar histórico: digitalización en 3D de la espada Nasri atribuida a Ali Atar. Revisión de Arqueología Virtual , [Sl], v. 10, n. 20, p. 52-69, ene. 2019. ISSN 1989-9947.Museo del Ejército

Artículos Relacionados

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!