Edad MediaEn PortadaHistoriaHistoria Militar

La batalla de Bosworth, la última carga de los Plantagenet

Un artículo de Daniel Fernández de Lis

El 22 de agosto de 1485 tuvo lugar una de las batallas más decisivas en la historia de Inglaterra. Enfrentó a las tropas del rey Ricardo III y a las de Enrique Tudor.

batalla Bosworth Plantagenet
Retratos de los contendientes en Bosworth, Ricardo III y Enrique VII

La derrota y muerte del primero, y la victoria del segundo, supuso el fin del reinado de la dinastía Plantagenet, que llevaba más de trescientos años ocupando el trono inglés y el acceso al mismo de la dinastía de los Tudor que daría monarcas tan famosos como Enrique VIII e Isabel I.

La más conocida versión de esta batalla es la contenida en la obra de Shakespeare Ricardo III (en la que el monarca Plantagenet pronuncia la famosa frase: “un caballo, mi reino por un caballo”). Sin embargo, la visión que Shakespeare ofrece de la batalla de Bosworth en particular y del reinado de Ricardo III en general no puede calificarse de objetiva ni de imparcial. El famoso autor teatral escribió en pleno apogeo de la dinastía Tudor cuyo acceso al trono se produjo tras la batalla objeto de esta entrada en la que Enrique Tudor, cuyo derecho al trono era por decirlo suavemente tangencial, consiguió acceder a este dando muerte al rey coronado en Westminster y sancionado por el Parlamento.

batalla Bosworth Plantagenet
Benedict Cumberbacht como Ricardo III

Para los Tudor era imprescindible dotar de una pátina de legitimidad el episodio que se encontraba en el origen de su dinastía y por eso escritores de la época Tudor como Shakespeare y Tomás Moro describieron a Ricardo III como un malvado tirano capaz de asesinar en su camino al trono a su propio hermano Jorge y a sus pequeños sobrinos.

Enrique Tudor se hallaba exiliado en Bretaña mientras permanecía en Inglaterra su madre Margaret Beaufort, última representante de la rama de los Lancaster, derrotada por los York en la guerra de las Rosas. Enrique realizó un primer intento de desembarco en Inglaterra en 1483, que resulta un fracaso sobre todo debido a las condiciones climatológicas. Los principales conspiradores en favor del Tudor, como el duque de Buckingham, fueron ejecutados.

En 1485 Enrique Tudor lo volvió a intentar y consiguió desembarcar en Milford Haven (Gales) al frente de una pequeña tropa de mercenarios franceses. Su intención era ir a Londres y proclamarse rey y fue reuniendo apoyos de descontentos con Ricardo III por el camino. Ricardo viajó de Nottingham a Leicester para cortar el camino a Enrique y convocó a los señores del reino, aunque no todos acuden a su llamada.

Ambos ejércitos se encontraron en Bosworth, veinticinco kilómetros al sudoeste de Leicester y se prepararon para la batalla que tuvo lugar el 22 de agosto. Las tropas reales eran algo superiores en número, pero una sorpresa desagradable esperaba a Ricardo III cuando la importante mesnada de la familia Stanley no se situó junto a la formación real, sino que se colocó en una colina entre ambos ejércitos.

batalla Bosworth Plantagenet
Bosworth Battlefield Anniversary Re-enactment 2013 (foto: geoffoliverphotography)

Los Stanley habían luchado junto a los York en la Guerra de las Rosas; pero el matrimonio de lord Stanley con Margaret Beaufort, madre de Enrique Tudor hizo que los Stanley decidiera, ya iniciada la batalla, ponerse del lado de este.

Enrique, que durante toda la guerra de las Rosas y hasta ese momento de la batalla, había permanecido siempre en segunda fila, decidió por fin dar un paso adelante y avanzar hacia el enemigo. Ricardo vio el movimiento y cargó decidido a acabar con la vida de su rival. Pero en la carga cayó de su caballo. Según la leyenda, sus escoltas trataron de convencerle de que se retirara pero Ricardo les dijo que ese día viviría o moriría como rey de Inglaterra.

batalla Bosworth Plantagenet
Ricardo III cae en la batalla. (dibujo de gregnewbold)

Al ver al rey descabalgado, las tropas de Enrique se lanzaron contra él y Ricardo recibió múltiples heridas que le costaron la vida. La batalla había durado poco más de una hora y cambió la historia de Inglaterra. Como dice el título de la entrada fue la última carga de los Plantagenet, dinastía que dio a Inglaterra reyes como Enrique II, Ricardo Corazón de León, Juan Sin Tierra, Eduardo I Longshanks, y los héroes de la Guerra de los Cien Años Eduardo III, su hijo El Príncipe Negro y Enrique V.

Al finalizar la batalla, Enrique Tudor se dirigió a Londres, donde se coronó como Enrique VII; hizo que el parlamento fijase la fecha de su proclamación como rey el día antes de la batalla de Bosworth, convirtiendo así a Ricardo III y a todos sus seguidores en la batalla en rebeldes y traidores a la corona.

batalla Bosworth Plantagenet

Por su parte, el cadáver de Ricardo III se trasladó a Leicester donde fue enterrado; durante más de quinientos años se perdió el rastro de sus restos, hasta que fueron encontrados en 2012 en una fascinante investigación de la Universidad de Leicester en cuya catedral fueron enterrados en una ceremonia en la que tomó la palabra el actor Benedict Cumberbacht, descendiente lejano de Ricardo III y que curiosamente representó a este rey en la adaptación de la BBC de la obra de Shakespeare titulada The Hollow Crown.

Para saber más:

Daniel Fernández de Lis

Etiquetas

Artículos Relacionados

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar