Edad ContemporáneaEn PortadaHistoriaHistoria Militar

Cuando España ocupó y pacificó Portugal en 1847

Una campaña calificada de "modélica" liderada por el General Martínez de la Concha

En la primavera de 1846 estalla en portugal una revuelta contra el gobierno presidido por António Bernardo da Costa Cabral, un masón conservador apoyado por la monarquía.

La revuelta de Maria da Fonte, en La ilustración , v. II, 1846, p. 71

Las causas más probables vendrían derivadas de la guerra civil que habían sufrido pocos años antes en la que el absolutismo (bajo la corona de Miguel I) había sido derrocado y los derechos al trono habían pasado a Pedro IV, que reinaría apenas unos meses, heredando su hija María II el trono portugués.

Una nueva Guerra Civil en Portugal

Las tensiones sociales heredadas de aquellas guerras, sumadas a nuevas leyes de reclutamiento militar, la prohibición de enterrar dentro de las iglesias, cargas fiscales y cambios bruscos en el gobierno cada vez más cercanos a la ideología de la monarca desencadenan una nueva revuelta civil, desde octubre de 1846 que se conocerá como “La Patuleia”.

patuleia
Un civil es azotado por soldados (grabado de la guerra de Patuleia).

Enseguida se forman dos bandos: Conservadores (“cartistas“), que fijan su gobierno en Lisboa y Progresistas (“setembristas“), que se hacen con el control de Oporto bajo una “Junta“. Las naciones firmantes de la Cuádruple Alianza de 1834, junto a Portugal, (Inglaterra, Francia y España) tratan de mediar entre ambas partes por la vía diplomática, no logrando su objetivo.

Se decide entonces en Londres una intervención militar conjunta, solicitada por los portugueses realistas para acabar con el conflicto.

maria de portugal
María II de Portugal (1819-1853). único daguerrotipo conocido

El gobierno español se reúne por su cuenta, el 31 de marzo, y —bajo sus condiciones— ratifica la decisión de intervenir en el país hermano, sin más pretensiones que acabar lo más rápido posible con el conflicto, sin posicionarse a favor de ninguno de los bandos. A diferencia de otras naciones (como Inglaterra con Gibraltar) la intervención española en un conflicto ajeno nunca, ni antes ni en este, ha servido a fines expansionistas.

El objetivo de España en el conflicto

Como decimos, el principal objetivo era simplemente imponer la paz en Portugal, junto a los aliados de la “Cuádruple de 1834” o en solitario si hiciera falta.

El gobierno español pretendía, además, que la intervención en Portugal de un cuerpo expedicionario bajo bandera española ayudaría a reducir el excesivo protectorado que los británicos ejercían desde hacía tiempo.

Intervención española en la Guerra de Portugal de 1847

Ayudas económicas

Se pusieron a disposición del embajador portugués en Madrid, fiel a María II, 60.000 pesos fuertes para los pagos que se debieran a su ejército, para la compra de suministros y adquirir logística de necesidad.

Intervenciones navales

Buques españoles, franceses e ingleses parten hacia aguas portuguesas. La marina de guerra lusa permanece (salvo pequeñas excepciones) leal al gobierno de María II, y colabora con las escuadras en maniobras conjuntas.

marruecos tetuán victorias español
Escuadra española en 1860

Al mando de la flota española se encuentra el brigadier José de la Cruz y participa con éxito en acciones en Oporto, Setúbal y la aseguración para María de Madeira y Azores.

Intervención terrestre

Inicialmente, según lo acordado en el consejo de ministros, no se puso a disposición portuguesa ningún cuerpo armado español, a pesar de que así lo habían solicitado, especialmente de caballería. La Armada estaba bajo mandato de los diplomáticos españoles presentes en los puertos portugueses y el ejército se dispuso en “la raya” para intervenir lo más rápidamente, de ser necesario.

marques del duero
Manuel Gutiérrez de la Concha, Marqués del Duero, por Andrés Aleu (1885) – Plaza Gregorio Marañon (Madrid). (wikimedia)

Por orden del Presidente del Consejo de Ministros de EspañaJoaquín F. Pachecoalrededor de 12500 hombres de diferentes armas (incluida la recientemente creada Guardia Civil, en lo que fue su primera operación “internacional”) fueron enviados a lo largo de la frontera (entre Alcántara y Zamora) bajo el mando del capitán general de Castilla la Vieja, el teniente general don Manuel Gutiérrez de la Concha, nombrado Jefe de las operaciones el 18 de abril de 1847.

marques del duero
Manuel Gutiérrez de la Concha, Marqués del Duero, por Andrés Aleu (1885) – Plaza Gregorio Marañon (Madrid). (wikimedia)

Tras los últimos intentos diplomáticos, el cónsul inglés y el español dejan Oporto y las tropas españolas cruzan la frontera internándose en Portugal el 9 de junio de 1847, entrando el día 16 en Braganza, sin oposición; en donde el General Concha se dirigió a los portugueses en un gran discurso en el que dijo que él no era ningún invasor, si no un tributario de una deuda de ayuda al pueblo portugués que acudió a combatir junto a sus hermanos españoles en otro tiempo contra Napoleón.

Y sin duda, Concha, se comportó como dijo. Tenía ganas de terminar la misión sin derramar sangre y volver a casa.  Pero para eso tendría que tomar la capital de la insurrección: Oporto.

Operaciones de Guerra en suelo portugués

portugal 1847
(mapa extraído de http://www.benemeritaaldia.org)

Las tropas mandadas por el General César de Vasconcelos, representante de la Junta de Oporto, fueron obligadas a replegarse por las tropas españolas que avanzaban hacía Oporto desde Valongo, tras un fracasado intento de detener el avance de los hombres de Gutiérrez de la Concha.

2000 hombres armados, al mando del Conde de Antás, trataron de salir a en buques de transporte de Oporto hacia Lisboa, pero fueron interceptados por la Armada española y los británicos, en la propia desembocadura del Duero. Posteriormente pusieron rumbo sur, la escuadra aliada, hacia Setúbal (muy cercano a Lisboa), foco insurreccional que lograron bloquear también en poco tiempo, aunque la guarnición no se rendiría hasta el 17 de junio.

Oporto españa
Desembocadura del Duero en Oporto (grabado del siglo XIX)

En la frontera con Galicia, también se realizaron acciones. El Capitán General de Galicia, Méndez Vigo, ocupó Valença do Minho durante la madrugada del 2 al 3 de junio, forzando más la situación para la Junta de Oporto y expulsando a los soldados de la Junta de las inmediaciones del Miño tras realizar batidas por los montes aledaños y respondiendo al fuego enemigo con contundencia, pero permitiendo su fuga; según el expediente de la intervención de la Capitanía General de Galicia:

(…) Mendez Bigo, consciente de su misión pacificadora, no los persiguió como pudo hacerlo.

La rendición de la Junta de Oporto

A la vista de la situación, el 1 de junio, la Junta emite un comunicado por el que declara que acepta el armisticio debido a la intervención extranjera, y solicita negociar únicamente con Gutiérrez de la Concha. Además de condicionar la rendición de Oporto únicamente ante los militares españoles, a los que calificó de “seguros garantes de una amnistía”.

Portugal Oporto 1847
Grabado de Oporto en 1847

Seguramente sospechaba que si bajaba su “pabellón” ante los ingleses no tardaría en ondear la Union Jack en la ciudad portuguesa. Y no les faltaba razón, puesto que se conserva un mensaje cifrado recibido por Concha en el que se afirmaba que los ingleses tenían órdenes de ocupar Oporto y ponerlo al mando del coronel Wylde.

El 3 de junio, la división española entró en Oporto, ocupando militarmente la ciudad, mientras que las fuerzas inglesas desembarcaron y ocuparon el Fuerte de São João da Foz.

El general español, que rechazaba cualquier protagonismo político, le instó a que debía tratar con las autoridades de su país, en particular con el Marqués de Saldanha.

portugal 1847
João Carlos de Saldanha Oliveira y Daun, presidente del Consejo de Ministros de Portugal (John Simpson, Museo Nacional Soares dos Reis)

Sin embargo, el desacuerdo entre los contendientes hizo que la reina portuguesa pidiera al general que hiciera de mediador, insistiendo en que los oficiales ingleses se abstuvieran de presentarse.

Un tratado de paz entre caballeros

Tras las operaciones y la llegada del Ejército Español a Oporto comenzaron las negociaciones que llevaron, el 27 de junio de 1847, al Tratado de Gramido. No sin antes recibir algún que otro ataque de disidentes en el que fallecieron algunos soldados españoles (el general rebelde se disculpó formalmente por lo sucedido a posteriori) y sin una nutrida y larga correspondencia entre Concha y Vasconcelos.

Se dice que la decisión de Concha de negociar con la Junta pudo suponer el fin de su carrera, pero afirmó él mismo que fue “por el honor del Ejército Español , de la nación hermana y de la milicia” por el que habló todo lo que pudo con la Junta, evitando un derramamiento de sangre al que los rebeldes estaban dispuestos. Y lo consiguió, a pesar de que el Embajador de España le había dado órdenes tales como “ni ahora ni nunca se debe negociar con la Junta” y de acometer un ataque junto a los ingleses antes de eso. Nuestro general desobedeció, pero se ganó el respeto de todo Portugal. 

marques del duero
Retrato de Manuel Gutiérrez de la Concha, marqués de Duero, en 1863 por Laurent. Museo de Historia de Madrid

El tratado fue rubricado y sellado por los representantes de la Cuádruple Alianza. Por supuesto acompañando el general Concha al rebelde en todo momento e insistiendo el sentarse a negociar con ingleses y franceses.

La intervención fue un éxito y se alcanzan los objetivos sin que se llegara a combatir abiertamente con las consiguientes bajas. El Ejército Español se encargó de la situación hasta que se convocaron elecciones y se aseguró que no se cometían represiones contra los amnistiados. Concha fue titulado del marqués del Duero a su regreso a España.

ocupacion española portugal
Algunos artículos del tratado extraídos del Boletín oficial del Ejército de junio de 1847

Tras ocupación de Oporto el 30 de junio, la Guardia Civil (creada dos años antes) será la que establezca un servicio de patrullas para garantizar la seguridad de la ciudad y evitar las venganzas personales. Eran un total de 41 Guardias de la sección de caballería al mando del Capitán Francisco Aguirre.

Ahumada Portugal guardia civil 1847
Retrato realizado por Laurent del Duque de Ahumada en 1863 conservado en el Museo de Historia de Madrid

Permítanme que les reproduzca, antes de finalizar, unas palabras del propio Marqués del Duero:

Proclama habitantes de Porto

Los votos que hacían los Españoles para contribuir a la tranquilidad de este País, sin derramar una sola gota de sangre se miran ya satisfechos las tropas que S.M. la Reina de España, se dignó confiarme penetran hoy en la ínclita Ciudad de Don Pedro, no como conquistadores, ni vencedores, sino como amigos y pacificadores.

¡Portugueses! Jamás os arrepentiréis de haber visto ondear el pabellón de Castilla, dentro de los muros de vuestra ciudad (…)

Habitantes de Porto: Permaneced tranquilos (…) y confiad seguros en la promesa que os hace de no perdonar medio alguno para garantizarlo como General del Cuerpo del Ejército Español y como Caballero.

Oporto, 30 de junio de 1847

A principios de julio de 1847 se retiraron las tropas españolas de Portugal permitiendo la entrada del ejército portugués a las ciudades ocupadas.

Fuentes:

Robles Jaén, Cristóbal (EDITUM, 2003) España y la Europa liberal ante la crisis institucional portuguesa (1846-1847)

Porras Rodríguez de León, Gonzalo (1999) Un soldado español en la defensa de los derechos humanos. El Tratado de Gramido.

Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, director de este proyecto e Historiador del Arte (UNED) . Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar