Edad ContemporáneaEn PortadaHistoriaHistoria Militar

La Fragata blindada “Tetuán”

La primera fragata blindada construida en astilleros españoles

La Fragata blindada “Tetuán” fue construida en los Astilleros de Ferrol en 1863; podía desplazar hasta 7000 toneladas de desplazamiento y contaba con 40 cañones de 200 mm, 46 según la Revista General de Marina.

Se trató de la primera fragata blindada construida íntegramente en astilleros españoles.

La primera fragata blindada española

El primer buque blindado de la Armada Española no fue la “Tetuán”, realmente, fue la fragata “Numancia”. Fue construida veloz y eficazmente en astilleros franceses, los más innovadores del momento, estando lista y pertrechada –prácticamente– un año antes que la “Tetuán”. El proyecto de fragatas blindadas del gobierno español incluía encargos también en Inglaterra, además de en los astilleros nacionales, a fin de tener la nueva flota lista lo antes posible.

Durante el siglo XIX, se sucedieron pocas pero notables mejoras en la construcción naval. Una de ellas había sido el añadir maquinaria de vapor a los navíos clásicos de palos, pero no como sistema de propulsión, sino como un apoyo a la navegación en situaciones de mal tiempo, remolques o maniobras de entrada y salida de puerto; de ahí que muchas veces veamos buques de este siglo con chimeneas y palos para velamen.

fragata tetuan
Dibujo de Rafael Monleón (BNE)

El uso del vapor y las hélices de rueda derivarían, tras ciertos avances, en aparatos de propulsión hacia la mitad de siglo.

¿Por qué se acorazaron las fragatas?

El avance en cuestión de explosivos y proyectiles obligó a proteger las frágiles maderas de las embarcaciones, naciendo así el blindaje o protección, según los tipos. Su blindaje se realizó “protegiendo” la madera del casco con una coraza de hierro de entre 12 y 15 cm de espesor, que subía desde la quilla, cubriendo la obra viva hasta la cubierta más alta.

La primera fragata blindada construida en su totalidad en España, llevaba esas planchas de hierro sobre su casco de madera, era la “Tetuán”, ya dotada de maquinaria horizontal (de expansión y 2 cilindros) y calderas de vapor ensambladas en el astillero ferrolano de Esteiro. Tenía una potencia de cerca de 1200 CV que le daba una velocidad de 10 nudos.

fragata tetuan primera blindada españa
grabado de la Fragata Tetuán

Este buque recibió su nombre como recuerdo a la Batalla de Tetuán, aquel victorioso combate efectuado en febrero de 1860, apenas un año antes de la puesta de quilla de este navío (22 de mayo de 1861), posiblemente como homenaje en el aniversario de la batalla.

fragata blindada tetuán
Modelo de la proa de la fragata blindada Tetuán

Tenía 87,071 metros de eslora, 17,7 metros de manga y 7,64 de puntal, con un desplazamiento efectivo de 7000 toneladas. Llevaba una dotación de cerca de 600 hombres.

Botadura de la fragata Tetuán e historial destacado

La “Tetuán” fue botada (sin blindar) el 19 de marzo de 1863, entregándose a la Armada, tras las pruebas reglamentarias y una vez blindada, en 1866. El excesivo retraso en su entrega pudo haber sido porque las planchas para su blindaje tuvieron que ser encargadas en el extranjero.

fragata tetuan

Estuvo basada en el apostadero de La Habana, desde donde realizó varias comisiones y presencias navales en los EE.UU. En 1868 salió rumbo a España incorporándose a la escuadra del Almirante Topete, uniéndose a la escuadra que inició la conocida Revolución Gloriosa.

Revolución Cantonal y el Comandante “Colau”

Amarrada en Cartagena en 1873 para su desarme, es incorporada a la Escuadra de la Revolución Cantonal de julio.

Nicolás Salmerón la declaró por Decreto presidencial, junto a los demás buques facciosos, “embarcación pirata”. Y no sin razón, puesto que al mando de la fragata, los revolucionarios habían puesto, al inicio de la contienda, a un conocido contrabandista español. Otras potencias navales, como Prusia o Inglaterra, emitieron comunicados similares y enviaron buques al Mediterráneo para proteger sus intereses, sus barcos apresaron buques rebeldes que llevaban banderas rojas, por ese motivo los buques cartageneros volvieron a izar la enseña oficial de la Armada.

El citado contrabandista era un marino nacido en Calpe (Alicante) llamado Nicolás Constantini Sau, más conocido como “Colau”. Se había establecido en Cartagena y, al estallar la revuelta, ofreció sus servicios a los sublevados, dándole en inicio el mando de la fragata que nos ocupa, la “Tetuán”.

fragata tetuan colau
Retrato de Nicolás Constantini, Colau, Almirante de la Armada del Cantón de Cartagena

Aunque Galdós le llama equivocadamente “Alberto Colau”, lo cita en sus Episodios Nacionales y, según varios historiadores, acierta plenamente en su descripción, ya que lo conoció personalmente:

(…) a bordo de las naves cantonales iba lo más granado y florido del personal revolucionario,

(…) el único hombre de mar y de guerra marítima que a mi parecer merecía ser recordado en la Historia era un tal Alberto Colau, contrabandista, hijo de Alicante y tan familiarizado con las aguas mediterráneas y con los peligros del navegar y del combatir, que entre toda la gente llegada de diversas partes a la República Cartagenera no se pudiera encontrar quien le igualase.

Le conocí el mismo día 15, a poco de saltar en tierra, y quedé maravillado de su espléndida y arrogante facha (…)

Descollaba Colau entre la muchedumbre por su robusta complexión y lucida estatura, por su curtido rostro y el mirar flamígero de sus ojos negros. Como el azabache eran también sus cabellos crespos, sus cejas pobladas y el bigotazo que perpetuaba la tradición de la moda turquesca. Coronaba su cráneo con el fez rojo, complemento, en cierto modo histórico, de la figura de aquel Barbarroja redivivo.

Colau, además de contrabandista y pirata, había obtenido varias recompensas de la República Francesa por participar en varios rescates de marinos galos. Entre ellas la Legión de Honor que lucía en la solapa.

fragata tetuan
Combate naval de Portmán

El 11 de octubre de 1873, el propio Colau, al mando de la “Numancia” y ya como Almirante de la Flota rebelde participó en el Combate naval de Portman (cabo de Palos) junto al líder cantonalista Juan Contreras. Este combate acabó con la retirada de la escuadra cantonal, por bajas y falta de munición.

cartagenta fragata tetuan
Combate naval de Cartagena (11 de octubre de 1873) Font i Vidal, Joan, 1811-1885

El final de la “Tetuán”

El final de la fragata blindada “Tetuán” está ligado al de al Revolución Cantonal y por ende al Sitio de Cartagena que duró desde el 15 de agosto de 1873 hasta el 12 de enero de 1874, fecha en la que Colau zarpó a bordo de la “Numancia”, evitando la escuadra del gobierno, junto a la mayoría de líderes cantonalistas y allegados (unas 500 personas) rumbo a Orán en donde permanecieron exiliados, muchos de ellos hasta el fin de sus días.

La “Tetuán” para esa fecha ya había sido pasto de las llamas. Se dice que hacia el 30 de diciembre se declaró un incendio a bordo, no se sabe si por sabotaje o por causa de los bombardeos gubernamentales, que acabó con la fragata hundida en las aguas del muelle del Arsenal.

fragata tetuan
imágenes tras el asedio a Cartagena, se pueden ver los restos de la “Tetuán”

Fuentes:

VV.AA. (1949) Artículo: “Un viaje al mes”, pag. 481. Revista General de Marina 

Barón Fernández, José (1998). El movimiento cantonal de 1873 (1ª República)

Pérez Crespo, Antonio (1990). El Cantón Murciano

Pueyo, Ventura A. (1863) Artículo: “La fragata Tetuán” Galicia : revista universal de este reino – N. 9 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!