Edad ContemporáneaEn PortadaHistoria

El día que un pueblo de Almería le declaró la guerra a Francia

El pueblo de Líjar no perdonó una afrenta hacia Alfonso XII

Entre julio de 1870 y enero de 1871 tuvo lugar una guerra entre Francia y Prusia, triunfo que sirvió para que se terminara de gestar la unificación alemana. La derrota fue un gran agravio para Francia, que contabilizó 140.000 muertos.

guerra Almería Líjar Francia
Salida de Alfonso XII de Hendaya hacia sus visitas por Europa

Alfonso XII proclama su apoyo a Alemania

El Rey de España Alfonso XII realizó en 1883 una visita oficial por varios países de Europa, concretamente sus visitas se centraron en Bélgica, Austria, Alemania y Francia. En Berlín, Bismarck, celebró un banquete de gala en su honor, en el que aceptó el nombramiento como coronel honorario de un regimiento de la guarnición de Alsacia, territorio conquistado por los alemanes y cuya soberanía reclamaba Francia.

Con esta aceptación dio a entender a los alemanes que contarían con el apoyo de España en el caso de una nueva guerra contra Francia. Este hecho dio lugar a un recibimiento poco amigable en París durante su visita oficial, una turba de parisinos rodeó su carruaje impidiéndolo avanzar; recibiendo en aquel incómodo atasco una lluvia de insultos, abucheos y le fueron lanzados alguna que otra piedra y otros objetos.

(fuente: todocolección)

Si bien el incidente no sirvió para agriar las relaciones oficiales entre la corona española y el gobierno francés, por alguna razón el alcalde de una pequeña localidad  de la provincia de Almería, Líjar (pueblo que en el año 2016 contaba con 411 habitantes) consideró el asunto como una ofensa imperdonable al honor de la nación. Y si su gobierno no iba a exigir una disculpa oficial, el alcalde, un abogado (y poeta aficionado) llamado Miguel García Sáez seguro lo haría.

Vista aérea de Líjar, Almería, España
Vista aérea de Líjar, Almería, España

La declaración oficial de guerra

Junto con 300 de sus conciudadanos, el 14 de octubre Sáez declaró la guerra a Francia. De hecho, el documento que declara formalmente la guerra todavía se puede ver en su ayuntamiento, dice así:

Por el Presidente se hizo saber al Ayuntamiento, que al pasar por la Ciudad de París, el Rey D. Alfonso de regreso de su viaje el día veinte y nueve de septiembre último, fue insultado, apedreado y cobardemente ofendido por turbas miserables, pertenecientes a la Nación Francesa.

Que el más insignificante Pueblo de la Sierra de los Filabres, debe de protestar en contra de semejante atentado, y hacer presente, recordar y publicar, que solamente una mujer vieja y achacosa, pero hija de España, degolló por si sola treinta franceses que se albergaron, cuando la invasión del año ocho en su casa.

pueblo guerra francia líjar almeria
Los desastres de la guerra, n.º 5: «Y son fieras».

Que este ejemplo solo, es muy bastante para que sepan los habitantes del Territorio Francés, que el pueblo de Líjar, que se compone únicamente de trescientos vecinos y seiscientos hombres útiles, está dispuesto a declararle guerra a toda la Francia, computando por cada diez mil franceses un habitante de esta villa. Pues es necesario que sepa el Territorio Francés, que España ostenta en su escudo, la insignia de más valor que puede ostentar la primera nación del Mundo. Tiene en la nada menos que un León.

pueblo guerra francia líjar almeria

Cuenta la Historia Española, un Sagunto, un San marcial, Bailén, Zaragoza, Otumba, Lepanto y un Pavía, que ninguna Historia de las que se conocen hasta el día puede presentar ejemplos tan terribles.

Que un Carlos Primero de España, supo hacer prisionero a un Rey Francés, y cuando lo guardaba en Castilla, con cuantas consideraciones se albergan únicamente en pechos Españoles, supo el solo atravesar, la Francia aterrorizando con su figura el Mundo.

Captura de Francisco I en Pavía
Captura de Francisco I en Pavía por Giulio Clovio (Los Triunfos de Carlos V)

Que también hubo un Felipe Segundo, que en su reinado supo abarcar de uno a otro confín de la Tierra y que ahora, cuando el Pueblo de España, no cuenta ni con un Gonzalo de Córdoba, ni con un D. Juan Chacón, ni con un Conde de Gabia, ni un Dureña Ponce, hay todavía vergüenza y valor para hacer desaparecer del mapa de los Continentes a la Cobarde Nación Francesa.

El Ayuntamiento tomando en consideración lo expuesto por el Alcalde, acuerda unánimemente declararle Guerra a la Nación Francesa, dirigiendo comunicado en forma debida directamente al Presidente de la República Francesa, anunciando previamente al Gobierno de España esta Resolución.

pueblo guerra francia líjar almeria
Fragmento del documento de la declaración de guerra de Líjar a Francia (fuente: dipalme.org)

No teniendo ninguna otra cosa que acordar, se levantó la Sesión, estampando la presente acta, que firman los Srs que sabían y los que no signan, de que yo el Secretario Certifico.

Sesión Ordinaria del Ayuntamiento. 14 de octubre de 1883

¿Trascendió la declaración de guerra?

No se supo mucho del conflicto. No está claro si el gobierno francés se enteró o incluso si le preocupaba que la gente de aquella remota pedanía andaluza estuviera en pie de guerra por la dignidad de su Rey. Después de todo, el pueblo estaba a más de 800 kms de la frontera con Francia.

pueblo guerra francia líjar almeria
Vista de Líjar (foto: web del ayuntamiento)

Obviamente, sin ejército propio, sin armas y sin medios para llegar a Francia, los lijarianos pronto perdieron el interés por aquella guerra y continuaron cultivando cebada y cuidando sus campos. El único incidente que trajo de aquella guerra fue el mote que se le quedó al Alcalde Sáez: “El Terror de los Filabres”. A pesar haberse olvidado de ella, la declaración formal de guerra, seguía sin derogar entre Francia y Lijar.

pueblo guerra francia líjar almeria
Castillo de Líjar

El tratado de Paz, fin de “la guerra”

En la década de 1970, después de una recepción más amistosa por parte de los parisinos, Juan Carlos I el, entonces, alcalde de Lijar, Diego Sánchez Cortés, trataron de enmendar formalmente aquel disparate con los franceses. Tuvieron que esperar a finales de los años 80, cuando la embajada francesa envió un diplomático a Lijar para “negociar” formalmente un tratado de paz:

En la villa de Líjar, provincia de Almería, siendo las doce horas del día treinta de Octubre de mil novecientos ochenta y tres. Reunidos en la plaza pública de esta villa, por una parte los representantes de la Nación Francesa, en las personas del cónsul y vicecónsul de Málaga y Almería, y por otra la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Líjar, presidido por su Alcalde D. Diego Sánchez Cortés, siendo testigos de excepción autoridades civiles y militares de la provincia.

Se acuerda firmar la Paz entre Líjar y Francia, tras cien años de guerra incruenta, declarada por este Ayuntamiento el catorce de Octubre de mil ochocientos ochenta y tres.

Y para dejar constancia firman de una parte los representantes del Estado Francés, y de la otra la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Líjar, firmando como testigos de excepción autoridades civiles y militares de la provincia y toda la población de Líjar, de lo que yo la secretaria certifico.

Fuentes:

Noticia en El País de la firma de la paz: elpais.com

Web Ayuntamiento de Líjar

Hemeroteca de Prensa Histórica MCU

Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, director de este proyecto e Historiador del Arte (UNED) . Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

2 comentarios

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar