10 obras de Julio Verne que deberías haber leído ya

Julio Verne falleció el 24 de marzo de 1905

Hoy es uno de esos días en los que es obligatorio recordar a este escritor y visionario, Julio Verne. Autor de numerosos relatos de aventuras, obras de teatro, novelas cortas, en base a las cuales se han realizado más de 300 películas, series de televisión y obras de teatro, y aún más serán filmadas y representadas en el futuro.

Seguramente, no hay rincón en el mundo civilizado donde no hayan oído hablar de las novelas de Julio Verne. Siendo uno de los más populares e internacionales de los escritores; sus obras han sido traducidas a todos los idiomas, inclído al chino, japonés o árabe.

Es difícil contar el número de copias de sus obras esparcidas por el mundo. Sin duda, más de 5 millones de ellos se publicaron en Rusia; en alemán, según la editorial que imprimió las traducciones, más de 1 millón. En Francia, España o Inglaterra muchas de las novelas de Julio Verne ya han pasado por 40, 50 y 60 ediciones. El número total de copias impresas en todos los idiomas debe ser de cientos de millones, un récord del que probablemente ningún otro escritor contemporáneo pueda jactarse.

julio verne vigo
Monumento a Julio Verne en vigo (wikimedia)

Julio Verne, nació el 8 de febrero de 1828 y falleció el 24 de marzo de 1905, es autor de unos ochenta relatos de aventuras, de los cuales vamos a citar 10 de los más destacadas, muchos forman parte de la recopilación «Viajes extraordinarios», pero las trataremos como obras independientes.

Selección de 10 Obras de Julio Verne

1.- La vuelta al mundo en 80 días (1872)

Algunos de los libros de Julio Verne, como «La vuelta al mundo en 80 días», están diseñados como máquinas teatrales. Todo está calibrado y calculado para para mantener en vilo al lector, para asombrarlo, para distraerlo o para sorprenderlo.

En el Londres de 1872, Phileas Fogg, el prota, hizo una apuesta loca: viajar alrededor del mundo en 80 días. El detective Fix, convencido de que Fogg es un vulgar ladrón que huye de la justicia, hará todo lo posible para retrasar a Phileas y su fiel Passepartout. De Londres a Shanghai, pasando por España, la carrera nos lleva a toda velocidad por un viaje alrededor del mundo.

Estamos en un estilo literario que navega en medio de una estética romántica, la de Dumas en particular, con quien Verne colaboró ​​durante un tiempo. Pero la Vuelta al Mundo es también el advenimiento del mundo industrial, el culto a la máquina, a la eficiencia y al control del tiempo a escala universal. Adoración llevada al límite, con humor feroz e ironía mordaz.

Y si agita a sus personajes como marionetas frenéticas es para, en silencio, articular un discurso de rebeldía: Phileas Fogg no está tan lejos de Nemo el anarquista, el nuevo Fausto moderno, es un texto deslumbrante que esconde muchas reflexiones.

2.- La isla misteriosa (1869)

Para escapar de los sureños, durante la Guerra de Secesión Norteamericana, cinco estadounidenses huyen en un globo. Son sorprendidos por una violenta tormenta y se encuentran varados, despojados de todo, en una isla desierta y desconocida. Entonces la vida se organiza, gracias al ingenio excepcional de Cyrus Smith y la colaboración activa de todos. Sin embargo, ocurren extraños fenómenos que ninguno de los cinco puede explicar.

Es cierto que lo que le pasa a estos náufragos parece muy improbable. Pero, a pesar de algunas descripciones que pueden cansar al lector, con un lenguaje rico en vocabulario técnico que da testimonio de la inmensa cultura de Julio Verne, es una novela apasionante rica en giros y misterios, que te mantiene el suspense hasta la última página. Seguimos las aventuras de los personajes con evidente placer y compartimos sus sentimientos y su apego por esta isla desierta de la que poco a poco se apropian.

Las magníficas ilustraciones, los dibujos a lápiz y las pinturas en color, que se pueden encontrar en casi todas las páginas (dependiendo de las ediciones), compañan perfectamente al texto y ayudan a su comprensión. Las Ilustraciones originales fueron realizadas por el dibujante Jules Férat y del grabador Charles Barbant.

3.- De la Tierra a la Luna (1865)

Esta es la loca aventura de tres hombres valientes que, siguiendo a un grupo de artilleros, construyen una especie de bala gigante que transforman en un proyectil apto para transportar gente a largas distancias.

Finalmente son enviados a la Luna desde un cañón pero, oh sorpresa, el proyectil no llega a su destino y se convierte en un nuevo satélite.

julio verne luna
El proyectil-transbordador

4.- Los hijos del capitán Grant (1868)

Tras encontrar un mensaje pidiendo ayuda en una botella, medio devorado por el agua de mar, el «Duncan», un magnífico yate inglés, sale en busca del capitán Grant, náufrago autor de ese mensaje de socorro 2 años antes.

A bordo del «Duncan» están los dos hijos de los desaparecidos, Mary y Robert. Uno de los mejores geógrafos franceses: Jacques Paganel, un personaje peculiar. Las lagunas en el mensaje y, lo que es más importante, los peligros de la navegación y la traición de falsos amigos, llevarán a los miembros de la expedición a sufrir una serie de aventuras trágicas o cómicas, por tierra y por mar, de América a  Australia, pasando por Sudamérica y las islas Tristán da Cunha, Isla Ámsterdam, Australia y Nueva Zelanda,

julio verne viajes

Las maravillas de la naturaleza juegan un papel importante en esta fascinante novela donde los personajes están particularmente bien ubicados.

5.- Cinco semanas en globo (1863)

Para Verne, la conquista de los cielos podría lograrse mediante globos aerostáticos, un invento recientemente presentado en Francia.

Así que escribe un relato sonre un viaje en globo de cinco semanas, protagonizado por el Dr. Samuel Fergusson y sus compañeros para sobrevolar África. Esta novela será el primer gran éxito de su carrera como novelista, además, resulta ser un visionario: varios aventureros europeos intentarán una experiencia similar, generalmente con menos éxito que los héroes de esta fascinante ficción que ha hecho «volar» a generaciones enteras.

julio verne libros
Itinerario del Doctor Fergusson, de oriente a occidente.

6.- Miguel Strogoff (1876)

Julio Verne nos lleva a la Rusia del siglo XIX, en lo profundo de la vasta Siberia, se está gestando una revuelta. El cable del telégrafo incluso acaba de cortarse, cortando la comunicación entre el Zar y su hermano que se encuentra en Irkutsk. La única forma de advertirle del peligro: enviarle un mensajero. Pero, ¿qué hombre podrá llevar a cabo esta misión de alto riesgo?

Es imprescindible un nombre, el de Miguel Strogoff. Este capitán de los correos del zar conoce bien la estepa, donde nació y se crió mientras cazaba osos. Tiene un «cuerpo de hierro», un «corazón de oro», valor inquebrantable, capacidad de juicio y extraordinaria compostura.

miguel strogoff

Normalmente, un viajero tardaba cinco semanas en llegar de Moscú a Irkutsk. Los correos del Zar, un cuerpo de élite, cubren habitualmente la distancia en solo dieciocho días. Miquel Strogoff cruzará Rusia, dotado de un permiso especial y de una identidad falsa, como si de un espía ruso se tratase.

7.- Viaje al centro de la tierra (1865)

En la pequeña casa del casco antiguo de Hamburgo donde Axel, un joven bastante tímido, trabaja con su tío, el irascible profesor Otto Lidenbrock, geólogo y mineralogista, pero su apacible vida cambia de repente.

En un antiguo manuscrito, Lidenbrock encuentra un criptograma: Arne Saknussemm, famoso erudito islandés del siglo XVI, revela que a través de la chimenea del cráter de Sneffels, el volcán extinto de Islandia, ¡penetró hasta el centro de la Tierra! Lidenbrock se enciende inmediatamente y se va con Axel a Islandia donde, acompañados del guía Hans, se sumergen en las misteriosas profundidades del volcán.

Al describir las estupendas aventuras que siguieron, Julio Verne, pudo haber alcanzado aquí la cima de su talento. El vigor de la historia, el dominio perfecto de la escritura sintonizado con el poder de la imaginación, colocan esta obra a la vanguardia de los mejores relatos de todos los tiempos.

8.- Veinte mil leguas de viaje submarino (1869)

Pierre Aronnax decide cazar un fabuloso monstruo marino, uniendo fuerzas con el famoso comandante Farragut y Ned Land, reconocido arponero. Esta inusual caza los llevará mucho más lejos de lo esperado, al descubrimiento de un mundo insospechado y al encuentro un ser entrañable y fascinante, posiblemente el mejor personaje que ha creado Julio Verne: el Capitán Nemo, pesonaje con un oscuro pasado y de gran intelecto.

Nemo les muestra su nave, el Nautilus, un submarino. Pero al conocer la existencia de su tecnología, Nemo, les informa que no puede dejarlos volver a tierra.

El Nautilus verne julio
El Nautilus, ilustración de 1870.

9.- La impresionante aventura de la misión Barsac (1914)

Se trata de una de las más completas y enigmáticas novelas. No en vano es la última novela de Julio Verne. Fue publicada de manera póstuma e incluso tuvo que ser «montada» (y en parte reescrita) por su hijo, Michel Verne basándose en dos borradores: Una villa Sahariana (Une ville saharianne) y Viaje de estudio (Voyage d’étude).

El relato comienza con un espectacular robo en el  Central Bank de Londres, pero luego salta a la línea principal de la historia, el relato de como el diputado francés Barsac y un grupo de funcionarios viajan a las colonias francesas con el fin de ver como viven los nativos, si ha aumentado su cultura y verificar si se les puede conceder el derecho al voto. Ya, de entrada, está tocando un tema muy interesante para la época.

julio verne
Original ilustration by G. Roux to book J. Verne

La expedición pasa por muchos problemas pero consiguen llegan a un lugar llamado Blackland, una ciudad en medio del desierto. Finalmente se ven envueltos en una revuelta protagonizada por los nativos.

10.-París en el siglo XX (1869)

Julio Verne nos lleva a París, en agosto de 1960 (ficticio, claro): una espléndida metrópolis, chispeante de electricidad, unida al mar por un canal gigantesco, atravesada por silenciosos coches y por carreteras subterráneas.

Este es el mundo que las finanzas y la tecnología han forjado, combinando sus esfuerzos. Sin embargo, este brillante futuro tiene su reverso. Solo unos pocos marginados, despreciados, pronto vencidos por la miseria y el hambre, persisten en el culto al Arte y la Poesía, mientras un estado omnipresente organiza la distribución del conocimiento científico.

El relato fue rechazado por la editorial Hetzel, esta novela tuvo que esperar 130 años para ver la luz. Sorprendente por la relevancia de su información científica, lo es también y especialmente por la agudeza de su análisis de las complejidades del capitalismo, la tecnología y la política. Una visión ambigua que hace justicia a la imagen de Julio Verne dichoso cantor del Progreso. Y, ante todo, una novela cautivadora y colorida donde lo grandioso se tiñe fácilmente con el humor más negro.

Artículos Relacionados

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, ¿las aceptas?    Más información
Privacidad