Edad ContemporáneaEn PortadaHistoria Militar

El navío San Telmo: misteriosa desaparición en la Antártida

Al no haber noticias del paradero del San Telmo durante casi tres años, se declaró oficialmente la baja del navío y de sus tripulantes

La historia de este navío permaneció casi olvidada durante un largo tiempo hasta que un grupo hispano chileno formado por el catedrático Manuel Martín Bueno, arqueólogos, geólogos y marinos de la Armada, organizó varias campañas de investigación sobre el terreno en 1993 y 1995.

El levantamiento de las posesiones españolas en América

Tras la expulsión de las tropas napoleónicas de España y de la vuelta de Fernando VII en la primavera de 1814, quedaban muchos asuntos que resolver en el país y en las posesiones en el continente americano, que llevaban años de insurrección motivada por los movimientos independentistas. Para sofocar estos levantamientos y mantenerlos a raya, se organizó una escuadra con la misión de enviar refuerzos al continente americano, pero la situación de la Armada española era lamentable.

La División del Mar del Sur

La escuadra que se logró organizar se le llamó la División del Mar del Sur, y estaba compuesta por dos navíos, una fragata de guerra y un mercante. El San Telmo, un navío de guerra de tres puentes —190 pies de eslora, 52 de manga y 25 de puntal— recuperado tras cuatro años de abandono y con más treinta años de servicio, fue rearmado con un presupuesto de trescientos cuatro mil novecientos seis reales. Fue construido en 1788 en los astilleros de Esteiro de El Ferrol y contaba con 74 cañones. Este navío sería el buque insignia de la escuadra.

El segundo navío era el Alejandro I, uno de los cinco barcos comprados a Rusia dos años antes, era el único que se salvó del lamentable estado de los barcos adquiridos, aunque seguía presentando problemas. Contaba con 74 cañones, al igual que el San Telmo. El resto de la escuadra la formaban la fragata Prueba y la fragata mercante Primorosa Mariana, para el transporte de tropas.

exposicion san telmo antartida america
Navío San Telmo de la Armada Española, realizado por Alejo Berlinguero (1750-1810), Museo Naval de Madrid

No hubo voluntarios para comandar esta escuadra, por lo que hubo que designar forzosamente a uno, y este fue el capitán de navío Rosendo Porlier, con gran experiencia naval en su haber, como el episodio de la batalla de Trafalgar. Al mando del San Telmo estaba el gaditano Joaquín de Toledo y Parra. Porlier— también embarcado en este navío—, ante el lamentable estado de la flota que comandaba, se mostró muy pesimista, y así se lo mostró en la despedida a su amigo el Capitán de Fragata don Francisco Espelius:

Adiós Francisquito, probablemente hasta la eternidad…

exposicion san telmo antartida porlier
Rosendo Porlier y Sáenz de Asteguieta, Museo Naval de San Fernando)

Rumbo a América

La División del Mar del Sur partió el 11 de mayo de 1819 del puerto de Cádiz. El Alejandro I lo haría un día después, ya que presentaba averías de gran consideración que imposibilitaban su partida. Finalmente, y tras una reunión entre los mandos de la escuadra en el San Telmo, se decidió que el navío ruso volviese a Cádiz; a pesar de las condiciones favorables para la navegación, no podía mantener el orden de marcha debido a sus constantes averías y problemas.

Los restantes tres buques continuaron la marcha y se aprovisionaron en Río de Janeiro. Una vez en Montevideo, Porlier decidió esperar a que se diesen las condiciones climatologías idóneas para doblar el Cabo de Hornos. En septiembre se produjo el intento, pero el mal tiempo y las tormentas dispersaron a los buques. El San Telmo sufrió averías en su timón, tajamar y verga mayor, la Primorosa Mariana de forma desesperada intentó remolcarlo, pero no le fue posible, quedando a la deriva y separándose del grupo dentro de la tormenta.

exposicion san telmo antartida hornos
El Cabo de Hornos, por Alf Tutt Madsen

La fragata Prueba y la Primorosa Mariana pudieron dar noticia al puerto de destino, El Callao. La Primorosa Mariana, que había intentando salvar al San Telmo, informo haberse separado de este el día 2 de septiembre en la latitud 62º sur y longitud 10º oeste.

El destino incierto de 644 vidas

El San Telmo soportaba como podía los golpes de mar y la fuerte tormenta, perdiendo hombres que caían al mar sin poder hacer nada por sus vidas. El palo de mesana cayó hiriendo a parte de la oficialidad y arrastrando al océano a muchos hombres. Era tal cantidad de agua que caía y la que entraba del mar, que no daba tiempo a que saliese por los imbornales y se acumulaba en la bodega.

Pasada la tormenta, llegó el momento de hacer reparaciones y se decidió echar al agua el ancla de esperanza, el anclote y los cañones de la cubierta superior. El palo trinquete era el único que quedaba en pie.

san telmo antartida armada drake
Mapa del derrotero de la División del Mar del Sur y del último avistamiento del San Telmo (Google)

A duras penas y a la deriva, el San Telmo se dirigía al sur, hacia los hielos, con la esperanza de sus tripulantes de poder reparar el timón. Avistaron la desconocida tierra helada e intentaron recalar en una bahía, pero un pequeño islote se encontraba en mitad de su derrota y al no contar con la gobierno de la nave, fueron directos hacia él y allí embarrancaron.

Ante el desconocimiento del paradero del San Telmo y tras darlo por perdido, el 6 de mayo de 1822 se determinó:

En consideración al mucho tiempo que ha transcurrido desde la salida del navío San Telmo del puerto de Cádiz el 11 de mayo de 1819 para el Mar Pacífico y a las pocas esperanzas de que se hubiera salvado este buque, cuyo paradero se ignora, resolvió el Rey, que según propuesta del Capitán General de la Armada fuera dado de baja el referido navío y sus individuos…

exposicion san telmo antartida livingstone
Mapa topográfico de la isla Livingstone y de la isla Smith (Wikiwand)

¿Qué pasó con el San Telmo y sus tripulantes?

Entre los años 1820 y 1822, los oficiales navales británicos William Smith y James Weddell navegaron cerca de la posible zona del desastre. Este primero realizó varias expediciones por la zona y, al desembarcar en la isla Livingstone, comprobó que no fue el primero en poner pie en aquellos territorios, al descubrir los restos de un navío español y los de animales sacrificados a manos del hombre, lo que hacía pensar que pudieron haber sobrevivido durante un tiempo. Los ingleses guardaron silencio.

Investigaciones en el siglo XX

El catedrático de la Universidad de Zaragoza, Manuel Martín Bueno, junto con un grupo hispano chileno de arqueólogos, geólogos y marinos de la Armada, organizó varias campañas de investigación sobre el terreno entre 1993 y 1995. Este grupo localizó en diversas oquedades de una isla cercana, la Isla Negra, zapatos y hebillas de la época junto a huesos de foca. Analizaron al mismo tiempo las posibilidades de supervivencia temporal en los eventuales refugios naturales que ofreciese el terreno y comprobaron que las posibilidades de sobrevivir durante un largo periodo de tiempo eran mínimas. También catalogaron diversas anomalías magnéticas sumergidas y que podrían ser cañones y anclas, a la espera de ser comprobadas en labores de buceo.

exposicion san telmo antartida bueno
Manuel Martín Bueno (La Voz de Cádiz)

Las pruebas no son concluyentes, pero las evidencias apuntan a que el San Telmo y sus tripulantes pudieron ser los primeros hombres en llegar a la costa del continente helado, avistado anteriormente en 1603 por el almirante español Gabriel de Castilla. Otro factor a tener en cuenta es que en la cartografía inglesa de hoy, heredada de la de esa época y a pesar de su ocultamiento para adjudicarse la posesión de esos territorios, se nombra San Telmo Island a una pequeña isla cercana al cabo Shirreff, en la isla Livingstone. En la actualidad allí se encuentra una placa que recuerda a los 644 tripulantes de este navío, a los que se les podría considerar los descubridores de la Antártida.

Exposición sobre el episodio del San Telmo

Para homenajear y reconocer a estos 644 marinos españoles, se ha organizado la exposición En memoria del San Telmo: el navío desaparecido en el hielo (1819-2019) en el Museo Naval de San Fernando (Cádiz) desde el día 12 de abril hasta 31 de agosto de 2019.

Vídeo de la exposición: https://bit.ly/2YXxS3h

exposicion san telmo antartida cádiz
Cartel de la exposición «En memoria del San Telmo: el navío desaparecido en el hielo (1819-2019)»

Fuentes:

Pinochet de la Barra (1991). El misterio del San Telmo

Conferencia impartida en el Museo Naval de San Fernando por el Cor.IM D. Miguel Aragón Fontenla (13 de mayo de 2019)

Memoria de investigación del catedrático de la Universidad de Zaragoza Manuel Martín-Bueno: Arqueología Antártica: el proyecto San Telmo

Archivo Museo Naval. Madrid

Etiquetas

Antonio José Pérez Sánchez

Empresario y exmilitar. Mi pasión es la Historia, ya desde pequeño mis primeras lecturas eran sobre personajes y acontecimientos históricos, y hoy sigo con esa sed infinita de conocimientos históricos. Amante de la Historia, del deporte y del Real Betis Balompié. Devorador insaciable de libros.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar