ArteEdad AntiguaEn PortadaHistoria

Entre la segunda y tercera catarata: Sedeinga

En Sedeinga está el templo de la Reina Tiy

El sitio arqueológico de Sedeinga, ubicado en la Nubia sudanesa, entre la segunda y la tercera catarata, en la margen izquierda del Nilo, a unos treinta kilómetros al sur de la isla Sai. Se lleva excavando desde 1963.

Sedeinga, es conocida por albergar las ruinas del templo egipcio de la reina Tiy (Tiye o Tiyi), esposa de Amenhotep III y que este faraón ordenó erigir (XVIII Dinastía). Tiy posiblemente fuera la abuela del conocido Tutankhamonteoría basada en los mechones de pelo que encontró Howard Carter en la tumba del “rey Tut” (confirmación de lazos afectivos), además de compartir carga genética.

tiy templo tiye
Restos del templo de la reina Tiy en Sedeinga (Laurent de Walick / wikimedia)

El sitio, además del templo, incluye una gran necrópolis que alberga los vestigios de al menos 80 pirámides de ladrillo y más de 100 tumbas, que datan de los reinos kushitas de Napata y Meroe (napato-meroítica. Siglo VII a.C.-IV d.C.), en la que se intercalan tradiciones locales e influencias egipcias.

Principales sitios arqueológicos nubios (mapa)

nubia
Encyclopædia Universalis France

La necrópolis napato-meroítica

Desde 2009, se ha continuado trabajando en  la necrópolis bajo la dirección de Claude Rilly y Vincent Francigny. Durante todo este tiempo se se han excavado 62 pirámides y 167 tumbas, lo que ha permitido sacar a la luz, a pesar de los saqueos, muchos elementos del mobiliario funerario.

Grandes estelas y espectaculares dinteles fueron sacados a la luz. Estos hallazgos representan una de las mayores colecciones de inscripciones meroíticas, el idioma más antiguo del África subsahariana del que se tiene constancia en la actualidad, y están escritos en caracteres tomados del egipcio.

(© Vincent Francigny / Misión Arqueológica Sedeinga)
(© Vincent Francigny / Misión Arqueológica Sedeinga)

Los programas de investigación llevados a cabo desde 2009 se han centrado en la cronología de la necrópolis, lo cual es difícil ya que queda muy poca información sobre esta civilización.

Los investigadores han demostrado que la mayoría de las pirámides y tumbas son edificios que datan de la era del reino de Napata que luego fueron restaurados por los meroíticos. Estas reformas se realizaron cinco siglos después de la construcción inicial del sitio. Además, los meroíticos, complementaron las construcciones presentes con nuevas capillas de ladrillo y piedra arenisca en el lado occidental de las pirámides, destinadas al culto de los difuntos. Esta práctica era propia de los kushitas, quienes veneraban los monumentos del pasado, a diferencia de sus vecinos egipcios que no dudaban en reutilizar sus restos para otras construcciones.

Necrópolis Napatan-Meroica de Sedeinga

El templo egipcio de la reina Tiy

Desde 2013, un proyecto financiado por el patrocinio qataro-sudanés (QSAP) ha permitido excavar las ruinas del templo de la reina, sin duda el el último de los templos egipcios de la dinastía XVIII.

La excavación del templo no aportó ningún mobiliario significativo, ya que ahora se establece que el derrumbe de este pequeño edificio, mal cimentado sobre una plataforma de tierra, se produjo en varias fases desde el siglo  VII a.C., lo que permitió a los sacerdotes —y a los saqueadores— vaciar el edificio.

Otros descubrimientos arqueológicos

Se han descubiert, como ya comentamos, piezas de piedra arenisca decorada, como estelas, así como dinteles y cercos de puertas, que proporcionan magníficos ejemplos del arte funerario meroítico.

Se han encontrado también pigmentos, principalmente de color azul, en una estela ubicada en una zona exterior. Esto es una rareza, ya que los objetos de este tipo normalmente quedaban expuestos a los caprichos de la climatología. Otro hallazgo excepcional: un dintel de una capilla que representa a Maat, la diosa egipcia del orden, la equidad y la paz, la primera representación existente de esta diosa con rasgos nubios.

maat
Estela de Maat del yacimiento (© Vincent Francigny / Misión Arqueológica Sedeinga)

Durante la campaña de excavación de 2017, descubrieron una estela a nombre de la Dama o Lady Maliwarase. La estela expone su parentesco con los notables de Nubia (al norte del reino de Meroe): era hermana de dos grandes sacerdotes de Amón, y uno de sus hijos ocupaba el cargo de gobernador de Faras (ver mapa superior), una gran ciudad fronteriza en la segunda catarata del Nilo.

kushitas egipto
Estela de Lady Maliwarase. © Claude Rilly / Sedeinga archaeological mission

Los arqueólogos también han desenterrado un dintel con cuatro líneas de texto que describen a la dueña de otro sepulcro, otra gran dama, Adatalabe. Pertenecía a un linaje ilustre que incluía a un príncipe real, miembro de la familia reinante en Meroe.

Estas dos estelas grabadas para mujeres de alto rango no son ejemplos aislados en Sedeinga. En la sociedad meroítica, eran las mujeres quienes encarnaban el prestigio de una familia y transmitían su herencia.

Todos estos descubrimientos hacen avanzar nuestro conocimiento de la civilización meroítica, que nació de la mezcla cultural de Egipto y África subsahariana que todavía caracteriza a Sudán en la actualidad.

Fuente
excavaciones de la necrópolis meroíticaArchaeologists unearth tombs in ancient Nubia. 2018DANA DOVEY. Artículo para NewsWeek. Archaeologists Find Artifacts of Oldest Written Black African Language and Rare Ancient Art Depicting Egyptian Goddesses With Black African FeaturesCOMMUNIQUÉ DE PRESSE NATIONAL I PARIS I 05 MARS 2018

Artículos Relacionados

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!