Edad ContemporáneaEn PortadaHistoria Militar

Farragut, el legado español en la U.S. Navy

La Asociación "The Legacy" publica un libro sobre los Farragut, el enlace español en la Marina estadounidense

El futuro primer Almirante de la US. Navy, David Farragut —bautizado como James Farragut— vino al mundo en 1801, en Tennessee, en un pueblo que ahora lleva su nombre. Era hijo de Jorge Antonio Farragut natural de Ciudadela, en Menorca, y su esposa Elizabeth.

almirante Farragut
Jorge A. Farragut

Farragut “padre”

Jorge Antonio (George o Jordi, según se consulte) Farragut Mesquida comandaba un pequeño barco mercante que navegaba entre Veracruz, México, Nueva Orleáns (bajo dominio francés y español) y Cuba. Partió hacia las Colonias Norteamericanas en el año 1776 para apoyar la guerra de la independencia, como muchos soldados y oficiales españoles o franceses. El menorquín sirvió como teniente en la recién creada Armada de Carolina del Sur y también en la Armada Continental, participando en las batallas de Savannah (1778), Charleston (1780) —donde fue herido por bala de cañón y capturado— y Cowpens (1781), entre otras. Fue descrito por su contemporáneo George W. Siever “como un hombre bajito y fornido; muy valiente y un genio divertido”.

Lograda la independencia de las 13 Colonias, George Farragut, se casó con Elizabeth Shine, una joven hija de emigrantes escoceses e irlandeses. Se mudaron a Tennesee en 1801, en donde formaron una familia.

Tras la compra de Louisiana por T. Jefferson, el gobierno norteamericano decidió contratar funcionarios que hablaran francés o español, es por una oferta de trabajo del gobernador de Nueva Orleans por la que la familia Farragut se muda (1805) a la vieja ciudad sureña. En 1808 su esposa falleció por una epidemia de fiebre amarilla y, dadas sus continuas ausencias de Farragut padre, tuvo que colocar a sus hijos pequeños con amigos y familiares que pudieran cuidarlos mejor. Así terminó el pequeño James Farragut al cuidado del amigo e hijo del compañero de armas de su progenitor: el comandante David Porter; el cual lo apadrinó y de quien, a modo de reconocimiento, el futuro almirante tomó el nombre (David Glasgow) con el que ha pasado a la Historia.

almirante farragut
David Porter era hijo del compañero de armas de Jorge Farragut

Años después, George Farragut compró una gran propiedad cerca del río Mississippi, en Pascagoula, donde pasó sus últimos años.

David Farragut ingresa en la Marina

Por mediación de su padrino con el Ministro de Marina, James Farragut -ya David- ingresará como guardiamarina el 17 de diciembre de 1810, con tan solo 9 años. Su primera experiencia en combate se produjo en la Guerra de 1812, cuando el barco al que fue asignado, el “Essex” —al mando de Porter— capturó un barco enemigo; tenía 12 años y se le asignó la tarea de llevar el barco apresado a puerto como oficial de la dotación de presa.

En 1823 sirvió, también a las órdenes de Porter, en un escuadrón que combatía contra piratas en los mares del Caribe. Recibió su primer mando en 1824.

almirante farragut
USS Essex junto a sus capturas. por Benson Lossing, incluido en “The Pictorial Field Book of the War of 1812”

Guerra Civil Norteamericana (Guerra de Secesión)

En diciembre de 1861, siendo ya un oficial veterano, David Farragut, fue asignado a comandar el escuadrón de bloqueo de la Unión al oeste del Golfo de México; con órdenes de entrar al río Mississippi y capturar Nueva Orleans, puerto a través del cual los Confederados recibía gran parte de sus suministros de guerra procedentes del extranjero.

Aunque el Departamento de Guerra había recomendado que primero redujera los dos fuertes que protegía el acceso al río, llevó a cabo con éxito su propio y temerario plan de pasar entre las baterías enemigas aprovechando la oscuridad (24 de abril de 1862) con su buque insignia, el “Hartford”. Su fuerza naval, una vez había penetrado, destruyó la mayor parte de la escuadra Confederada que estaba fondeada tras los fuertes. Las tropas de la Unión podrían entonces desembarcar al amparo de los buques de Farragut logrando la rendición de los fuertes y de Nueva Orleans.

almirante farragut
Destrucción de la flota confederada por Farragut en Nueva Orleans; por Julian Oliver Davidson

Esta victoria hizo que el Congreso creara el rango de “Rear Admiral” (equivalente actual al OF-7 OTAN, en España un Cotraalmirante) convirtiendo a Farragut en el primer oficial general hispano-americano de la Marina de los Estados Unidos. Pero aquella no será su mayor victoria. La mayor victoria de Farragut fue la batalla de Mobile Bay el 5 de agosto de 1864.

David Farragut en Mobile Bay

Mobile, Alabama, entonces era el último puerto importante de la Confederación abierto en el Golfo de México. La dragada de la bahía estaba fuertemente protegida con minas de contacto navales, a las que se les llamaba entonces “torpedos”, había varios tipos de torpedos y la mayoría actuaban como sistema defensivo en los accesos portuarios a modo de minas, ya que los torpedos propulsados que conocemos ahora estaban aun en desarrollo. La línea de minas (“torpedos”) a un lado del canal de la bahía obligaba a los barcos atacantes a pasar cerca del Fuerte confederado Morgan, bajo el que estaba alerta el acorazado “Tennessee”.

La fuerza de Farragut entró en la bahía en dos columnas, con unidades blindadas a la cabeza y una flota de fragatas de madera siguiéndola. Cuando el blindado “Tecumseh” se fue a pique destrozado por una mina, la formación se detuvo de repente, y toda la línea de buques se quedó por un momento a la deriva, bajo una gran confusión.

Farragut se asomó a la cubierta del “Hartford” (incluso se dice que subió por las jarcias) y gritó a las unidades en cabeza: “¿Cuál es el problema?”… “¡Torpedos!” fue la respuesta. Farragut entonces gritó la famosa frase por la que se le recuerda:

Damn the torpedoes, full speed ahead!.

“¡Al diablo los torpedos…a toda máquina!”

La flota obedeció la orden de su comandante y se dirigió a través de las minas, que afortunadamente no explotaron. Logró entrar en la bahía haciendo frente, y terminando, con las baterías de Fort Morgan y Fort Gaines. para luego ebfrentarse al “Tennesse” y, tras un duro combate, se rindió. Esta batalla fue la piedra angular de la carrera de Farragut, pero la mala salud impidió que siguiera prestando servicio activo en primera línea de combate.

Farragut fue ascendido a vicealmirante el 21 de diciembre de 1864, y a almirante -general- el 25 de julio de 1866, después de la guerra, convirtiéndose así en la primera persona en ser nombrado Almirante en la historia de aquella Marina.

almirante farragut
Almirante David Farragut

Al año siguiente viajó por Europa realizando visitas de protocolo a los puertos marítimos de las grandes potencias. Una de estas visitas, tras una visita a la reina Isabel II en Madrid, la realizó a la Menorca de sus antepasados. Ya había visitado la isla en 1817, pero no tuvo tiempo de visitarla. Hay que saber que en Mahón la flota Norteamericana tenía una base de operaciones en el Mediterráneo (Port-Mahón,1815-1848).

El 19 de diciembre de 1867, la fragata “Franklin”, escoltada por el vapor “Frolik” entraban en una Menorca que los acogió con reconocimiento y calor. Al pisar tierra menorquina, el almirante fue recibido por las autoridades de la isla y por una comisión de Ciudadela, que le invitó a visitar la ciudad natal de su padre, invitación que aceptó con gusto.

El proyecto “The Legacy”

La “Asociación The Legacy” se dedica a destacar la trascendencia de la contribución histórica y cultural de España en los Estados Unidos de América, con el objetivo de fomentar y promover los lazos de unión entre ambos países.

amirante farragut

Entre los proyectos que ya ha puesto en marcha la asociación está la publicación del libro “Farragut y Menorca: el legado español en la US Navy” escrito por un equipo de historiadores coordinado por Eva García, presidenta de “The Legacy”. Miguel Angel Limón Pons, Mariano Juan Farragut, Gabriel Julia Segui, Jaume Sastre Moll, Amalia Pérez-juez, Ricardo Elía y Luis Alejandre fueron los encargados de la redacción de los textos que se incluyen en la publicación.

El libro se puede conseguir aquí: Farragut y Menorca. El legado español en la Armada norteamericana (amazon)

La idea de la preparación de este libro surgió en el otoño de 2016, así como así como la propuesta de Eva García de solicitud de un espacio en el Museo Naval de Annapolis para poder colocar una placa en recuerdo de los Farragut.

almirante farragut
Placa colocada en el Museo de la Academia Naval de Annapolis (USA)

Me llamó la atención —explica Eva García— que la única mención de España estaba en una sección relacionada con la guerra de Cuba y pensé que era necesario hacer todo lo posible para transmitir, de una manera más positiva justa, la historia de compañerismo y cooperación entre las Armadas española y estadounidense”.

Video de la U.S Navy sobre el Almirante Farragut

Más información sobre “The Legacy”: thespanishlegacy.com

Fuentes:

Juliá, Gabriel. La huella de los Farragut de Menorca en los Estados Unidos de América

Legacy: Spain and the United States in the Age of Independence, 1763–1848, National Portrait Gallery, Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior de España (SEACEX), the Smithsonian Latino Center, and the Fundación Consejo España-Estados Unidos

ouramericanhistory.com

thespanishlegacy.com

geni.com/people/George-Farragut-Continental-Navy-and-Militia

Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, director de este proyecto e Historiador del Arte (UNED) . Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar