En PortadaHistoria

Isabel Losa de Córdoba, la sabia inexistente que hasta tiene una calle

Desentrañando "Fakes" históricos

En publicaciones varias como la Wikipedia (España), e incluso en libros a priori «serios», nos encontramos entre las primeras mujeres en poseer un título universitario de doctorado a una cierta Isabel Losa de Córdoba. Los datos que se aportan sobre ella en esas fuentes son escasos, pero inmediatamente hacen saltar las alarmas. En Wikipedia se da la siguiente información sobre ella:

Isabel Losa, también conocida como Isabel Losa de Córdoba o Losa de Córdova (Córdoba, 1473 – Loreto, 1546) fue una abadesa española y doctora en teología.

Fue conocida por su conocimiento del griego, el latín y el hebreo. Se graduó en la Universidad de Córdoba.​ Tras la muerte de su marido en el año 1539 ingresó en un convento de monjas clarisas. Se trasladó a Vercelli en el Piamonte donde fundó un orfanato. Murió en Loreto el 5 de marzo de 1546.

En su memoria se dedicó el nombre de una calle en su ciudad natal.

La primera información que despierta las sospechas es que se graduase en la Universidad de Córdoba. Esta universidad es de las recientes de España, siendo creada en la segunda mitad del siglo XX. La primera universidad que se fundó en Andalucía fue la de Sevilla, que recibe la consideración universitaria en 1505, aunque ya en tiempos del rey Alfonso X el Sabio se había creado un estudio general en la ciudad del Betis.

El resto de datos de la biografía son coincidentes casi de manera puntualísima con los de una respetada erudita de esa misma época, Isabel Iosa de Cardona o Isabel Josa de Cardona, incluyendo el entrar en la orden de las Clarisas tras la muerte de su marido, el trasladarse a Vercelli, el fundar un orfanato, y el morir un 5 de marzo en Loreto.

isabel losa cordoba calle

Isabel Josa de Cardona (o Isabel Orrit y Pagés) nació en 1490, hija de una ilustrísima familia catalana, siendo hija de Vicenç Orrit, doctor in utroque iure, consejero real, y asesor general de Pedro de Cardona, quien sería lugarteniente general de Cataluña. Esta Isabel casó con Guillem Ramon de Josa y Cardona, con quien tuvo tres hijos. Sin embargo, al fallecer el marido, se hace monja clarisa y llega a doctorarse en Teología. Con una enorme fama de mujer sabia se traslada al norte de Italia, donde hará numerosas obras pías, falleciendo finalmente el 5 de marzo de 1564 a la edad de 73 años y 5 meses. ¿Cómo y dónde se llega entonces a producir la aparición de Isabel Losa de Córdoba tomando todos los elementos de Isabel Josa de Cardona? La confusión procede de Italia.

El primer punto de confusión y transmutación lo podemos encontrar en el ayuntamiento de Vercelli, donde hay un claro estadio intermedio de esta confusión, con un retrato de «Ven[erabile] Isabella Losa di Cardona, nat[ione] Hispana«. En este caso disponemos de la forma correcta “Cardona”, pero ya aparece el error “Losa”. La confusión de una I con una L es algo perfectamente corriente incluso a día de hoy.

Isabel Losa de Córdoba
Isabel Josa de Cardona

La segunda confusión (Cardona/Córdova) no está en absoluto fuera de lugar en Italia, y está relacionada con la imprenta. Al componer un texto, con cierta frecuencia se ven letras puestas del revés. Este error es particularmente común con las enes y las us, que son letras idénticas si se les da la vuelta. De esta manera, en textos italianos podemos encontrar “cordonese” donde debería leerse “cordouese”. Ante esta situación, un corrector se da cuenta del error, y tiene dos posibilidades de enmienda: la correcta “cordouese” y la incorrecta “cardonese”. En el libro Elucidario Poetico”, de 1671, nos encontramos lo siguiente: “Seneca spagnuolo di Patria Cordonese”, que se puede ver sin enmendar en la edición de 1756.

 

Un error de este mismo tipo lo podemos encontrar en Pietro Giannone, en su “La politia del regno sotto Angioini ed Aragonesi” (Nápoles, 1753). Aquí se produce el error y la mala enmienda, dando “cardonese” como patria del Gran Capitán Gonzalo Fernández. La identificación del personaje no da lugar a equívocos, pues se habla del Gran Capitano.

El texto procede de Guicciardini, donde encontramos correctamente “di patria cordouese”.

En el siglo XVIII italiano es donde veremos aparecer la transformación de Isabel Josa de Cardona en Isabel Losa de Córdoba, como se puede observar en el Dizionario Biografico Cronologico (clase V, volumen II), de Ambrogio Levati, que nos da el siguiente texto:

LOSA ISABELLA di Cordova dotta spagnuola, spiró le prime aure di vita verso la fine del XV secolo, e sin da’ piú teneri anni mostrò una singolare perspicacia di ingegno.

Nello spazio di pochi anni ella imparó le lingue latina, greca, ed ebraica, e fece tali progressi nello studio dei libri sacri, che meritò di ricevere la laurea dottorale in Teologia.

Dopo la morte del marito, Losa entró nell’ordine di S. Chiara, e rinunciando alla sua famiglia ed alle sue ricchezze viaggió per tutta la Italia, fondando qua e là molti ospitali, e fra gli altri quello di Nostra Donna di Loretto, ove ella morì in età di settanta tre anni alli 5 marzo del 1546.

Traducción:

Losa, Isabel, de Córdoba, docta española, inspiró los primeros soplos de vida hacia el final del siglo XV, y desde los años más tiernos mostró una singular perspicacia de ingenio.

Al cabo de pocos años aprendió las lenguas latina, griega, y hebrea, e hizo tales progresos en el estudio de los libros sagrados que mereció recibir el título doctoral en Teología.

Tras la muerte de su marido, Losa entró en la orden de Sta. Clara, y renunciando a su familia y a sus riquezas, viajó por toda Italia, fundando aquí y allá muchos hospitales, entre ellos el de Nra. Señora de Loreto, donde murió a la edad de sesenta y tres años el 5 de marzo de 1546.

Este error se irá trasladando de este libro a otros muchos, llegando incluso a los más acreditados boletines, como el de la Real Academia de Ciencias Exactas, donde podemos leer las siguientes palabras en el boletín de 1893: “Dejaron también un nombre ilustre Isabel Losa, cordobesa, literata y poetisa latina, que después de recorrer España viajó por Italia, donde fundó un establecimiento de caridad y enseñanza

Por supuesto también hay escritores que presentan adecuadamente los datos de Isabel Josa, como el piamontés Onorato de Rossi, quien en su libro Scrittori piemontesi nos da una biografía sucinta pero no por ello inexacta de la señora Josa, e incluso inserta su epitafio, que aquí ayudará a despejar confusiones:

Hic iacet Isabella Iosa de Cardona, natione Hispana, quae quidem cum iam sacrae Theologiae lauream doctissimam esset consecuta, defuncto coniuge, habitum observantiae divae Clarae induit.

[…] aetatis suae annis 73, et mensibus quinque, spiritum Deo alacriter restituit, venerabiliaque eius ossa templi huius custodiae commissit anno Domini 1564, die quinta mensis Martii, sub episcopatu illustrissimi cardinalis Guidi Ferreri Vercell. regnante Serenissimo Emanueli Philiberto duci Sabaudiae.

A la noble Isabel Josa de Cardona le dedica en su propio tiempo el maestro Alfonso García de Matamoros unos encendidos elogios en unas páginas en las que alaba a las hispanas doctas en su De asserenda Hispanorum eruditione (Alcalá, Juan de Brocar, 1553):

Pugnabit cum Diotima Platonica Isabella Ioiensis, nobilis foemina Barcinonensis optimarum litterarum studio et vigilantis ingenij fertilitate, tum vita et moribus Paulae Romanae persimilis.

Traducción:

Isabel de Josa, noble mujer barcelonesa estudiosa de las mejores letras y de gran fertilidad de agudo ingenio lucharía con la Diótima de Platón, y en costumbres y vida era similar a Paula romana.

Fuente
Sáez García, M. Ángeles «Isabel de Josa, una insòlita dona catalana del segle XVI

Artículos Relacionados

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba