Edad AntiguaEn PortadaHistoria

¿Cuáles eran las ciudades-estado de la antigua Grecia?

Todo lo que necesitas saber sobre las ciudades-estado y sus contribuciones a la civilización griega.

Las ciudades-estado de la antigua Grecia fueron una de las grandes claves para que la civilización griega prosperase. Conocidas como ‘polis’, una ciudad-estado independiente que representaba una comunidad organizada y estructurada.

Era como una mini-ciudad de la actualidad (salvando las distancias), con su zona urbanizada (asty) y un terreno cercano para el cultivo de alimentos llamado chora. Muchos incluso tenían espacios públicos con templos o edificios gubernamentales, habitualmente en la zona más alta de la ciudad (acrópolis).

Aunque las ciudades-estado compartían un idioma, una cultura y una etnia, cada ciudad tenía sus propias leyes, gobierno y ejército. Estas ciudades se hicieron más importantes a medida que se desarrollaban rutas comerciales por el Mediterráneo, volviéndose aún más importantes después de que la Guerra del Peloponeso (431-404 a.C.) las enfrentó entre sí en una lucha por el poder y la hegemonía sobre toda Grecia.

ciudades-estado Grecia Corinto
Templo de Apolo en Corinto (foto:depositfotos.com)

¿Qué es una ciudad-estado de la antigua Grecia?

Las ciudades-estado de la antigua Grecia fueron núcleos poblacionales autónomos e independientes unidos por un idioma, una religión y una cultura comunes. Más allá de eso, eran autosuficientes y estaban separados unos de otros. Cada ciudad estaba gobernada de una manera diferente: en algunas existía una asamblea de ciudadanos selectos (Boulé o Ekklesía) en otras, dependiendo de la época, el máximo rango era el tirano o una diarquía (Esparta).

La aparición de esta forma de asentamiento habría que ubicarla en el momento en que grupos humanos diferenciados se fueran asentando en torno a una comunidad unida (sinecismo) buscando una forma de defenderse entre todos así como una participación comunitaria en la producción de alimentos.

Estos asentamientos se fueron haciendo más grandes convirtiéndose en pueblos y luego en ciudades. Las ciudades se volvieron más importantes a medida que se desarrollaban las rutas comerciales y comenzaron a competir por su influencia sobre la región. Muchas de estas ciudades estaban situadas a orillas del mar Mediterráneo, lo que les permitía acceder por vía marítima al resto del mundo occidental.

Leónidas ciudades Grecia
Estatua de Leónidas en Termópilas (Foto: depositphotos.com)

Hay muchas teorías sobre cómo surgió este sistema de ciudades-estado. Una teoría sugiere que fue el resultado de un proceso de desarrollo relativamente pacífico. Las personas desarrollaron nuevas tecnologías y rutas comerciales que les permitieron vivir, primero en pequeñas comunidades y luego, decidieron agruparse en grandes comunidades donde se organizaron. Otra teoría sugiere que el proceso de unificación resultó de una serie de guerras y enfrentamientos en el que los grupos humanos se vieron forzados a establecerse dentro de ciudades-estado para garantizar su supervivencia y defensa de otras ciudades-estado.

Debido al terreno montañoso de la región, este proceso de desarrollo de ciudades-estado independientes habría sido bastante natural. En las regiones griegas las cadenas montañosas dividían grandes áreas de tierra y la costa estaba salpicada de islas habitables. Estas barreras físicas habrían creado la división, permitiendo que los lugares aislados prosperaran a su manera sin dejar de estar conectados a una civilización y a un entorno común.

Es posible que existieran cientos de ciudades-estado en toda la antigua Grecia. En este resumen trataremos de analizar algunas de las más destacadas:

Atenas

Muchos consideran que la antigua ciudad de Atenas es la cuna de la civilización occidental y el corazón cultural del Mediterráneo, no en vano es una de las ciudades más antiguas del mundo, con presencia humana atestiguada desde el Neolítico.

El año de su fundación se pierde con las brumas del tiempo. El mito dice que sobre de la colina de la Acrópolis, el héroe Teseo fundaría esta ciudad hacia el III milenia a.C., teniendo su época dorada en el siglo V a.C., bajo el mandato de Pericles cuando se convirtió en la principal potencia militar de Grecia, al frente de una alianza de ciudades conocida como la «Liga de Delos«.

La democracia ateniense disfrutó de una importante vida intelectual, reuniendo a los grandes filósofos de la antigüedad (Sócrates, Platón, Aristóteles), dramaturgos (Esquilo, Sófocles, Eurípides, Aristófanes) y al historiador Tucídides. Se han conservado muchos testimonios de este próspero período, como el Partenón, el Ágora (que incluye el Templo de Hefesto), el Olimpeion, el Teatro de Dionisos o el Estadio Panathinaikó.

Atenas ciudad estado
Atenas en la actualidad (Foto: depositphotos.com)

Esparta

A Esparta, ubicada en la costa sur de la península del Peloponeso (sur de Grecia), a veces no se la considera una ciudad-estado al uso, al carecer de las características principales antes indicadas como eran una muralla o una acrópolis. No obstante su organización y entorno cultural así lo sugieren.

Ya mencionada en la Ilíada, también con el nombre de Lacedemonia, se convierte en el siglo VI a.C. en el poder dominante en su región encabezando las fuerzas griegas durante las Guerras Médicas.

En el siglo V a.C., gana la guerra del Peloponeso que lo opone a Atenas, pero pierde su hegemonía tras la derrota de Leuctra en el 371 a.C. contra los tebanos de Epaminondas .

Esparta se distingue de otras ciudades por un modelo social en el que la minoría de Homoioi (los «iguales») son ciudadanos de pleno derecho, mientras que la actividad económica la proporcionan los Periecs, una población libre pero no ciudadana, y los Ilotas, meros esclavos del estado espartano. La educación es obligatoria, colectiva y organizada por la ciudad, tal y como el sabio Licurgo vendría codificando: tiene como objetivo formar soldados disciplinados, eficientes y comprometidos con el bien de la ciudad. De hecho, el ejército espartano es reconocido como el más poderoso del mundo griego con una devoción casi religiosa por la disciplina militar.

Los autores clásicos menudo veían a los espartanos como injustos y crueles. No obstante, fueron una fuerza prominente en la historia griega. Las ciudades-estado de la península del Peloponeso a menudo se involucraban en los conflictos por el dominio de toda Grecia. Esta agresividad finalmente condujo a la Guerra del Peloponeso (431-404 a. C.), teniendo Esparta un participación destacada en esta guerra.

Esparta ciudades-estado
Ruinas de Esparta (Foto: depositphotos.com)

Corinto

La antigua ciudad-estado de Corinto estaba ubicada en la parte noroeste de la península del Peloponeso, al sur de Grecia, en el istmo de Corinto, una estrecha franja de tierra que conecta el Peloponeso con la Grecia continental, entre Atenas y Esparta.

La ciudad tiene diferentes mitos fundacionales. Según el mito helénico, la ciudad fue fundada por Corinto, descendiente del dios Helios (el Sol), mientras que otros sugieren que la ciudad fue fundada por la diosa Ephyra, una hija del titán Océano, de ahí el antiguo nombre de la ciudad (Efira). Arqueológicamente, la cerámica neolítica sugiere que el sitio de Corinto ha estado ocupado desde al menos el 6500 a.C., no obstante, sus tiempos como cidad-estado empezarían alrededor del año 900 a.C., siendo una de las pocas grandes ciudades griegas de la Antigüedad que nunca ha desarrollado una política imperialista. Los corintos buscaban sobre todo enriquecerse a través del comercio

Tras su destrucción por la República Romana en el 146 a.C., fue reconstruida en el 44 a.C. y prosperó gracias a ser convertida en la capital de la provincia romana de Grecia y a la Pax romana antes de volver a ser eclipsada a finales de la Antigüedad Tardía. La antigua Corinto era una de las ciudades más grandes e importantes de Grecia, con una población de 90.000 personas alrededor de 400 a.C.

La moderna ciudad de Corinto se encuentra a unos 5 kilómetros al noreste de las antiguas ruinas. Desde 1896, las excavaciones arqueológicas sistemáticas realizadas por la Escuela Americana de Estudios Clásicos de Atenas han revelado gran parte de la antigua ciudad, y las recientes excavaciones realizadas por el Ministerio de Cultura griego han sacado a la luz nuevos descubrimientos sobre la ciudad.

Corinto ciudades-estado grecia
Restos del templo de Apolo en Corinto (Foto: depositphotos.com)

Tebas

Tebas era una ciudad antigua ubicada en el interior de Grecia, a 48 km de Atenas al norte de la cordillera de Citerón y a orillas de un río. Era el cruce natural de los caminos que unían el golfo de Corinto y el Ática con la Grecia central y Eubea, de ahí su importancia económica y militar.

La ciudad fue fundada en la Edad del Bronce, según las crónicas romanas su cronología arrancaría en torno al 2140 a.C. cuando un rey llamado Ogiges decidió construirla.

Tuvo cierta rivalidad con Atenas, especialmente durante el asunto de Platea cuando, hacia el año 519 a.C., los tebanos atacaron Platea, a la que pretendía despojar de su independencia (esta ciudad formaba parte de una liga separada a la que estaban adscritos los pueblos agrícolas). Platea pidió ayuda a Atenas, aunque primero la solicitó a Esparta (fueron los lacedemonios los que le recomendaron alinearse con Atenas debido a la cercanía). Finalmente Platea incluso aumentó su territorio a costa de los tebanos.

Tras sublevarse contra los macedonios a la muerte del rey Filipo II, Alejandro Magno la reduce a cenizas instigado por el resto de ciudades-estado. Nunca vuelven a tener el poder de antes.

ciudad estado tebas
Ruinas de Cadmea en Tebas. (wikimedia)

Siracusa

Fue una de las cinco ciudades-estado más importantes de la civilización griega siendo cabeza de la «Liga dórica«, fue fundada en 734/733 a.C. por colonos griegos de Corinto y Tarento en la costa este de Sicilia. La ciudad de Siracusa fue un importante centro de la cultura, comercio y religión helena durante los períodos arcaico y clásico de la historia griega.

Al comienzo de la Guerra del Peloponeso (431 a.C.-404 a.C.), la ciudad era aliada de Esparta y bajo el control de esa ciudad-estado. Sin embargo, la ciudad se rebeló contra Esparta y se alió con Atenas. Esta acción fue fundamental para el resultado de la Guerra del Peloponeso porque permitió a Atenas usar Siracusa como base para su armada y les permitió atacar Esparta desde dos lados a la vez, sin embargo, no ganaron la guerra.

La ciudad se había convertido en un estado poderoso que controlaba la mayor parte del centro de Italia (excepto Epiro) y partes del sur de Italia. Sin embargo, en 342/341 a.C., fue conquistada por Cartago después de una larga lucha. Los cartagineses, con una robusta flota, controlaron el oeste de Sicilia desde su base en Siracusa. Luego, en 276 a. C., destruyeron la otra gran colonia griega rival en Sicilia, la fundada en Camarina en la costa norte.

siracusa ciudad-estado
Antiguo teatro griego en Siracusa ((Foto: depositphotos.com))

Egina

Egina era una antigua colonia insular griega en el golfo Sarónico, frente a la costa de la Grecia actual. La isla era miembro de la Liga de Delos y la Liga del Peloponeso, dos alianzas que protegían el Mar Egeo contra la piratería y la invasión de potencias extranjeras.

La ciudad de Egina fue una de las más importantes de las islas del Egeo, tanto por su papel en la Guerra del Peloponeso como por sus contribuciones a la antigua civilización griega.

Rodas

Situada en la parte oriental de la isla de Rodas, la antigua ciudad de Rodas, fue un importante centro de comercio en el Mar Mediterráneo en la antigua Grecia y es conocida por ser un lugar cosmopolita debido a que gentes de todo el mundo antiguo acudían a su puerto para comerciar. Era miembro de la Liga del Peloponeso. La mayoría de su población eran colonos griegos, con una minoría significativa de fenicios, residentes de la cercana isla de Creta

Se la recuerda por haber contribuido a la historia por haber inventado en su ciudad la primera ánfora de vino, además de por el famoso Coloso de Rodas.

Rodas ciudad estado
Puerto de Mandraki, donde puede que estuviera el Coloso de Rodas con la fortaleza de Agios Nikolaos al fondo

Fuente
Biblioteca de imágenes: depositphotos.com

ArquiteCultura

Una persona normal, historiador y periodista, pero normal a fin de cuentas.

Artículos Relacionados

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba