Carlomagno según Eginardo: Vita Karoli Magni

Vita Karoli Magni (Vida de Carlomagno) es una biografía de Carlomagno escrita por Eginardo

La principal fuente de la vida de Carlomagno es la Vita Karoli (o Vita Caroli), escrita por Eginardo entre el 828 y 830, en un período de retiro monástico tras su salida de la corte de Luis el Piadoso (Ludovico Pío).

Eginardo vivió en estrecho contacto con Carlomagno, pero comenzó esta obra unos 15 años después de la muerte del rey franco. Entre sus fuentes, además de sus propias observaciones, utilizó los Annales regni Francorum, la Historia episcoporum Mettensium de Pablo el Diacono, la correspondencia diplomática y el propio testamento de Carolus.

Vita Caroli Magni

El análisis del Vita Karoli merece una especial atención, ya que es la base de cualquier biografía posterior de Carlomagno. El principal inspirador del texto es Suetonio, tanto en la estructura como en el espíritu de la obra. La narración no sigue un orden cronológico sino una división en rúbricas, como en Vidas de los Césares. La aplicación del modelo de Suetonio hace que esta biografía tenga un filtro que la hace, quizás, menos genuina, haciendo que la mitificación de su figura comience, aunque de forma muy difusa, desde el principio.

carlomagno biografia
ginhard (ca. 770-840)Vita & Gesta Karoli MagniImperatoris invictissimi /per Eginhartum … descrip-ta ; cum brevi narratione deorigine & sedibus ipsorumFrancorum &c. Et Annal-ibus Pipini, Karoli et Lu-dovici … ab anno 741 usq.ad 98 per quendam [sic]monachum benedictinae re-ligionis collectis. — Lipsiae :typis Grosianis, 1616 (typ-is & impensis HenningiGrosii sen., excudebat Jus-tus Jansonius Danus)

El retrato moral de Carlomagno en Vita Karoli

Carlomagno se describe en la Vita Karoli como un hombre muy generoso, que se preocupaba por ayudar a los pobres, incluso a los de otras naciones. Eginardo explica, con su deseo de ayudar a los pobres de Oriente, las relaciones internacionales tejidas por el rey franco:

Estaba tan preocupado por ayudar a los pobres, en esa generosidad gratuita que los griegos llaman limosna, que no solo se preocupaba por los pobres de su tierra y reino,

sino que, cuando descubrió que había cristianos viviendo en la pobreza en Siria, Egipto , África, Jerusalén, Alejandría y Cartago, se apiadó de ellos y les envió dinero a través de los mares.

La razón que lo empujó a entablar amistad con los soberanos de ultramar fue la posibilidad de ayudar a los cristianos que vivían bajo ellos.

carlomagno eginardo
Vita Karoli Magni, manuscrito (hacia 1050) de la abadía de Saint-Martial en Limoges

Aunque, lo que más exalta Eginardo es la grandeza moral de su rey:

El rey, que superó todos los principios de su tiempo en sabiduría y grandeza de mente, no renunció a nada de todo lo que había que tomar o cumplir por posibles dificultades y peligros,

habiendo estado acostumbrado a soportar cualquier dificultad sin nunca ceder ante la adversidad. o confiar en los engañosos favores de la suerte en la prosperidad

carlomagno eginardo vida
Edición de la época de Carlos I de España como emperador

Carolus, según Eginardo, superó a los reyes contemporáneos en sabiduría (muestra es el llamado Renacimiento Carolingio) y piedad, más que en espíritu bélico. Los valores morales lo elevaron y le permitieron adaptarse a las situaciones más dispares, eligiendo la mejor solución para enfrentar las adversidades que se le presentaban.

Cuando Eginardo pasa de la descripción de la vida pública a la de la vida privada, inmediatamente destaca de nuevo entre sus cualidades: su valor moral.

Es bien conocido todo lo que hizo Carolus para defender y aumentar la extensión de su reinado; y aquí permítanme expresar mi admiración por sus grandes cualidades y su extraordinaria constancia en las buenas y en las malas.

Ahora procederé, sin demora, a brindar los detalles de su vida privada y familiar

Alcuino y otros clérigos presentan manuscritos a Carlomagno en el Palacio de Aquisgrán, ante su corte. Pintura de historia de Jean-Victor Schnetz, 1830.

Incluso la descripción de sus hábitos alimenticios se convierte en una forma de exaltar a Carlomagno:

Modesto en comer y beber, y especialmente en beber, porque aborrecía la intoxicación en cualquier hombre, mucho más en sí mismo y en los de su familia.

Rara vez organizaba fiestas, solo en las grandes vacaciones y para un gran número de personas.

Mientras cenaba escuchaba conferencias o música. Se leyeron las historias y hechos de la antigüedad.

También le encantaron los libros de San Agustín, en particular los titulados de Civitate dei. También era moderado al beber vino y todas las bebidas en general, tanto que rara vez bebía más de tres tazas durante una comida.

En este texto se puede reconocer que Eginardo intenta contrastar a su monarca con lo que Tácito decía sobre los líderes de los pueblos germánicos, a los que calificaba de débiles sin solución por su tendencia a las fiestas y a emborracharse.

La coronación de Carlomagno

La narración de la coronación de Carlos, es quizás el pasaje más conocido de toda la Vita Karoli de Eginardo, se ajusta perfectamente a las pretensiones del libro: todo está organizado para exaltar la modestia del rey.

Las causas de su última venida [a Roma] no fueron solo estas, sino que también estaba la razón por la que los romanos habían obligado al Papa León a invocar la protección del rey, habiéndolo hecho sufrir mucha violencia, es decir le habían arrancado los ojos y le habían cortado la lengua.

carlomagno rey de los francos
Coronación de Carlomagno

Por eso vino a Roma para arreglar la situación de la Iglesia, que se había vuelto excesivamente confusa, y permaneció allí durante todo el invierno. En este período tomó el título de emperador y de Augusto.

Esto al principio se le opuso a tal punto que llegó a declarar que ese día, aunque era una de las mejores fiestas, nunca habría entrado en la iglesia si hubiera adivinado cuál era el plan del pontífice.

Más tarde, sin embargo, soportó con gran tolerancia el odio suscitado por haber asumido ese título, despreciando sobre todo a los Emperadores Romanos por ello, pero se ganó su arrogante orgullo con su magnanimidad, en la que indudablemente los superó con creces, y lo obtuvo enviando embajadas y llamándolos hermanos en sus cartas.

Según Eginardo, el rey de los francos ignora lo que sucederá en Nochebuena. La decisión es enteramente papal: aparentemente se podría decir que, con esto, que el autor otorga un poder considerable al Papa, de quien depende totalmente la coronación.

carlomgano

En realidad, como lo describe Eginardo, Carolus es humilde, modesto, un hombre que no se siente capaz de asumir esta tarea, que parece darle más cargas que honores. A pesar de todo, Carlomagno, con «mucha paciencia», arregló las relaciones con los emperadores bizantinos, que es a lo que se refiere cuando menciona a los Emperadores Romanos en el texto. Estos, estaban muy molestos por la coronación imperial, pero Carolus, muy sagaz en sus relaciones internacionales logró entablar cierta concordia.

Las relaciones internacionales de Carlomagno

Además de haber entablado amistad con el Imperio de Oriente, los aliados de Carlomagno crecían gracias a sus embajadas, regalos y relaciones internacionales:

La gloria de su reino aumentó gracias a la amistad que Carlos tenía con muchos reyes y pueblos

Eginardo enumera todos los soberanos con los que Carlos tuvo embajadas, estos son algunos:

  • Alfonso rey de Galicia y Asturias,
  • Harún rey de los persas,
  • Nicéforo, Miguel y León emperadores del Imperio de Oriente,
  • y un anónimo rey de los escoceses;

Eginardo también menciona los regalos intercambiados con Harun Al-Rashid, quinto y más famoso califa de la dinastía abasí de Bagdad.

carlomagno
Euorpa de Carlomagno (mapa UGR)

Por naturaleza estaba inclinado a hacer amistades, y no solo a hacer nuevas, sino también a mantenerlas vivas en el tiempo, y sentía mucho cariño por aquellos con quienes formaba estos fuertes lazos.

Carlomagno en guerra y muerte

Como ser humano que era, no era perfecto (a pesar de los esfuerzos de Eginardo). Se pueden entrever algunas sombras aquí y allá en la narración; Carolus tiene una actitud cruel en batalla, dice Eginardo que toda la población huna, es decir, los ávaros, es exterminada tras las sangrientas batallas libradas por los francos.

Aunque continuaron la guerra lo más vigorosamente posible, llegó a su fin después de una lucha de siete años.

La despoblación total de Panonia, y el sitio del palacio del Khan, ahora un desierto, donde no hay rastro de habitación humana es visible, dan testimonio de cuántas batallas se libraron en esos años y cuánta sangre se derramó.

Toda la población de los hunos murió en la ocasión, y con ella se desvaneció toda su gloria

A pesar de este pasaje, sin embargo, no se mencionan algunas de las acciones más viles de Carlomagno; no hay rastro, por ejemplo, de la masacre de Verden.

carlomagno batallas
El Sachsenhain, un monumento erigido durante la era nazi a la masacre de Verden an der Aller, Alemania

Incluso al narrar su inminente muerte , Eginardo exalta a Carlomagno. Su final está precedido por algunos presagios que mitifican el destino del rey de los francos, seguido de su testamento que, como era de esperar, enumera las donaciones a los pobres y las iglesias.

Conclusiones

El Carlomagno que nos ha dejado Eginardo en su Vita Karoli es, por tanto, una especie de retrato del rey ideal, pero con una sabiduría demostrada en todos los aspectos de su vida. Las características morales son las que mejor definen al rey, en esto Eginardo es perfectamente idéntico a Suetonio.

Será gracias a esta biografía que Carlous se convertirá en Carolus el Magno, el Grande o «Carlomagno«, debido al título que adquirirá la obra tras la introducción escrita por Gerward, intelectual de la corte de Ludovico Pio, que la denominó «Vita Karoli Magni».

muerte carlomagno
El «Sarcófago de Perséfone», donde descansan los restos de Carlomagno.

Fuente
Eginardo, Vita Karoli cit. en Monumenta Germaniae Historica, Scriptores rerum Germanicarum in usum scholarum separatim editi, Hannover 1911Musca, Giosuè. Carlo Magno e Hārūn al-Rashīd (1996)Einhard, Notker (Balbulus), David Ganz (2008). David Ganz, ed. Two lives of Charlemagne. (2018)ESPINAR MORENO, Manuel. EL IMPERIO CAROLINGIO. DESDE LOS ORIGENES A SU DESAPARICIÓNGabriele, M., Stuckey, J., La leyenda de Carlomagno en la Edad Media, Palgrave McMillan, Nueva York 2008La reconstrucción imperial de Occidente: Carlomagno. Exposición Virtual BNE. .Einhard: The Life of Charlemagne.

Artículos Relacionados

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, ¿las aceptas?    Más información
Privacidad