CineEn PortadaHistoria

Películas en las que verás errores históricos

Las películas históricas, o películas que se basan en algún momento de la historia para desarrollar su trama, sinceramente, nos encantan. No lo neguéis.

generales romanos marco antonio
Cartel de la película

Pero el problema con estas películas, es que son lo que son: una ficción; y por mucho que traten de adaptarse a la época en la que se supone están, suele costar mucho trabajo o, a veces no le da la gana al director o productor, no vaya a desmejorar el resultado en pantalla.

Lo que olvidan es que, entre el público que las ve, estamos muchos aficionados a la Historia que analizamos y condenamos muchas de las imprecisiones que, simplemente, no se pueden pasar por alto a pesar de entender (que, sí, que lo entendemos) que se trata de mero entretenimiento y de una película. Pero no perdonamos ciertas cosas, como por ejemplo:

1. Braveheart (1995)

La historia ha demostrado que las personas en Escocia no usaban faldas escocesas hasta aproximadamente el siglo XVI. Sin embargo, se puede ver al personaje de Mel Gibson con uno a lo largo de toda la película, que tiene lugar en la primera década del 1300.

Otro error de bulto es tratar de poner a William Wallace, que pertenecía a una familia noble, como un pobretón de solemnidad. Y no nos olvidemos del apodo que parece darle el filme “Braveheart”, que era el apodo del rey Robert Bruce (ese que perdió su corazón en España, literalmente).

En cuanto a la cronología, hay que decir que la mujer del rey Eduardo II, tenía tres años de edad cuando su suegro Eduardo I ordenó la ejecución de Wallace. Dato histórico que estropea la “salsa rosa” de la trama.

2. Gladiator (2000)

Los historiadores se burlan de muchas suposiciones en esta película, especialmente la noción de que Marco Aurelio hubiera querido regresar a la antigua República. Además de eso, la película comprime el reinado de 13 años de Cómodo en lo que no puede ser más de dos años.

El propio Cómodo era más joven y estaba más en forma física de lo que se representa, casado y (sin mencionar) que no cometió patricidio; más que nada porque Marco Aurelio falleció a causa de una varicela o, según otros, por comer algo en mal estado.

Para agregar al aparentemente interminable montón de imprecisiones, la película presenta batallas enteras que no ocurrieron, grandes catapultas que nunca habrían sido arrastradas a campo abierto, una raza de perros (pastor alemán) que no existía en ese momento e inscripciones latinas con gramática incorrecta (bueno, esto podría ser… aún pasa hoy en día).

Algunos incluso han señalado el anacronismo de los oficiales romanos al mando de los soldados que manejan arcos y flechas para “disparar”.

3. Pearl Harbor (2001)

El historiador Lawrence Suid, experto en el suceso del Pacífico, afirmó rotundamente que la película tiene poco más que un “parecido remoto” con el evento real.

Algunas inexactitudes son tan ridículas, que más que enfadar, divierten a los historiadores. Por ejemplo, el gobierno de Japón sí declaró formalmente sus hostilidades contra EE UU. algo que se suele omitir no solo en las películas, si no que la “historia propagandística americana” da por cierto.

Además, la idea de que un paralítico Franklin Delano Roosevelt se levantara de su silla de ruedas no parece tener ninguna base real.

4. El patriota (2000)

Los protagonistas parecen ser revolucionarios humildes, trabajadores, horados etc, etc, etc… en cambio se olvidan (algo muy inglés) de que todos tenían esclavos en sus tierras.

También se pone la Batalla del Palacio de Justicia de Guilford como uno de los puntos más importanes de esta historia. Pero, aquella batalla, fue ganada por los ingleses que estaban en inferioridad numérica. Encima se tiene aquella batalla como el momento en que las operaciones militares británicas en la Guerra de la Independencia, tenían más fuerza.

5. El último samurái (2003)

El error más grave, seguramente realizado a conciencia es que, no consta en ninguna parte que un militar norteamericano (el prota) hubiera ayudado al depuesto shogun. Y estamos hablando del siglo XIX, todo estaba por escrito.

Se sabe que hubo asistencia militar por parte de holandeses y franceses durante la guerra Boshin; y es posible que la historia se base en la de un militar francés que se incorporó al ejército del último shogun Tokugawa, llamado Jules Brunet. Pero era francés, no “yanki”.

Aunque toda la historia se mantiene dentro del periodo de la Guerra Boshin (desde 1868 hasta 1869), el último ataque suicida por parte de samuráis tradicionalistas contra el ejército imperial corresponde a la posterior Rebelión Satsuma ( 29 de enero al 24 de septiembre de 1877).

6. El rey Arturo (2004)

Normalmente estas películas ya las ves venir, suelen ser pura fantasía. Pero, en este caso, la productora aseguró que habían realizado una investigación histórica en profundidad, por lo que, es necesario darles un par de collejas.

Para empezar, la película está ambientada cuando el Imperio retira sus tropas de la actual Gran Bretaña, que fue en el 407 d.C. y los legionarios visten uniformes del siglo I d. C. (la era “clásica” representada con mayor frecuencia en las ilustraciones).

Artorio Castus existió de verdad, era oficial romano que comandaba un foederati sarmatiano en el Muro de Adriano, pero murió alrededor del año 200 dC. Cerdic era un verdadero señor de la guerra sajón que atacó a los romanos con su hijo Cynric, pero lo hizo a principios de los años 500 dC. Pelagio realmente fue juzgado por herejía, pero fue absuelto y murió de viejo; además, el juicio fue una década después de este escenario, y en el siglo V no se solía ejecutar a nadie por herejía, de todos modos.

Etiquetas

Artículos Relacionados

6 comentarios

  1. En la película El Cid hay muchisimos fallos, desde fallos de vestuario hasta fallos de personajes que faltan y de edad, algunos muy curiosos…, al rey Fernando I de León, llamado El Magno, en la película le faltan dos hijos: Elvira que gobernó la ciudad de Toro y García que gobernó el reino de Galicia, en la película salen Alfonso, Urraca y Sancho, el Cid se queda huérfano de padre con 14/15 años, en la película le vemos ya algo crecidito, en el siglo XI, las sobrevestas aún no existían, estas, aparecen en tiempos de Alfonso VIII siglo XII-XIII, en la vida real, el Cid muere con sus hijas creciditas, pero ¿ y su hijo Diego, donde está ?, este murió en 1097 en Consuegra ( Toledo ), la famosa Jura de Santa Gadea jamás existió como sale en la película, pudo haber existido una jura pero no que participase directamente el Cid, en la introducción, el narrador habla del año 1100 como inicio de la historia de la película, el Cid muere un 10 de Julio de 1099. Se duda de la existencia de la Tizona como tal, el único documento que la nombra es el Cantar de Mío Cid y la nombra como Tizón ó como Tizona, la empuñadura que vemos en la espada Tizona, es del siglo XV, de la época de los Reyes Católicos, y así podríamos profundizar más sobre algunos detalles que nunca existieron y que salen en la época.

  2. Solo quiero felicitarte, grandes observaciones y grandes comentarios, a mi en lo particular también me encanta la Historia y si es del antiguo Imperio Romano, mas aun. FELICIDADES.

  3. Muy acertados todas las observaciones.
    Respecto a los últimos de filipinas, me quedo con la primera versión, si bien tampoco es que sea todo lo real de lo que debió de ser. Mi padre fue compañero de uno de sus nietos, y desde luego que nada contaron como lo mostrado en la película.
    Hemos de tener en cuenta, que estamos, gracias a Dios, en una época menos belicista que antaño, y muchos tratan de infundir ese sentimiento en una época en la que se resolvían los problemas a duelo … con lo que tratar de alterar la forma de pensar de antaño y adaptarla a unas ideologías anti belicista como lo han hecho, como que no cuadra en esa época.
    Sólo hay que ver el respeto que nos siguen teniendo allí a pesar de los años transcurridos, por algo será … ya nos gustaría que ese mismo respeto, se manifestase aquí.
    En toda película histórica y por lo general bajo la firma de la meca del cine, las meteduras de pata, están más que garantizadas.
    El otro día, en una cadena de tv ponían la de Cleopatra … no se si el error era de traducción o de guión, pero al poco de empezar, cuando Julio Cesar se disponía a emprender camino de Egipto, tras los pasos de Escipión, su adversario (no enemigo, ya que como bien definían, romano también era) … hablaban de Egipto como el granero de Roma, bien cierto, por lo que nos enseñaron los historiadores … pero de ahí, de ser el granero, entiendo que podía serlo de trigo y cebada o centeno … pero maíz?, señores míos, eso es un milagro propio de los dioses de Egipto … el maíz, vino de América, tras haber sido descubierta unos cuantos años más tarde por Colón (no entramos si fueron antes los nórdicos, que bien demostrado está de que llegaron, pero el llegar y no divulgar, es como no hacer nada) …
    Si os cuadra verla, ya veréis … pero, bien es cierto que en todas, suele haber, más de un gazapo. Gazapos que en gran medida nos permiten hacer las oportunas críticas … constructivas y con la mejor de las intenciones.
    Repito mis felicitaciones por su artículo.

  4. Estimado amigo: Hace unos días he visto la serie “Troya, la caída de una ciudad” . No soy un hombre racista, ni xenófobo, ni anti lo que sea. Simplemente soy un hombre apasionado por la historia.
    Por todos es sabido que los que luego se llamaron griegos, fueron tribus venidas del norte, jonios, aqueos, etc, todos de origen indo europeo.
    Soy conciente también que en la industria cinematográfica las minorías étnicas tienen una “cuota” para interpretar papeles importantes o no.
    Pero en ésta serie, el rigor histórico parece que lo han saltado totalmente: Aquiles, Néstor, Zeus, Diana,Patroclo y Eneas están interpretados por actores negros. Bien interpretados, sí, pero son negros.
    Si hubiesen sido semitas, bueno…….puede ser una licencia histórica. Lo que más me llamó la atención es que una de las instituciones que participó en la producción de ésa serie es la BBC, y los ingleses son muy serios en cuanto al contenido de sus producciones.
    Y yo me pregunto: ¿que hubiese dicho el colectivo negro si el actor de la serie Zaka-Sulú hubiese sido un blanco tipo vikingo?

    Un abrazo y felicitaciones por tu blog

    Alvaro Kröger

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar