Edad MediaEn PortadaHistoriaHistoria Militar

Los varegos, mercenarios y comerciantes

Los varegos, los inicios de la futura Guardia Varega

Las incursiones en Oriente Medio de los varegos, los que formarían la futura Guardia Varega, son más desconocidas que las de perpetradas en occidente por los vikingos.

Llegada de los varegos a la Rus
Parte que representa la llegada de los varegos a la Rus

La expansión vikinga

Entre los vikingos fue igual de común que avanzaran al este utilizando las vías fluviales de los grandes ríos europeos que hacia el oeste. Incluso se han encontrado más restos escandinavos en el este de Europa que en el oeste, cubriendo un área geográfica más amplia. Las incursiones en el este fueron incluso más brutales y constantes. Su zona de movimiento solía ser alrededor del mar Caspio y el río Volga.

Las incursiones de los vikingos en un primer momento, fueron siempre hacia el este, hacia la zona oriental de Europa. Allí tenían varios asentamientos y puntos de referencia para poder intercambiar productos y comerciar, hasta que una nueva vía apareció. Los escandinavos daneses y noruegos probaron suerte hacia el oeste mientras que los suecos decidieron seguir trasladándose a las áreas en que lo habían hecho sus antepasados, hacia el este.

La mayor diferencia entre los que decidieron ir hacia el oeste y hacia el este es que, estos últimos, no consiguieron asentarse, a excepción de la zona conocida después como la Rus de Kiev, la cual no estaba apenas habitada. Las otras áreas estaban dominadas por el Imperio romano de Oriente, el Imperio islámico o diferentes pueblos túrquicos más poderosos y no tan fáciles de derrotar como las que había en occidente.

La futura Guardia Varega

Los que decidieron probar suerte como mercenarios realizaban una prueba difícil, la mayoría internaba en tierras extrañas y muchas veces peligrosas, para llegar hasta el mismísimo Imperio romano de Oriente. Ser un guerrero al servicio de «Bizancio» era una especie de sueño, que muy pocos conseguían.

Se data a los primeros varegos que llegaron como mercenarios en el siglo VII, durante el reinado del emperador Teófilo. Era una misión que no todos conseguían, pero quien lo hacía conseguía una proeza única que llenaba de honor al que lo conseguía. Casi dos siglos después, Basilio II, reunirá a varios varegos en la que sería conocida como la Guardia Varega. Esta sirvió en el futuro como guardia real a varios emperadores del Imperio romano de Oriente.

varegos
Una de las primeras representaciones de guerreros varegos, Ilustración de la crónica de Juan Skylites, Skylites Matritensis (Wikimedia).

Los comerciantes varegos

Los varegos también fueron conocidos en Oriente Medio por su faceta de comerciantes, fueron famosos en varias rutas, llegaron incluso a comercializar en el mar Caspio y desde ahí al interior del continente asiático mediante caravanas de camellos, recorriendo una distancia de alrededor de 5.000 km. Los varegos comerciaban con diferente mercancía como productos textiles realizados a mano o esclavos.

Llegaron a crear sus propias rutas, que tenían como característica principal, el uso de diferentes ríos navegables. Su principal importador y exportador eran los griegos, aunque con el paso del tiempo se abrieron a otros ámbitos como los diferentes reinos musulmanes e incluso occidentales.

varegos guardia vikingos mapa
Mapa que muestra las principales rutas comerciales de los varegos (Wikimedia)

Varegos en las fuentes orientales

Los varegos dejaron una fuerte presencia en diferentes partes de Oriente Medio y el mundo musulmán, como Bagdad, y hoy en día nos han llegado varios fragmentos que nos describen a estos varegos de diferentes formas. El escritor árabe Ahmad Ibn Fadlan anotó hace mil años en un libro de viajes:

Son las más obscenas de todas las criaturas de Allah.»

En cambio, en otros relatos, diferentes autores no sintieron absoluta repulsa por los escandinavos, al contrario, y los describían de la siguiente forma:

Nunca vi un físico más perfecto que el suyo, eran altos como palmeras, eran justos y de piel rojiza; no llevaban cunita ni caftán.

Estas dos características comentadas sobre los Varegos se verían muy bien reflejada en el reino que crearían, la Rus de Kiev, un reino dedicado principalmente a las conquistas mediante su gran ejército y a los diferentes tratados comerciales mediante sus comerciantes, llegando a tener lazos comerciales, con diferentes reinos e imperios. En el futuro, el Imperio romano de Oriente se daría cuenta de esta faceta llegando a incorporar a guerreros en su guardia personal e incluso a comerciantes, llegando a ser muy importantes los comerciantes varegos, teniendo su propio barrio en la ciudad de Constantinopla.

Los vikingos daneses, noruegos y suecos en el siglo IX elegirían tomar caminos distintos que los llevaría a procesos muy diferentes y serían vitales para la construcción tanto de la historia de Occidente como la historia de Oriente.

varego constantinopla
Grafito vikingo en la segunda planta de Hagia Sofía (siglo IX).

Fuente
BOYER, R., La vida cotidiana de los vikingos (800-1050). José J. de Olañeta, ed, Palma de Mallorca, 2005.COHAT, Y., Los vikingos, reyes de los mares, Madrid, 1989. Aguilar Universal.

Ridouan

Gestiono la cuenta de "@ImperiosdeArena" en Instagram. Graduado en Historia en la Universidad Complutense de Madrid.

Artículos Relacionados

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba