Edad ContemporáneaEn PortadaHistoria

José Gaspar “Gasparilla”, el último de los bucaneros

Su leyenda es celebrada cada año en la ciudad de Tampa en el Festival Pirata que lleva su nombre

José Gaspar, conocido como “Gasparilla”, es un supuesto legendario pirata español, considerado como el último de los bucaneros. Algunos dicen que comenzó sus andanzas siendo muy joven con el secuestro de una joven por la que pidió un rescate.

Aquella primera fechoría no le salió bien y fue capturado por las autoridades españolas. Se le dio la opción de cumplir condena en prisión o unirse a la Armada. Gaspar eligió la mar, donde sirvió con valor durante varios años antes de liderar un motín y huir a Florida.

gasparilla ultim bucanero pirata español
Ilustraciones de Gasparilla por Jack Beater

¿Quién era José Gaspar “Gasparilla”?

Sobre Gaspar se dicen muchas cosas. Hay quienes afirman que nació en España en 1766 y sirvió en la Armada para redimir su pena, a bordo del “Floridablanca”. Será en ese buque donde organizará el motín que le convertirá en prófugo y pirata.

Otras historias, mucho más románticas, cuentan que llegó a Capitán de Navío —incluso a Almirante— y que ejerció como consejero del rey Carlos III pero caería en desgracia tras dejar a una de sus amantes por otra más joven acusándole la primera, ante la corte, de haber robado varias joyas de la Casa Real española. Como nadie creyó en su inocencia tuvo que darse a la fuga, robó un buque y juró venganza contra España, castigándola a través de sus fechorías piratas.

El pirata “Gasparilla”

Se hizo llamar “Gasparilla” y navegó por la costa oeste de Florida durante 38 años (de 1783 a 1821) saqueando todo barco —español o no— que se atreviera a surcar aquellas aguas. Su tesoro creció con los años y se decía que lo iba reuniendo en una isla que se conoció como “Isla Gasparilla”. Los prisioneros masculinos que capturaba en cada barco apresado tenían dos opciones: la muerte o enrolarse como pirata; las mujeres en cambio eran llevadas a otra isla (“Isla Captiva”) donde se las mantenía secuestradas hasta recibir un rescate, o se las maltrataba y abusaban de ellas.

La historia (o leyenda) más conocida de su época bucanera trata sobre una noble española (residente en Mexico), supuestamente llamada Useppa, que Gaspar había secuestrado. Ella trató siempre de resistir los abusos del pirata hasta que la amenazó de muerte si no se sometía a su lujuria. Ella volvió a resistirse y la mató en un arranque de ira. El español inmediatamente se arrepintió de lo que había hecho y llevó su cuerpo a una isla cercana, la cual llamó “isla Useppa” en su honor, y la enterró con sus propias manos.

Investigadores, que aseguran ver parte de veracidad en la historia del pirata, identifican a esta mujer con Josefa de Mayorga, hija de Martín de Mayorga, el virrey de Nueva España entre 1779 y 1782. De igual manera, otra isla de la zona llamada “isla Sanibel” se dice que fue bautizada por el segundo de Gasparilla, Roderigo López, en honor a su amante que había dejado en España.

Gasparilla capturó más de 400 barcos hasta que desapareció en 1821 durante una batalla contra el USS Enterprise. Se cuenta que mientras su tripulación caía a manos de la US Navy, saltó desde la proa, gritando:

“¡Gasparilla muere por su propia mano, no por la del enemigo!”

gasparilla bucanero español
Ilustración actual imaginario de Gasparilla y su tripulación

Orígenes de la leyenda de Gasparilla

Juan Gómez, o John Gómez, era un anciano que residía en una cabaña al suroeste de Florida a finales del siglo XIX, se dice que llegó a ser la persona de más edad de EE.UU. en su tiempo. La gente solía visitarlo para escuchar las historias de cuando —según él mismo— era un pirata.

Se especula que Gómez fue quien se inventó —o exageró— la leyenda de Gasparilla. Se cree esto porque no existen textos anteriores al siglo XX que asocien las acciones de sus historias con las de José Gaspar, cuya historia, real o ficticia, no aparece en registros de ningún tipo hasta aproximadamente 1900, cuando su historia se publicó en un panfleto de la compañía de trenes Charlotte Harbor and Northern Railroad.

gasparilla bucanero español
Cabaña de Juan Gómez (foto: tampa bay archives)

Este panfleto fue entregado a los huéspedes del Hotel Boca Grande (ubicado en el pueblo más grande de la isla Gasparilla), a modo de entretenimiento turístico en el que se narraba esta historia local. En el texto se hacía referencia a la reciente muerte de John Gómez (h1900) y describía el enorme tesoro que Gaspar había enterrado en algún lugar de la isla, y que nunca había sido encontrado.

La versión de la historia de Gasparilla, basada en los relatos de Gómez, del panfleto influenció todas las historias sonre piratas y bucaneros americanos subsiguientes, y sirvió de inspiración para crear el “Festival Pirata de Gasparilla” de Tampa, celebrado por primera vez en 1904.

gasparilla bucanero español
Juan Gómez (foto: tampa bay archives)

En 1923, un historiador de Boston llamado Francis B.C. Bradlee recibió una copia de aquel panfleto e incluyó una reseña sobre Gasparilla en un libro que estaba preparando sobre la piratería en Nueva España (Piracy In The West Indies And Its Suppression). Su libro fue muy popular e influyó en otras publicaciones sobre el tema. Los escritores, desde entonces, tomaron como verídicas las aventuras de Gasparilla.

Al mismo tiempo, el Festival de Gasparilla en Tampa siguió ganando fama y se volvió cada vez más importante; actualmente atrae a miles de personas a la ciudad que se disfrazan de piratas y celebran la entrada del barco pirata de Gaspar. Habría que esperar hasta 1980, cuando el antropólogo francés Andre-Marcel d’Ans sacara a la luz, con un extenso artículo, la leyenda de Gasparilla. Aunque no aclara si existió o no, simplemente señala cómo se extendió su historia a raíz del relato oral de Juan Gómez.

gasparilla bucanero español
Festival de Gasparilla en 1925

Un descubrimiento sorprendente

En abril de 2015, Ernesto López estaba ordenando recuerdos de familia en su ático de Ybor City, en Tampa, realizando un descubrimiento sorprendente. López encontró una extraña caja alargada que había pertenecido a su abuelos que contenía una mano cortada, un mapa dibujado y varias monedas españolas y portuguesas de los años 1700.

López recordó las historias de su abuelo, que afirmaba haber encontrado cuando era joven el tesoro del famoso pirata español José Gaspar. Sin embargo, tras un examen científico, resultó ser una mano de simio y, tanto las monedas como el mapa no tendrían más de 100 años. ¡Pero la leyenda de Gasparilla persiste! (al menos su fiesta es un fiestón de los grandes, se celebra en enero por cierto).

Fuentes:

André-Marcel d’Ans. La leyenda de Gasparilla: mito e historia de la costa oeste de Florida

813area.com/tampa

hollyjeantampa.com/2015/01/legend-jose-gaspar/

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Close
Close