Edad ModernaEn PortadaHistoria Militar

Rodrigo, el hermano pequeño de Miguel de Cervantes que fue ascendido a alférez por Álvaro de Bazán

Los hermanos Cervantes, combatieron juntos en "primera línea" y estuvieron ambos cautivos en Argel

Entre las varias crónicas de la batalla ocurrida en julio de 1582, en la que el Marqués de Santa Cruz entró con 25 navíos en la Isla Tercera para enfrentarse a franceses y rebeldes portugueses que no reconocían a Felipe II como rey de Portugal, existe una escrita por Mosquera de Figueroa titulada Comentario de la jornada de las islas de los Azores.

Cervantes Tercios
Desembarco de los tercios, fresco de Niccolò Granello en la Sala de las batallas del Monasterio de El Escorial

Una parte de ese texto hace referencia al desembarco de infantería que tuvo lugar tras el combate naval:

Llegaron brevemente las barcas a tierra, donde saltaron los españoles con grande esfuerzo entre aquellas lajas a los lados de los fuertes. Algunos ponían el pie seguro en una piedra para escaparse de la resaca (*fuerte corriente que arrastra hacia el interior del mar), que era grande, otros se abalanzaban y se sumergían, suerte que el agua les cubría hasta la cintura, y con la resaca quedaban luego exentos para salir. Echose al agua animosamente con su bandera, por haber encallado la barca, Francisco de la Rúa, alférez de D Francisco Bobadilla, y tras él el capitán Luis de Guevara y Rodrigo de Cervantes, a quien después aventajó el Marqués, y así muchos salieron de las barcas mojados corriendo agua salada de entre las ropas y las armas.

Y es que de Rodrigo de Cervantes, hermano pequeño de nuestro ilustre escritor, nada se sabía hasta que a principios del siglo XIX se comenzó a investigar, en los archivos guardados en Sevilla y Simancas, sobre todo lo que rodeaba a Miguel de Cervantes. Aquellos legajos daban algunos detalles sobre los destinos y ocupaciones de buena parte de su familia.

Primeramente se pensó que Rodrigo era en realidad el hermano mayor de la familia que aparecía bautizado con el nombre de Andrés en 1543, teorizando que cogería el nombre de Rodrigo por respeto a su padre al ser el mayor, pero tiempo después se descubrió que se trataba del más pequeño de la casay que había nacido en 1550.

Rodrigo sirvió en los Tercios, como Miguel, en las campañas de levante y África, estuvo cautivo en Argel junto a su hermano, estuvo en la toma de Portugal contra el Prior de Crato y en la reducción de las Terceras, siendo promovido a alférez por orden del Marqués de Santa Cruz con fecha de antigüedad de 1584.

Juventud

En julio de 1571, con apenas 21 años, se alistó en la compañía del capitán Diego de Urbina del Tercio de Miguel de Moncada, en donde Miguel llevaba destinado más de un año. Combatió en Lepanto codo a codo con su hermano a bordo de la “Marquesa”, el navío con más bajas de la batalla, lo que se identifica como la primera línea del combate.

Tras Lepanto, como sabemos, Miguel sufrió una herida de gravedad que le dejó el brazo izquierdo inutilizado y desembarcó en Sicilia para recuperarse. Rodrigo, mientras tanto, siguió combatiendo con su Tercio en todas las campañas que siguieron a la victoria contra los turcos.

cervantes tercios
Ilustración de Ferre Clauzel para el libro TERCIOS de José Javier Esparza. Cervantes entre los infantes de mar, a bordo de una galera en Lepanto. Si aún no lo tenéis lo podéis encontrar en libertarias y en la http://www.esferalibros.com/

Lo que pocos saben es que Rodrigo también recibió un arcabuzazo en el brazo, constando ese dato en una carta que escribe el escribano Antonio Marco, describiendo el valor y las heridas de ambos hermanos en la Jornada contra el turco, para recaudar dinero entre la nobleza a fin de pagar el rescate de su cautiverio en Argel.

En 1574 los hermanos volverán a reunirse, esta vez en Nápoles, y regresan juntos a España en la galera “El Sol”, el famoso navío que a la altura de Barcelona fue apresada por piratas berberiscos terminando ambos cautivos en Argel.

Cautiverio de Argel (1575-1580)

cervantes tercios
Cervantes cautivo (grabado de la revista “Los niños”)

Al ser llevados a los llamados “Baños de Argel”, sus captores, encontraron una serie de cartas de recomendación —firmadas por el duque de Sessa y el mismísimo Juan de Austria— que agravaron la situación de los hermanos, ya que la suma del rescate pedida para Miguel, poseedor de aquellas misivas, aumentó a 500 escudos de oro, siendo el rescate normal unos 300, por creer que estaban ante una personalidad importante del Ejército español.

Durante su largo cautiverio en Argel trataron varias veces de furgarse, ninguna con éxito. En 1577 llegaron los Padres Mercedarios, intermediarios entre las familias de los cautivos y sus carceleros, con el rescate reunido por los padres de los Cervantes, considerándose insuficiente para salvar a los dos, decidió Miguel que fuera Rodrigo quien regresara a España.

Pero Rodrigo, antes de salir de “los baños”, escuchó con atención un nuevo plan de fuga que le proponía su hermano. Debía conseguir que un buque en la península y lograr acercase lo más posible a la costa de las afueras de la ciudad, en donde había una gruta cercana al mar, mientras tanto Miguel y otros 14 presos cristianos tratarían de llegar allí para ocultarse y poder ser recogidos.

Cervantes Tercios
Aspecto exterior de la gruta que sirvió de refugio a Cervantes. (Foto: EFE)

Rodrigo pudo salir de Argel, no sin problemas a pesar de haber pagado su rescate, el 24 de agosto de 1577. Consiguió una embarcación en Mallorca, con ayuda del virrey de Valencia gracias a unas cartas que consiguió de un caballero de la Orden de San Juan (Antonio de Toledo), y se puso rumbo a las costas berberiscas para ejecutar el plan de rescate de su hermano. La nave amaneció en las costas argelinas el 28 de septiembre, justo junto a la gruta, pero fue interceptada por embarcaciones del Bei y los fugados capturados en la gruta. Todo por culpa de uno de los presos (llamado El Dorador, Juan Blanco) que había decidido contar el plan a los musulmanes.

Tras varios traslados de prisiones y celdas por asumir la responsabilidad del intento de fuga, Miguel de Cervantes, finalmente sube a bordo de un barco rumbo a Constantinopla en septiembre de 1580. Los padres trinitarios lograron interceder para evitar su partida reuniendo de forma apresurada los 500 escudos que le pedían, bajando a puerto “el manco de Lepanto” con dos cadenas y un grillete. A finales de octubre de aquel año regresa, al fin, a España.

Cervantes Tercios
placa conmemorativa colocada en la gruta en el siglo XIX (foto: cervantesvirtual.com/)

De vuelta a los Tercios, aventuras en Portugal

Dejando en manos de los frailes el rescate de su hermano, regreso don Rodrigo al ejército partiendo a Flandes, aunque no se tiene mucha documentación de esa parte de su vida. Luego estuvo a las órdenes del duque de Alba participando en la batalla contra el Prior de Crato, pretendiente al trono de Portugal.

Tras los combates en Portugal, don Rodrigo ascendería a soldado aventajado, empleo que también alcanzó don Miguel en su día, y con esa graduación acompañaría a su Tercio en la campaña de las Azores, teniendo destacado arrojo y motivando a los otros soldados con sus acciones, entre ellos seguramente a Lope de Vega. Álvaro de Bazán se hizo eco de este valeroso soldado promoviéndolo al empleo de alférez por méritos de guerra.

La última batalla de Rodrigo Cervantes

Cervantes Tercios
La batalla de las dunas (1) según una pintura de Sebastian Vrancx (1640).

El alférez don Rodrigo de Cervantes tuvo su última batalla el 2 julio del año 1600, era la Batalla de Nieuwpoort (la primera Batalla de las Dunas), un combate durísimo en el que las tropas al mando de Mauricio de Nasau chocaron contra las del Archiduque Alberto.

La intención del combate era la de tomar Dunkerque para poder destruir la base de los “Corsarios Dunkerqueses” al servicio de la corona de Felipe III. Mauricio no buscaba un enfrentamiento con el Archiduque, pero éste, al enterarse del desembarco holandés salió a su encuentro con tres Tercios y varias unidades valonas, italianas y alemanas.

El ejército español se puso en marcha sin descanso, avanzando 45 km en un día y una noche. A su encuentro salió la caballería holandesa junto a 2000 infantes. Los españoles los aplastaron y siguieron al encuentro de Nassau llegando sin detenerse y apostandose sobre unas dunas cercanas a la playa en la que había desembarcado el enemigo.

Sin esperar a que llegase toda la infantería ni descansar de la marcha ni de la batalla, el Archiduque ordena el ataque. El viento en contra tampoco ayudó, haciendo que el descenso de la duna fuera más duro de lo necesario por culpa de la arena que se les caía en los ojos.

Cervantes Tercios
formación española para la batalla

El combate fue duro y se desarrolló sobre las dunas. Aparentemente igualado, una carga final de la caballería holandesa desestabilizó a la infantería que ya no pudo más. Aquí cayó el alférez Cervantes, sobre la duna… A pesar de su brillante trayectoria como soldado, a Rodrigo de Cervantes le mataron al servicio de su Majestad en la jornada de las Dunas.

Nadie sabe dónde está su tumba, quizás junto a la de muchos otros españoles bajo aquellos ingratos suelos de Flandes.

Fuentes:

FITZMAURICE-KELLY, James: Miguel de Cervantes. Reseña documentada de su vida, Oxford: University, 1917.

FERREIRO TORRADO, MIGUEL A.Artículo “La Historia que nos cuenta un cuadro: “La Gran Sala del Binnenhof en 1651”

ASTRANA MARÍN, Luis: Vida ejemplar y heroica de Miguel de Cervantes Saavedra, 7 vols., Madrid: Instituto Editorial Reus, 1948-1958

FERNANDEZ DE NAVARRETE, MARTÍN. Vida de Miguel de Cervantes Saavedra, escrita e ilustrada con varias (…), 1819.

DOCUMENTACIÓN ARCHIVO: “El poder y cesión de Miguel de Cervantes en favor de Constanza de Figueroa, dado en Madrid el 11 de Octubre de 1610”

Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Artículos Relacionados

2 comentarios

  1. Impresionante la historia. No tenía ni la mas remota idea. Menudo peliculón que saldría de este relato, que digo peliculón, trilogía.

  2. :) los Cervantes son de serie, imagínate desde Lepanto a Flandes, Argel, el Quijote… quién tuviera presupuesto !!!!

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar