Edad ContemporáneaEn PortadaHistoriaHistoria Militar

El Hospital Docker

"Aquí operó Pages, sirviendo a la Patria enalteció la Ciencia"

La Campaña de 1909 puso de manifiesto la escasa preparación de Melilla para atender a las necesidades  sanitarias de unas operaciones militares de gran alcance, solo contaba con el Hospital Central situado en un edificio de la Ciudad Vieja, lo que hoy se conoce como Hospital del Rey, que pronto vio desbordadas sus posibilidades, por lo que hubo que improvisar hospitales aprovechando instalaciones de los cuarteles sin ocupar, colegios como el del Buen Acuerdo, e incluso recurriendo a otros destinados a otros usos como el Casino Militar o la iglesia de la Purísima.

hospital docker

Finalizando la campaña se procedió a la instalación de un nuevo hospital de carácter permanente, para lo que se eligió una zona, cercana al fortín de Triana, en la que el terreno tenía una caída natural hacia el mar, facilitando de esta forma la evacuación de aguas residuales.

hospital docker

El proyecto corrió a cargo del capitán de Ingenieros Castañón, comenzando su construcción en enero de 1910 instalándolo en el lugar elegido, y sobre cimientos de mampostería, 16 barracones tipo Docker (traídos de Hamburgo) con capacidad para 20 camas.

El día 14 de marzo de 1910, siendo su director Santiago Iglesias Gago, recibió el hospital los primeros enfermos procedentes del cercano hospital provisional de infecciosos, organizado en 1909 en lo que sería el fondak de Asmani. Contaba el centro con radiografía, hidroterapia y radioscopia y un gabinete radiográfico. La farmacia se instaló pocos días más tarde. Posteriormente se recibieron 14 barracones tipo “Hospitalier”, de la misma capacidad, con los que se amplió el hospital hacia la zona de Alfonso XIII, alcanzando una capacidad 380 camas. Contó desde el principio con un apeadero del ferrocarril.

hospital docker

Más adelante pasó por importantes reformas, llegando a contar con 750 camas y a prestar asistencia sanitaria a los jefes y oficiales.

En 1921 hay en Melilla cinco grupos de hospitales siendo inicialmente el Docker el que recibe el contingente mayor de heridos, entre los profesionales de la medicina se encuentran ilustres, como es el caso del Capitán Fidel Pagés que gracias a sus tratamientos quirúrgicos de última generación empleando la anestesia epidural, por primera vez, realiza con éxito operaciones que hasta entonces eran impensables.

En 1922 fue ascendido a Comandante Médico y pasa destinado a Madrid. El 21 de septiembre de 1923 muere en un accidente de tráfico mientras volvía a Madrid de sus vacaciones en Cestona (Guipúzcoa), a la altura de Quintanapalla (Burgos), en la llamada cuesta de la Brújula.

También en 1922 el Comandante de ingenieros Mariano del Pozo realiza el primer anteproyecto para la construcción de una capilla, de Cristo Rey, en este hospital, pero no será hasta 1939/41 cuando se finaliza la obra llevada a cabo por el ingeniero militar Luis Sierra Miralles y y por real Decreto 155/2004 de 23 enero por el que se declara Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de monumento.

En 1926, el Ministerio de la Guerra decide cambiar el nombre de Hospital Docker por el de Capitán Médico “Fidel Pagés”, como homenaje a la figura del comandante de Sanidad Militar D. Fidel Pagés Miravét, como prueba de agradecimiento a su labor en los difíciles días del desastre de Annual, colocando una placa en el quirófano con el siguiente texto: “Aquí operó Pagés; sirviendo a la patria, enalteció a la ciencia”.

Hasta 1990 la única UCI que existía en Melilla se encontraba en el Hospital Militar Pagés.

hospital docker

En 2007 se firmó la construcción y el equipamiento de un centro sanitario para uso conjunto, cívico y militar, en los terrenos del Hospital Militar, lo que llevó a que en 2008 terminara la actividad hospitalaria, dejando sólo las consultas externas y los servicios centrales que incluían la farmacia militar.

El adiós definitivo al Hospital Militar “Capitán Médico Pagés” quedo plasmado en un acto, el 29 de febrero de 2012, en el que se arrió la Bandera por última vez. El último director del Hospital militar, Coronel Pérez Calvo, presidio el acto en el que se han recordado los 102 años de existencia del hospital militar de Melilla. Durante un proceso continuado de mejoras desde su fundación.

Este centro hospitalario ha sido durante muchos años, hasta la construcción del Hospital Comarcal, el principal establecimiento de asistencia sanitaria de la ciudad.

Generaciones de melillenses y soldados de todas las provincias españolas han pasado por sus dependencias a lo largo de sus cien años de historia. 

Mucha historia de Melilla, mucha vida, mucho dolor, mucha alegría y también mucha pena, quedará en la bruma de la historia y de los recuerdos, cuando esta legendaria puerta desaparezca de la faz de Melilla.

(citas del blog: El Alminar de Melilla)

Estado actual del Hospital (fotos de José M. Lozano)

Fuentes:

Centro de Historia y Cultura Militar de Melilla

El Alminar de Melilla

Fotografías de Melilla

Redacción

Equipo de Redacción / Notas de Prensa / Agencias

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Close
Close