Edad ContemporáneaEn PortadaLiteratura

Gertrudis Gómez de Avellaneda: «La Peregrina»

Novelista y poetisa en la literatura del Siglo XIX.

En 1814, en Puerto Príncipe, nacería Gertrudis Gómez de Avellaneda, que fallecería en Madrid en 1873. Una escritora cubana que a los veintidós años se trasladó a España, donde comenzó a publicar poesías bajo un seudónimo, «La peregrina». Se dio a conocer con su obra narrativa Sab, publicada en 1841.

Gertrudis Gómez Avellaneda
Gertrudis Gómez de Avellaneda (Federico de Madrazo). Museo Lázaro Galdiano

¿Quién era Gertrudis Gómez de Avellaneda?

Gertrudis fue valorada como una de las figuras claves del romanticismo hispano. En poesía destacó por combinar su experiencia amorosa con el anhelo religioso y el escepticismo social; en novela, conjugó el erotismo de las costumbres caribeñas y su visión de las tradiciones peninsulares.

Una mujer a la que se le impidió entrar en la Real Academia Española; y es que a pesar del aprecio por parte del escritor, filólogo, historiador y crítico literario, Marcelino Menéndez Pelayo, se opuso a que Avellaneda formara parte como miembro de la Academia.

La poetisa sobresalía por su temática, el amor y la esclavitud. Temas que aparecen en su novela cumbre, Sab; considerada pionera en su tiempo ya que dicha obra plasma la sociedad de aquella época, principios del siglo XIX. De carácter romántico, cuenta la historia del esclavo Sab. Tal vez esta novela no dista del mundo en el que vivimos.

Sab, la novela de Gertrudis Gómez de Avellaneda

Sab, un esclavo mulato compañero de juegos desde la niñez de Carlota de quien se enamora. Pero Carlota está enamorada de Enrique Otway, que tan solo está interesado en su fortuna. Sab da todo su dinero obtenido en un premio a Carlota y Enrique para que estos puedan casarse. Finalmente muere no sin antes dejar una carta a Teresa para que esta se la entregue a Carlota. Una carta en la que desvela su amor, un amor no correspondido. El protagonista se comporta como un caballero al servicio de su dama. Es caracterizado por una gran personalidad, de espíritu crítico y libre.

Gertrudis Gómez Avellaneda
Gertrudis Gómez de Avellaneda, SAB. Edición 2017.

La muerte será su libertad ante la posibilidad de amar a Carlota. El amor imposible debido a la diferencia de clases, a su raza. Parece mentira, pero si nos paramos a pensar, los temas que se presentan en esta obra  ̶ de la que tal vez poco se conozca  ̶ aún están candentes en la actualidad.

La crítica social, centrada en el sistema esclavista, injusto y vergonzoso y que Avellaneda defiende su abolición. También habla de la esclavitud femenina o al menos hace una comparación usando al personaje principal como ejemplo.

La crítica de la sociedad patriarcal en la obra de Gertrudis

Y es que Gertrudis era una mujer que desbordaba amor y el deseo por amar y ser amada; un elemento que se refleja en sus obras y que evidenciaba el espejo de su alma apasionada. Su intuición femenina y rebelde plantea unas ideas verídicas. Critica a la sociedad patriarcal en la que vive, la que se presenta en aquella época. La mujer que queda marginada al igual que el esclavo por ser inferior, cuando en realidad todos somos iguales.

Todas estas inquietudes se pueden observar y estudiar en dicha obra, la cual no deja indiferente. Es un grito a la libertad y al amor apasionado, al amor que se da sin esperar nada; un amor que hiere en cuanto a que la desigualdad social está presente, un esclavo de color y su dama de raza blanca a la que debe amar en secreto y sin ser correspondido. « ¡Eres mulato y esclavo!»

Gertrudis Gómez Avellaneda

El esclavo alcanza con su fuerza espiritual y su sacrificio la libertad, esa libertad que otros le negaron. La injusticia contra un alma superior al que se le prohíbe el deseo de amar y quizá de ser amado, por su color y por su condición.

En definitiva, con Sab, Avellaneda quiso crear un personaje que se revela ante la estupidez de las creencias sociales establecidas y a un ídolo del amor puro y desinteresado. La igualdad social que reclama a través de sus personajes y revolucionarias para principios del siglo XIX, son una constante en sus escritos.

“…la pluma cae de mi mano… ¡adiós!… Yo he amado, yo he vivido…ya no vivo… pero aún amo”. (Avellaneda, p.272)

Fuentes:

BALLESTEROS, Mercedes, Vida de la Avellaneda, Madrid, Ediciones Cultura Hispánica, 1949.

GÓMEZ DE AVELLANEDA, Gertrudis, Sab, Madrid, Edición de José Servera, Editorial Cátedra, Letras Hispánicas,12ª edición, 2017.

Imangen portada: cervantesvirtual.com

Etiquetas

Ana Isabel Pernil

Licenciada en Filología Hispánica y docente. Defensora del buen uso de la escritura y amante de la Literatura. No me gusta la hipocresía.

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar