ArteEdad AntiguaEn PortadaHistoria

¿Que fue “El Coloso de Rodas”?

La única "Maravilla" que aparecía en todas las listas de Maravillas del Mundo antes de la Edad Media

El Coloso de Rodas fue una estatua colosal que representaba al dios Helios. Medía unos 30 o 40 metros de altura y estaba –posiblemente– realizada en madera y bronce.

el coloso de rodas
Recreación contemporánea

Se le suele atribuir a Cares de Lindos, aunque la falta de pruebas sobre su existencia, la sitúa más bien del lado del mito que en el de la realidad. Aunque, en su defensa, cabe afirmar que el Coloso, que fue la única de las “Siete Maravillas del Mundo Antiguo” que aparecía en todas las listas de Maravillas del Mundo antes de la Edad Media.

Según las crónicas estaba ubicada en la bocana de uno del puerto de Mandraki, en Rodas. El que es hoy la entrada a la ciudad medieval.

En sus representaciones se le sitúa una gran antorcha en su mano que, según hipótesis, estaba encendida y servía de faro. Los barcos, para entrar en el puerto, deberían pasar por entre sus piernas aunque investigaciones posteriores de la documentación conservada llegaron a la conclusión de que podría estar en una punta de la bocana, o bien sobre un promontorio muy cerca del puerto.

¿Por qué se levantó el Coloso de Rodas?

Después de que Antígono I el Tuerto Monóftalmos, el líder de la vecina isla de Chipre, intentara asediar Rodas sin éxito, los rodios decidieron honrar a su dios, Helios. ¿Y qué mejor manera de honrarlo que con una estatua de 40 metros?

coloso de rodas ubicacion
Grabado de Sidney Barclay (1880)

Hacia el año 292 a.C., el escultor griego Cares comenzó la construcción del Coloso. Durante 12 años, los trabajadores fundieron y repujaron hierro y bronce para crear la capa exterior de la estatua.

¿Cómo se levantó el Coloso?

A medida que se levantaba la estructura en madera, el cuerpo se iba llenado de piedras. Cuanto la altura dificultaba el transporte del material, los trabajadores desarrollaron un nuevo método para alcanzar las alturas.
En lugar del inestable andamiaje, los trabajadores construyeron largas rampas de tierra que cubrían todos los lados del Coloso. Una vez completada la estatua, la tierra fue retirada poco a poco y la estatua quedó en pie.

¿Dónde estaba ubicado el Coloso de Rodas?

La ubicación exacta del Coloso sigue siendo desconocida hasta el día de hoy, aunque las crónicas antiguas lo ubican en diferentes puntos, nunca muy lejos del puerto de Mandraki.

Sin embargo, todos los relatos coinciden en que la estatua de Helios, se alzaba sobre un pedestal de mármol blanco de 49 pies de altura, colocando toda la altura del Coloso de Rodas en una impresionante altura de 157 pies.

coloso autor rodas
impresión contemporánea

La destrucción del Coloso

Cerca del 226 a.C., Rodas sufrió un devastador terremoto. La ciudad resultó muy dañada, así como el puerto que afectó al Coloso. Habiendo quebrado por la zona las rodillas cayendo a plomo sobre el suelo.

Durante un tiempo, se quiso reconstruir, pero el Oráculo de Delfos advirtió en su contra. Según dijo, la gente de Rodas, había ofendido claramente a Helios, lo que había provocado la caída de la estatua.

Aunque estaba hecho pedazos, el Coloso de Rodas seguía causando impresión y pasó los siguientes 800 años sobre el mismo suelo en el que se derrumbó. Plinio el Viejo escribió que los visitantes quedaban impresionados todavía por su enorme tamaño, señalando que era imposible rodear el pulgar de la estatua con sus brazos.

En el año 693, el califa Mu‘āwīyah ibn Abī Sufyān (Muawiya I) asaltó Rodas, capturando la isla. Según la Crónica de Teófanes el Confesor, los restos de la estatua fueron recogidos y fundidos para su venta. Incluso detalla como un comerciante judío, cargó el material en 900 camellos y se la llevó.

destruccion coloso rodas
Llegada del califa a Rodas (grabado siglo XVIII)

Aunque ya no se encuentra ni rastro sobre la isla, el legado de Coloso permanece. En 2015, se elaboraron planes tentativos para reconstruir el Coloso, y una vez más asomar por el horizonte como su poderoso guardián.

Fuentes:

  • Pitarch, Antonio José (1982) Arte antiguo: Próximo Oriente, Grecia y Roma. 
  • Polibio (ed2016) Historias. RBA Libros 
  • Plinio el Viejo (ed2007). LIBRO XXXVI TRATADO DE LA NATURALEZA DE LAS PIEDRAS. Madrid: Reformas Aereas SA.
  • River, Charles (2012). The Seven Wonders of the Ancient World (en inglés). Massachusetts: Charles River Editors.

Etiquetas
Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar