El secuestro de Juan Manuel Fangio por los revolucionarios de Fidel Castro

El infame II Gran Premio de Cuba y la Operación Fangio

A fines de los años 50, mientras el autodenominado “Ejército Rebelde” luchaba contra el régimen en las montañas de Cuba, el dictador Fulgencio Batista tuvo la idea de organizar una carrera de automovilismo por las calles de La Habana.

Se llamó “primer Gran Premio de Cuba“, celebrándose en 1957 y fue un éxito. La carrera la ganó con su Maserati el argentino Juan Manuel Fangio, uno de los más destacados pilotos del automovilismo mundial de todos los tiempos. Sin embargo, a la siguiente edición, las cosas dieron un giro inesperado. Fangio fue secuestrado en el hotel donde se hospedaba, la noche antes de la carrera, por un miembro del “Movimiento 26 de Julio”, la organización revolucionaria dirigida por Fidel Castro.

El Gran Premio de Cuba

fangio cuba
Casa de Beneficencia y Maternidad de La Habana durante el Grand Prix de 1957

El Gran Premio de Cuba no formaba parte del calendario oficial de la Fórmula 1, sin embargo, recibió una gran publicidad gracias a la victoria de Juan Manuel Fangio en su primera edición.

El motivo de crear este Gran Premio no fue otro que el de captar la atención de turistas adinerados de los vecinos Estados Unidos. La idea era la de convertir El Malecón de la Habana, una hermosa explanada que se extiende a lo largo de 8 kilómetros a lo largo de la costa en un circuito urbano.

Aquella primera edición fue un gran éxito y aseguró la participación de las mejores escuderías en su siguiente edición.

gran premio de cuba

Juan Manuel Fangio

Nacido en Buenos Aires, el piloto argentino Juan Manuel Fangio (1911-1995) había ganado el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en cinco ocasiones (en 1951, 1954, 1955, 1956 y 1957), formando parte de cuatro equipos diferentes (Alfa Romeo, Ferrari , Mercedes-Benz y Maserati).

fangio cuba secuestro
Juan Manuel Fangio junto a su Maserati 300S en Cuba

Su récord se mantuvo durante 46 años, hasta las victorias de Michael Schumacher en 2003. Otro récord establecido por Fangio sigue vigente hoy en día, a saber, el porcentaje de carreras ganadas en Fórmula 1: 46,15%. El piloto argentino ganó 24 carreras, de las 52 en las que compitió. En el año en que ganó su último título de Fórmula 1, Fangio también ganó el primer Gran Premio de Cuba.

El Segundo Gran Premio de Cuba

La edición siguiente del Gran Premio, no fue tan buena como la anterior. Fangio defendía su título contra algunos grandes nombres de la época, entre ellos el británico Stirling Moss. Los pilotos fueron alojados en el lujoso Hotel Lincoln en el centro de La Habana.

fangio cuba
Fangio con Stirling Moss

El secuestro de Fangio

La noche antes de la carrera, a Fangio le estaba esperando en la entrada del hotel por un joven armado, quien se presentó como miembro del “Movimiento Revolucionario 26 de Julio” y le pidió que lo acompañara. El piloto argentino acompañó al joven hasta un coche que lo esperaba cerca del hotel y fue trasladado, cambiando incluso de vehículo, al un piso en La Habana.

Fangio recordó más tarde que los que lo secuestraron lo trataron bien. Se comió un filete con patatas y durmió bien. Al día siguiente, el comandante de los revolucionarios castristas en La Habana, Faustino Pérez, acudió personalmente a disculparse por su secuestro. Los revolucionarios le ofrecieron a Fangio una radio para escuchar la carrera que se iba a celebrar el día siguiente, pero el piloto se negó.

fangio
Juan Manuel Fangio

La razón del secuestro era simple, los revolucionarios estaban tratando de socavar la autoridad del gobierno de Batista y llamar la atención del mundo hacia su causa. Y lo consiguieron. La noticia del secuestro de Fangio se extendió como la pólvora por todo el mundo, pero a pesar de esto Batista no suspendió la competición.

Se envió a la policía a buscar a los secuestradores por toda La Habana, casa por casa, mientras que el resto de los pilotos se mantuvo bajo vigilancia. Stirling Moss recordó más tarde que la policía llamaba a su puerta cada tres horas durante toda la noche para asegurarse de que no lo secuestraran en su habitación de hotel.

El segundo Gran Premio de Cuba terminó en tragedia

En la mañana de la carrera, los coches se alinearon frente a una multitud de unas 150,000 personas, y el piloto francés Maurice Trintignant ocupó el lugar de Fangio a bordo del coche del equipo Maserati. La carrera comenzó con una hora y media de retraso, Moss y su colega de Ferrari, Masten Gregory, tomaron la delantera inmediatamente después de la salida.

Se observaron manchas de aceite en el asfalto durante la quinta vuelta del circuito. Inicialmente, los organizadores sospecharon otro sabotaje de los rebeldes, pero luego resultó que uno de los coches tenía una avería y estaba perdiendo aceite.

La tragedia ocurrió en la siguiente vuelta. El piloto cubano Armando García Cifuentes perdió el control de su Ferrari y se estrelló contra un centenar de espectadores que estaban al borde del circuito. Más de 30 personas resultaron heridas y 7 murieron en el incidente.

Mientras algunos conductores se detenían tratando de ayudar, los encargados de la carrear no sacaron la bandera roja y querían continuar la carrera, seguramente sin saber que había ocurrido un accidente tan grave. Finalmente, la carrera se detuvo tras este caos y Stirling Moss fue declarado ganador.

La entrega de Fangio

Fangio fue liberado inmediatamente tras la carrera, siendo entregado a la Embajada de Argentina. Convencido de que no estuvo en peligro durante todo el incidente, el piloto argentino admitió más tarde que simpatizaba con sus captores:

Vi esto como otra aventura. Si lo que hicieron los rebeldes fue por una buena causa, entonces yo, como argentino, lo acepté…

Fangio Cuba
Portada del Clarín cuando terminó el secuestro de Fangio, en 1958.

La historia del secuestro de Juan Manuel Fangio fue proyectada por el cineasta argentino Alberto Lecchi en la película Operación Fangio de 1999. Además, hace muy poco se ha estrenado un documental en NETFLIX sobre su vida: A Life of Speed: The Juan Manuel Fangio Story.

¿Qué trascendencia tuvo todo esto?

El Gran Premio de Cuba de 1958 fue un verdadero desastre para Batista. La revolución de Fidel Castro llegó a las portadas de los periódicos de todo el mundo, y los cubanos llegaron a creer que Batista estaba perdiendo el control porque su régimen no pudo atrapar a los que habían secuestrado a Juan Manuel Fangio del hotel más lujoso del centro de La Habana. Además, el fatal accidente no ayudó mucho.

secuestro fangio cuba habana fidel

En enero de 1959, Fulgencio Batista fue derrocado del poder por la revolución de Fidel Castro, y el Gran Premio de Cuba de ese año fue cancelado. Sin embargo, al año siguiente se celebró una última carrera en un circuito instalado en el aeródromo militar de Camp Columbia, ganado por el mismo Stirling Moss.

Este último Gran Premio de Cuba también estuvo marcado por una tragedia. El piloto italo-venezolano Ettore Chimeri perdió el control del Ferrari que conducía, se salió del circuito y cayó por un barranco. Más tarde murió en el hospital.

Fuente
Biografia de Juan Manuel FangioMuseo Fangio

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, ¿las aceptas?    Más información
Privacidad