Acteón, el cazador que murió devorado por sus perros

Acteón era un joven cazador de Tebas, al que el famoso centauro Quirón había enseñado todo lo que se puede saber sobre ese arte. Se le conoce en la historia de la mitología, más que por su fama por su trágico fallecimiento.

Se cuenta que presumía de ser mejor cazador que la mismísima diosa Diana –diosa de la caza–, hasta que in día, mientras recorría los bosques acompañado de sus perros de caza, sorprendió a la diosa bañándose desnuda en el río. 


La diosa, enfu­recida, lo salpicó con agua diciendo: 

Ahora te está permitido contar que me has visto desnuda, si es que puedes contarlo

Acteón quedó transformado automaticamente en un ciervo.  Sus perros se abalanzaron sobre el sin reconocerle; lo despedazaron y lo devoraron.

Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Artículos Relacionados

1 thought on “Acteón, el cazador que murió devorado por sus perros”

Deja un comentario

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: