#Noticias#NoticiasAgencias

Confirman la momificación de un liberto pompeyano

La momificación era un rito extremadamente raro en aquella época

Arqueólogos han revelado nuevos detalles sobre la tumba del liberto descubierta el año pasado en Pompeya, en la necrópolis de Porta Sarno, fuera de la puerta este de las murallas de la ciudad sepultada por el Vesubio.

El análisis de los restos confirmó que el sujeto había sido embalsamado deliberadamente, no preservado accidentalmente como se creía en un inicio. Estaba envuelto en un sudario imbuido de resina y miel; un sencillo método de embalsamamiento que, combinado con el sellado hermético de la cámara funeraria, logró una momificación parcial de los tejidos.

La tumba de Marco Venerio

Una losa de mármol inscrita identificó al difunto como Marco Venerio Secundio, un ex esclavo que fue manumitido y que habría alcanzado un alto estatus social llegando a ser sacerdote de Venus y del culto al Divino Augusto, donde ya había servido como asistente. Su estatus económico le permitió incluso patrocinar cuatro días de juegos. La ubicación de su tumba era también prestigiosa (la Porta Sarno conducía directamente a la Via dell’Abbondanza, la calle principal de Pompeya).

La tumba es una cámara rectangular dentro de otro recinto rectangular más grande. La fachada está rematada por un frontón triangular con una placa inscrita ubicada en el centro de la misma y pintada con un colorido fresco de un jardín con árboles, arbustos y una pequeña fuente en el medio. Si bien los detalles se han desvanecido, un examen minucioso ha encontrado que esta imagen representa los Campos Elíseos donde las almas de los muertos virtuosos residen para siempre en la eterna primavera de sus pacíficas arboledas.

Marco Venerio fue inhumado en una pequeña celda sellada herméticamente por bloques de toba y mampostería, luego cubierta con un revestimiento de yeso de arcilla roja. Los entierros de inhumación eran raros en el siglo I; de hecho, en su  misma tumba había restos cinerarios de otros dos individuos. Un marcador funerario con la inscripción «Novia Amabilis» apunta a que una de estas personas incineradas había sido la esposa de Marcus.

Momificaciones fuera de Egipto

Fuera de Egipto, la momificación en el Imperio Romano era extremadamente rara, al menos en el siglo I d.C., ya que la cremación se había convertido en la práctica funeraria predominante durante la República y permanecería así durante gran parte de la era Imperial. Solo se conocen un puñado de ejemplos del registro histórico y arqueológico, y esos entierros fueron de personas del más alto rango y poder, incluida la familia patricia Cornelia que idiosincráticamente continuó la antigua tradición de inhumación mucho después de que otras familias antiguas la abandonaran, la esposa de Nerón, Poppea (nativa de Pompeya) y Priscila, esposa de un pariente de Domiciano.

Las circunstancias de Marco Venerio eran completamente diferentes. Era un antiguo esclavo, no un miembro de una familia romana de élite, y solamente él fue embalsamado mientras que los otros dos miembros de la familia enterrados en la tumba fueron incinerados. Los arqueólogos creen que pudo haber adoptado la práctica egipcia/helenística del embalsamamiento para seguir la última moda en tema funerario, vinculándose en la otra vida con las personas más ricas y poderosas de su época. En su papel de sacerdote en el Templo de Venus de Pompeya, bien pudo haberse encontrado con Nerón que visitó el templo en persona y dejó una enorme ofrenda de monedas de oro.

pompeya liberto
reconstrucción de la tumba

Otros hallazgos

Otros nuevos descubrimientos realizados en la excavación y el análisis en curso de los artefactos y restos recuperados incluyen una moneda de bronce que data del año 65 d.C. encontrada dentro de la urna cineraria de Novia Amabilis y un gran clavo de bronce que se cree que selló simbólicamente la urna. También se encontró una botella de vidrio con una especie de ungüento (contenía un líquido rojizo oscuro, restos de plantas y huesos quemados), cerca de una ánfora cubierta con una tapa redonda; que se usaría en diferentes ofrendas rituales.

En el estudio de los restos cinerarios se identificaron huesos de al menos cuatro personas, un adulto y tres niños pequeños. Uno de los niños tenía entre seis y ocho años, el segundo entre cuatro y seis años, el tercero entre tres y cinco. Encontrar las cenizas de varios individuos dentro de una sola urna también es excepcionalmente raro.

liberto momia

Redacción

Equipo de Redacción / Notas de Prensa / Agencias

Artículos Relacionados

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba