En PortadaHistoriaViajes

La Historia de la Isla Inaccesible

La isla habitada más remota del mundo

Estas islas perdidas en el Atlántico fueron avistadas por primera vez en mayo de 1506 durante un viaje a la India por el almirante portugués Tristão da Cunha, aunque la fuerte marejada que había en aquel momento impidió el desembarco en ella.

isla remota mundo tristan
Tristão da Cunha

Llamó a la isla más grande del archipiélago, Ilha de Tristão da Cunha. Su perfil comenzó a aparecer en las cartas náuticas a partir de 1509, apareciendo en el mapamundi de Mercator de 1541. Algunas fuentes afirman que los portugueses hicieron el primer desembarco en Tristán en 1520, por Ruy Vaz Pereira, pero no está confirmado.

Primeras expediciones

Aunque las islas estaban en una buena ruta, los navíos portugueses prefería cruzar hacia Brasil siguiendo la Corriente Sur de Brasil y apenas cruzaban por las islas. La Compañía Holandesa de las Indias Orientales se hizo con alguna de las rutas portuguesas y eligieron la que pasaba por Tristán. El 17 de febrero de 1643 la tripulación del “Heemstede”, al mando der Claes Gerritszoon Bierenbroodspot, realizó el primer desembarco confirmado.

Según la crónica de a bordo del “Heemstede”:

Repusimos suministros de agua dulce, peces, focas y pingüinos y dejamos una madera con la inscripción “Hoy, 17 de febrero de 1643, de Heemstede, holandés. Claet Gerritsz Bierenbroodspot de Hoorn y Jan Coertsen van den Broec atracó aquí.

La Compañía Holandesa de las Indias Orientales volvió a la zona unas cuatro veces más para explorar si las islas les podían servir como base de logística. Una de ellas fue la expedición del “Galliot Nachtglas” que salió de Ciudad del Cabo el 22 de noviembre de 1655. La tripulación del Nachtglas llegó en enero de 1656 y encontró la madera con la inscripción dejada por el Heemstede, cerca de un riachuelo. Visto esto siguieron el ejemplo de sus compatriotas y dejaron otro madero grabado.

isla remota mundo tristan
Barcos de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales

La tripulación del Nachtglas, comandada por Jan Jacobszoon van Amsterdam, exploraró la isla de Tristan da Cunha, y la cercana isla Gonçalo Alvares, realizando varios dibujos para la Compañía. Otros marineros holandeses también se quedaron en la isla durante cuatro semanas en 1658. En 1669, Holanda, abandona la idea de crear un asentamiento debido a la imposibilidad de poder construir un puerto seguro.

Un oficial británico que había avistado el archipiélago en 1760 llamó a otra de las islas, más al sur, “Nightingale Island” (isla ruiseñor). Según los archivos de la Royal Navy, un marino llamado John Patten, de la mercante, junto a parte de su tripulación estuvieron viviendo en Tristán entre agosto de 1790 y abril de 1791, tiempo durante el cual capturaron 3600 focas.

El Rey de las Islas

Durante el siglo XIX, los balleneros norteamericano frecuentaron aquellas aguas, y en diciembre de 1810 un estadounidense llamado Jonathan Lambert junto a un italiano al que llamaban Thomas Currie y otro llamado Williams, hicieron de Tristan su hogar, estableciendo el primer asentamiento permanente en la isla. Lambert se declaró soberano y único poseedor de las islas que rebautizó como “Islands of Refreshment”. El reinado de Lambert fue corto, ya que se ahogó mientras pescaba en mayo de 1812. Poco después solo quedó Currie unirían un par de marineros sin rumba que se asentaron con él y comenzaron a cultivar verduras, trigo y avena, y a criar cerdos.

La Ocupación Británica

isla remota mundo tristan
asentamiento militar británico en la isla en el siglo XIX (sello conmemorativo)

En 1812 Estados Unidos y el Reino Unido entran en guerra siendo las islas utilizadas como base por los cruceros estadounidenses que interceptaban mercantes británicos. El gobierno británico autorizó entonces la toma de las islas como dependencias ultramarinas de su colonia de El Cabo. La proclamación formal de la anexión se hizo el 14 de agosto de 1816. Además de una base para controlar a los norteamericanos, los británicos, querían asegurarse de que los franceses no pudieran utilizar las islas como base para una operación de rescate para liberar a Napoleón Bonaparte de su prisión en Santa Helena, isla “cercana”.

isla remota mundo tristan
Sellos conmemorativos de la llegada de los colonos británicos

Las islas fueron ocupadas por una guarnición de infantes de marina británicos, invitando a población civil colona que fue llegando gradualmente de orígenes diversos: ingleses, africanos, holandeses, italianos… Dando lugar a una curiosa mezcla racial entre sus habitantes. Los balleneros británicos, y más tarde los norteamericanos, establecieron en las islas bases para las operaciones en el Atlántico Sur. Los habitantes se asentaron en la llanura al noroeste de Tristán, ya que era la única tierra llana. Aquí se construyeron varias casas de piedra y una iglesia. Además de tierras de cultivo, los colonos, poseían cantidades de ganado bovino, ovino y porcino. Su ocupación más lucrativa fue la pesca de focas.

En 1827 una comisión británica negoció con cinco mujeres de diferentes orígenes (africanas, asiáticas y europeas) que estaban en Santa Elena, a emigrar a Tristán para convertirse en las esposas de los cinco “solteros desesperados” (así consta en los archivos). Más tarde, otras mujeres africanas originarias de Ciudad del Cabo se casaron con otros residentes de la isla.

Mapa actual de las Islas

Contratiempos a finales del siglo XIX

Durante la Guerra de Secesión Norteamericana, los cruceros confederados CSS Alabama y CSS Shenandoah capturaron y quemaron varios balleneros de la Unión en la zona. Como resultado, el número de barcos que arribaban a Tristán disminuyó considerablemente y la economía de la isla se vio gravemente afectada.

Con la apertura del Canal de Suez en 1869, junto con la transición gradual de veleros a barcos a vapor de carbón, el aislamiento aumentó. Ya no se necesitaban como puerto de parada para los viajes en barco desde Europa hasta el Lejano Oriente, como alguna vez había sucedido. La mayoría de los barcos pasaban ya por el canal, la ruta más corta.

isla remota mundo tristan

El príncipe Alfred, Duque de Edimburgo y segundo hijo de la Reina Victoria, visitó las islas en 1867, en su honor, el asentamiento principal se pasó a llamar “Edimburgo de los Siete Mares”. Alrededor de 1870 quedaban unas 86 personas en la isla y en 1885 varios de los hombres de la isla fallecieron al hundirse un barco, quedaron 4 hombres adultos en la isla solamente. Para más tristeza, lo único que sobrevivió de aquel naufragio fueron las ratas, que causaron estragos entre los cultivos convirtiéndose en una plaga. Entonces el gobierno británico les ofreció el traslado a Ciudad del Cabo, pero las familias supervivientes decidieron quedarse.

Edimburgo de los Siete Mares, capital de Tristán de Acuña.

Los estragos de las ratas hicieron imposible el crecimiento del trigo; la riqueza de los isleños ahora consistía en su ganado, ovejas, patatas y árboles frutales. Su única moneda era el trueque. Quedaron más que aislados, abandonados. Los residentes de Tristan da Cunha manejaban sus propios asuntos sin ninguna ley escrita, eran muy religiosos (uno de sus sacerdotes fue el hermano de Lewis Carrol en 1881), no bebían alcohol y se les consideraba muy hospitalarios con los extraños, educados y trabajadores. Eran gente sana y de larga vida, más de 90 años.

El siglo XX

En 1906 los isleños pasaron por un grave período debido a la gran mortalidad entre el ganado y al fracaso de la cosecha de patata. El gobierno volvió a ofrecerles el traslado a Ciudad del Cabo, pero la mayoría volvió a negarse.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las islas se utilizaron como estación meteorológica y radio secreta de la Royal Navy con el nombre HMS Atlantic Isle, para monitorear los U-Boats y los movimientos navales alemanes en el Atlántico Sur.

Junio de 1944, la Royal Navy en Tristán

Como la isla no funcionaba con dinero si no con sistema de trueque, el pago a la población por los servicios suministrados a la dotación militar fue en especie: madera, pintura, té y otros pertrechos que solicitasen a la RN. La moneda llegaría durante aquella época, al igual que el primer periódico de la isla, The Tristan Times.

La erupción de Queen Mary Peak, el volcán de la isla, en 1961 obligó a evacuar a toda la población a Ciudad del Cabo y de ahí a varios campamentos militares hasta trasladarlos a cerca de Southampton a un antiguo aeropuerto de la RAF en Calshot, el lugar se conoce ahora como Tristan Close.

En 1962, una expedición de la Royal Society fue a las islas para evaluar el daño del volcán, e informó que el asentamiento de Edimburgo de los Siete Mares se había visto muy poco afectado. La mayoría de las familias regresaron en 1963.

Ilustración del desastre del volcán de Tristán

El siglo XXI

No será hasta el año 2005 cuando el Reino Unido otorgó a estas sufridas islas un código postal para que sus habitantes pudieran realizar compras online.

El 16 de marzo de 2011, el carguero maltés MS Oliva encalló en la isla Nightingale y derramó toneladas de fueloil pesado en el océano. La tripulación fue rescatada, pero el barco se separó, dejando una mancha de petróleo que rodeaba la isla, amenazando a su población de pingüinos de penacho amarillo y a todos sus habitantes.

Nightingale Island no tiene agua dulce, por lo que los pingüinos fueron trasladados uno a uno a la isla de Tristan da Cunha para su limpieza. El capitán del buque, un griego, y su tripulación de 21 filipinos se quedaron en Edimburgo de los Siete Mares y ayudaron a los isleños en su trabajo.

En noviembre de 2011, el barco de la Volvo Ocean Race, el Puma Mar Mostro, se dirigió a la isla tras un incidente buscando un buque de apoyo durante la primera etapa entre Alicante y Ciudad del Cabo. Este evento colocó al archipiélago en la prensa mundial que informaba sobre la carrera, volviendo a “situarla en los mapas”.

Tristan da Cunha (2013) vista desde la Estación Espacial Internacional

Fuentes:

tristandc.com

CRAWFORD, ADAM. Tristan da Cunha and the roaring forties (1982)

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Artículos Relacionados

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Close
Close