Edad ContemporáneaEn PortadaHistoria

Nacionalismo Italiano 1815-1830

El nacimiento del Risorgimento

El nacionalismo italiano es un ejemplo clásico del modelo europeo nacido del Romanticismo típico de la época.  Este nacionalismo destaca porque es en el que se inspiran los alemanes para su proyecto unificador. Asimismo, el liberalismo italiano se inspira mucho al modelo español.

italia risorgimento cerdeña napoles dos sicilias alemania prusia austria españa estados pontificios
Monumento de Vittorio Emanuele II en Roma, en conmemoración de la unificación italiana. Fuente: Wikimedia Commons.

Esta será una serie de dos artículos en los que, en el primero, explicaremos la creación ideológica del nacionalismo italiano hasta la década de los ‘30. Mientras que en el segundo, explicaremos desde de las revoluciones de 1848 hasta terminar lo que el Romanticismo nombró, Unificación Italiana.

¿Qué era Italia?

Desde la caída del Imperio Romano, como Italia, solo se refería al conjunto geopolítico de pequeños estados que se esparcían por la Península Itálica. No será hasta el siglo XIX que Italia vuelve a adquirir una dimensión política.

italia risorgimento cerdeña napoles dos sicilias alemania prusia austria españa estados pontificios
Mapa político de Italia durante 1829. Autor: Artemka

Como punto de partida, primero hay que conocer de qué Estados estamos hablando: Reinos de Cerdeña, de las dos Sicilias y Lombardía-Véneto; el principado de Mónaco, los ducados de Massa y Carrara, de Parma, de Módena, de Lucca y el Gran Ducado de Toscana; finalmente los Estados Pontificios y la Serenísima República de San Marino.

Italia post-napoleónica

Nuestro punto de partida va a ser la Conferencia de Viena de 1815. En esta Conferencia se reunieron los principales estados de Europa para restituir las fronteras previas al periodo revolucionario francés, que había modificado la mayoría de las fronteras. Napoleón creó en Italia un Estado Satélite. (la República Italiana 1802 y posteriormente el Reino de Italia el 1805). Durante la década que duró este estado se conformó una clase intelectual que veían la posibilidad de una Italia unida muy cercana. Se introdujeron conceptos como el de la soberanía nacional

italia risorgimento cerdeña napoles dos sicilias alemania prusia austria españa estados pontificios
Grabado del Congreso de Viena de 1815. Jean-Baptiste Isabey.

La división territorial italiana había sido controlada y procurada por las potencias europeas desde finales del XV, después de una época de esplendor cultural y económico. Esas potencias europeas fueron la Monarquía Hispánica, Francia y Austria. Era peligroso dejar que se formase una gran potencia que abarcase toda la península, por lo que era preferible tener a miembros de tus dinastías en esos territorios divididos. Peligraba el equilibrio de poder en Europa. Entre los historiadores hay debate sobre los motivos acerca de por qué los estados italianos (económicamente más potentes) se confederaron o aliaron para expulsar la intervención extranjera tal y como si hicieron las ciudades holandesas. 

italia risorgimento cerdeña napoles dos sicilias alemania prusia austria españa estados pontificios
Nicolás Maquivelo fue piedra angular del nacionalismo italiano y muchos lo consideran su percutor a pesar de ser del siglo XV-XVI. Eso se debe a que él ya teorizaba sobre la unión territorial para la expulsión de los extranjeros. (Maquiavelo en su estudio. 1894, Stefano Ussi, Galleria Nazionale d’Arte Moderna)

En la conferencia de Viena (1815), pretendiendo reforzar la postura establecida en la Paz de Westfalia (1648) se crearon confederaciones de Estados. Esta iniciativa cuajó solamente en Alemania, la Lega Italica fracasó.

Tras la Conferencia de Viena, las grandes familias europeas retomaron el control de esos Estados, no tenían ningún interés en crear un centro de fuerza unida en el sur de Europa que pudiese poner en peligro la influencia de Austria o Francia. Concretamente, los Habsburgo tomaron el control de los pequeños estados centrales y fronterizos mientras que los Borbones tomaron el control del antiguo reino de Nápoles y del Piamonte-Cerdeña. El único estado libre de las dinastías europeas era el papado.

La ideología post-revolucionaria

Con la presencia e influencia de ideas liberales, a causa de presencia napoleónica, hacía inevitable que, tarde o temprano, por muy anti-liberal que fuese el gobierno, estallase una revolución como pasó en las décadas de los ‘20, ‘30 y ‘48 en Europa. En Italia, esas revoluciones estallaron, principalmente, en el reino de Cerdeña (norte), de las Dos-Sicilias (sur) y en el Papado, que se extendía por el centro. 

italia risorgimento cerdeña napoles dos sicilias alemania prusia austria españa estados pontificios
Rafael de Riego inspiró a los revolucionarios italianos a luchar por sus ideales. Retrato de Riego, autor desconocido.

En Italia existían grupos de intelectuales que fueron los instigadores de las revoluciones nacionalistas. Pero no fue en Italia donde nació esta revolución. En España, el enero de 1820, Rafael de Riego daba el primer gran pronunciamiento de España. Tras una rápida campaña logró volver a instaurar la Constitución de 1812 derrotando al absolutismo Borbónico.

El nacionalismo italiano, a pesar de tener profundas diferencias culturales (incluso lingüísticas) e ideológicas, estaba determinado a alcanzar la unidad nacional. Toda a producción literaria, artística, intelectual, toda esa unidad político-cultural, fue lo ellos mismos llamaron, Risorgimento. Esta nomenclatura inspiraría a otros movimientos nacionalistas como el gallego con su Rexurdimento o el catalán con la Renaixença. 

Revolución de 1820 y 1830

italia risorgimento cerdeña napoles dos sicilias alemania prusia austria españa estados pontificios
Fernando I de las Dos Sicilias. 1825, Gennaro Malderelli, Museo de Capodimonte.

Los liberales y nacionalistas del reino de las Dos Sicilias, inspirados en Riego, dieron comienzo a la Revolución el julio de 1820. Los principales líderes de la revolución fueron:  Michele Morelli, Giuseppe Silvati y Guglielmo Pepe. Los revolucionarios marcharon hasta Nápoles que obligaron al rey Fernando I de Borbón a concederles una constitución muy inspirada en la de Cádiz de 1812. Para agosto de ese mismo años, en Nápoles ya se había organizado un Parlamento basado en los valores liberal-burgueses. Este parlamento tenía la misión de redactar la constitución, rehacer la organización territorial y establecer la libertad de prensa y de culto.

Las bases del Risorgimento

italia risorgimento cerdeña napoles dos sicilias alemania prusia austria españa estados pontificios
Giuseppe Silvati y Michele Morelli son ahorcados tras la represión de los levantamientos carbonari napolitanos de 1821. Edoardo Matania, 1889.

En el norte, el Reino de Cerdeña era el principal foco de nacionalismo de toda la península. Por lo que no fue muy difícil que, tras enterarse del triunfo de la Revolución en España y en Nápoles, la revolución se extendiese hasta ahí. Este recién creado reino tenía fuertes ambiciones expansionistas sobre todo hacia su vecino, el reino títere de Austria, Lombardía. Este reino, que antiguamente había formado parte de la Serenísima República de Venecia, había sido despedazado y transformado durante las guerras Napoleónicas y en 1815 cuando pidieron restaurar su anterior estatus se les hizo súbditos del emperador de Austria. Esto generó un sentimiento nacionalista basado en lo anti-austriaco. Este sentimiento en contra de los austriacos era alimentado por la burguesía intelectual/nacionalista del Reino de Cerdeña que finalmente estalló en 1821, muy inspirados por lo ocurrido en el Reino de las Dos Sicilias.

italia risorgimento cerdeña napoles dos sicilias alemania prusia austria españa estados pontificios
Retrato de Víctor Manuel I. Autor: Desconocido.

A pesar de que el rey Víctor Manuel I apoyaba el movimiento anti austriaco no permitió la creación de una constitución liberal lo que le llevó a abdicar en favor de su hermano Carlos Félix mucho más abierto a las reformas. Guarda mucha similitud con las revoluciones alemanas que también fueron encabezadas por los estudiantes. Los revolucionarios imitaron a los del sur de Italia y promulgaron una constitución liberal muy parecida a la de de Cádiz de 1812.

Fin de la Revolución de 1820

italia risorgimento cerdeña napoles dos sicilias alemania prusia austria españa estados pontificios
Carlos Félix de Cerdeña. 1821, Jean Baptiste Isabey, Museo Nacional del Prado.

Carlos Félix no era liberal, seguía siendo absolutista y no dudó en reprimir y perseguir a los liberales y nacionalistas de la Revolución de 1821 y suprimir la constitución liberal. A pesar de esto, sabía que debía modernizar el reino, por lo que promovió la industrialización del mismo ayudado por los liberales. Defendió su reino de la intervención extranjera, tanto francesa, papalaustriaca, eso solo daba más ánimos a los nacionalistas que veían reforzada su identidad. Este monarca no tenía demasiadas ambiciones expansionistas aunque si las tenía de consolidar una economía potente como así lo hizo.

A pesar de todo ese movimiento revolucionario, las tropas austriacas marcharon hasta Sicilia sofocando todas las revueltas nacionalistas y alineando su influencia sobre los monarcas y dirigentes, Austria repetiría la misma represión durante las revoluciones del 30 en los Estados Pontificios. De este modo, las primeras revoluciones liberal-nacionalistas italianas fracasaron.

Estados Pontificios en 1830

italia risorgimento cerdeña napoles dos sicilias alemania prusia austria españa estados pontificios
Retrato del Papa Gregorio XVI, 1844, Paul Delaroche, palacio de Versalles.

Tras la caída de Napoleón, el Papa recuperó todos sus territorios, que principalmente abarcaban el área central de Italia. Muchos historiadores se han preguntado por qué no es el Papado quien encabeza el proyecto unificador en Italia como sí hizo Prusia en Alemania. La respuesta es simple, el Papado es un estado con dirigente electivo y no hereditario, por tanto, es susceptible de tener influencia de fuerzas extranjeras. Tampoco es que el Papado mostrara el más mínimo interés en ese proyecto, al contrario: se mostró muy represivo.

La revolución nacionalista en los Estados Pontificios se inició en las ciudades fronterizas de Módena, Reggio y Bolonia. La revolución se extendió y sobrepasó a las tropas del Papa Gregorio XVI que tuvo que pedir ayuda a los austriacos que en 1820 ya habían marchado sobre Italia sofocando la misma revuelta.

La revuelta de 1830 tuvo un alcance europeo, afectando a los países centrales.  Las principales potencias del momento presionaron al Papa para que introdujese reformas en materia de administración para satisfacer a los nacionalistas, pero como veremos en el siguiente artículo, los nacionalistas tenían otros planes. Siguieron alzándose por todo el territorio durante la década de los ’30 y ’40 provocando una presencia militar francesa y austriaca casi permanente, cosa que solo daba más argumentos a los revolucionarios. La revolución entraría en su fase de mayor esplendor en 1848, cuando todo Italia volvería a arder.

italia risorgimento cerdeña napoles dos sicilias alemania prusia austria españa estados pontificios
Fragata Venere siendo atacada por un burlote veneciano. 1850, Lorenzo Butti, Civico Museo Revoltella.

Fuentes:

Álvarez Junco, José. Dioses Útiles. 2017.

Schulze, Hagen. Estado y nación en Europa. 1997.

Etiquetas

Ignasi Vidal

Historiador contemporáneo. Especializándome en liberalismo y nacionalismo del siglo XIX. Siempre dispuesto a ser crítico y criticado para mejorar.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar