Edad AntiguaEn PortadaHistoria

Los primeros métodos de encriptación de Antigüedad

El primer “documento” cifrado, o encriptado, más antiguo que se conoce es una tableta de arcilla que se encuentra en Irak del siglo XVI a.C. Un alfarero había grabado su receta secreta para fabricar tablillas suprimiendo las consonantes y alterando el orden de las palabras.

encriptacion-mensajes-secretos-espias-antiguedad-criptologia
Tableta de Nebo-Sarsekim (imagen ilustrativa)

La primera recopilación importante de los métodos criptográficos y esteganográficos practicado en la antigüedad es el de capítulo 31 del tratado de Enéas “el táctico”—el primer escritor griego que escribió sobre el arte de la guerra— llamado Poliorcética/ Estratagemas del siglo IV a.C.

Entre los siglos X y VII a.C. hay evidencias que atestiguan el uso de una técnica de cifrado por transposición, es decir, basado en el cambio de posición de las letras en el mensaje. Su fincionamiento consistía en un palo, de diámetro especificado llamado escítala, en el que se enrollaba una tira de cuero en espiral con un mensaje escrito de forma longitudinal de forma que en cada vuelta de cinta apareciese una letra de cada vez.

Una vez escrito el mensaje, se desenrollaba la cinta y se enviaba al receptor, que sólo tenía que enrollarla a la vara exactamente idéntica para leer el mensaje.

encriptacion mensajes secretos espias antiguedad criptologia
(imagen: wikimedia)

Heródoto hace mención a mensajes secretos en tablas de madera tapados bajo una capa de cera e incluso otros tatuados en la cabeza o en la cara de un esclavo, dejando luego crecer el pelo (o barba) aunque esto no era criptografía si no más bien unos métodos de ocultación del mensaje, este sistema era muy utilizado por Nabucodonosor II, el gobernante más conocido de la dinastía caldea de Babilonia, hacia el año 600 a.C.

Los hebreos, el siglo V aC., comienzan a utilizar una de sus primeras técnicas de encriptación en sus textos religiosos. El más conocido llamado Atbash es un método de sustitución alfabética invertida, se le denomina también método de espejo, y consiste en sustituir la primera letra (álef) por la última (tav), la segunda (bet) por la penúltima (shin) así sucesivamente.

Hacia el siglo I a.C. aparece el denominado “código César“, un método criptográfico monoalfabético de sustitución. Era el que se usaba en el ejército romano y, aunque es mucho menos efectuvo que la técnica de Atbash, la baja alfabetización de la población enemiga de Roma lo hacía suficientemente efectivo.

encriptacion mensajes secretos espias antiguedad criptologia
Explicando el Código Cédar (foto: getty)

También en el siglo I a.C. se trabaja con el llamado “Cuadrado de Polibio”, ideado por el historiador griego. Se trata de un algoritmo trivial, donde cada letra es reemplazada por las coordenadas de su posición en un cuadrado.

Es un caso particular de transposición mono-alfabética. Será muy utilizado por los nihilistas rusos encerrados en las prisiones zaristas a finales del siglo XIX, más tarde lo fueron perfeccionando combinándolo con otras técnicas, las soluciones de encriptación alcanzadas serían recopiladas por el Primer Directorio Principal del KGB.

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Close
Close