Edad AntiguaEn PortadaHistoriaMicroartículos

¿Quién fue el Emperador Caracalla?

«Caracalla» no era su nombre, si no su apodo. Hacía referencia a una capa larga de origen galo cuyo uso introdujo en Roma

Si intentamos citar a los emperadores considerados por la cultura popular como los más demenciales de la antigua Roma, seguramente todos pongamos en la lista a Nerón o Calígula, pero muy pocos al Emperador Caracalla, ya que para muchos es un gran desconocido.

caracalla emperador roma
Fotograma de la película “Calígula” de Tinto Brass (1979)

Infancia de Caracalla

Caracalla, o lo que es lo mismo, Lucio Septimio Basiano; era hijo de Julia Domna y del futuro emperador, Septimio Severo, gobernador de la provincia de la Gallia Lugdunensis (o Galia Céltica) por entonces (188 dC.).

Cuando su padre llegó al poder, en abril del 193 dC., nombró a Lucio “césar, por lo tanto su sucesor. Fue entonces cuando Septimio hizo que el nombre de su hijo fuera desde entonces Marco Aurelio Antonino.

Caracalla Septimio Severo
Áureo de Caracalla acuñado en 204 bajo su padre Septimio Severo.

La herencia de Septimio Severo

Tras una exitosa campaña militar de su padre en Oriente, hacia el 198 dC., fue nombrado “augusto” y pasó a ser co-emperador, también nombró a su hermano, Publio Septimio Geta, “césar” y por lo tanto, heredero al trono, que debería compartir con su hermano.

En el 208, Septimio Severo, embarcó rumbo a Britania junto a sus hijos para hacer frente a los caledonios. Pero, en el transcurso de un año, no fueron capaces de reducirlos, ordenando el refuerzo del muro de Adriano.

Severo debió enfermar en estos viajes y campañas falleciendo el 4 de febrero del 211, con 65 años. A su muerte, Geta, se convirtió en co-emperador junto a su hermano.

La política de terror de Caracalla

Uno de los primeros crímenes de Caracalla, que se sepa, fue el asesinato de su hermano Geta. Lo invitó a su casa bajo el auspicio de hacer las paces, ya que no tenían una relación muy cordial.

Geta llegó solo y Caracalla hizo una señal a unos sicarios que procedieron a asesinar a Geta, curiosamente, frente a la madre de ambos que se encontraba en la casa. Esto lo convirtió en emperador único y también en una persona odiada por la mayoría de los romanos, ya que matar a tu hermano frente a tu madre… Va a ser que no está bien visto, ni ahora ni por entonces.

caracalla emperador roma
Tondo con la familia de Septimio Severo en el que aparecen retratados Severo, su esposa Julia Domna, sus hijos Caracalla, y Geta, cuya cara ha sido borrada por su damnatio memoriae ordenada por su hermano y asesino Caracalla.

Tras este primer crimen, persiguió y ordenó el asesinato de todos los simpatizantes que tenía su hermano. Se dice que fueron miles de personas (alrededor de 20,000), por supuesto mató a su mujer y a cualquiera que osase mencionar el asesinato de Geta.

Según algunos historiadores, Geta, tenía la intención de promover un levantamiento contra el emperador Caracalla; no obstante, la versión más extendida es que, simplemente, fue el ansia de poder.

Caracalla y sus legiones

Tras salir de Roma (213), donde la gente le odiaba tras sus persecuciones, Caracalla viajó a Germania en donde comenzó a confraternizar con sus legionarios manteniendo una intensa actividad militar, como su padre.

Allí llevó a cabo varias campañas contra la confederación germánica de los alamanes, que amenazaban las fronteras renanodanubianas.

caracalla legiones roma
Ilustración contemporánea: “emperadores en campaña”

Desde el 214 se embarcó en varias campañas por la zona oriental del Imperio donde alternó victorias y derrotas contra los herederos del Imperio Persa: los Partos.

Según el cuarto libro sobre la historia del Imperio romano de Herodiano, durante aquellas campañas, acampó con su ejército en Grecia y más tarde en Alejandría, en donde masacró a gran parte de la población al descubrir una sátira que circulaba sobre el asesinato de Geta.

Las reformas económicas de Caracalla

Según los escritos del historiador, y funcionario romano, Herodiano, Caracalla duplicó la paga de las legiones, por lo que los salarios, que ya había aumentado significativamente Septimio Severo, se convirtieron en una suma de dinero imposible de asumir por el tesoro.

Según una estimación proporcionada por Cassius Dio, el esfuerzo adicional requerido para esto fue de 280 millones de sestercios (70 millones de denarios ), una cantidad fatal en términos de política fiscal. El trato preferencial hacia los militares solo fue posible a expensas de la parte económicamente productiva de la población y la estabilidad monetaria, y lo que generó fue, una especie, de “clase malcriada” en sus soldados.

Sestertius Caracallas
Sestertius Caracallas

Los gobernantes posteriores ya no pudieron revertir esta decisión sin arriesgar su caída inmediata. Caracalla estableció así el rumbo para los futuros emperadores.

Como vemos, esta mala decisión, dejó al Imperio Romano incapaz de pagar sus ejércitos y provocó varias revueltas. Pero también llevó a otras buenas decisiones, como el Edicto de Caracalla Constitutio antoniniana (212), por el cual se extendía la ciudadanía romana a todos los habitantes libres de las provincias; una medida que acrecentó la unidad del Imperio y elevó los ingresos fiscales.

Este aumento de ingresos fue visto por Caracalla como una oportunidad para hacer más grande su legado y comenzó importantes construcciones, como las termas que llevan su nombre.

El fin de Caracalla

Según las crónicas, en el 217, mientras se dirigía a la ciudad mesopotámica de Carrhae, se alejó hacia un costado del camino para orinar; este fue el momento que aprovechó Julio Marcial, uno de sus oficiales para asesinarlo.

El prefecto pretoriano Marco Opelio Macrino, presunto instigador del magnicidio, sucedió a Caracalla. Macrino había llevado el mando, en 217, de la Legio II Parthica en la campaña contra los alamanes. Curiosamente, esa misma legión, sería la que lo derrocaría apenas un año después.

Inmediatamente pudo comprobar que la situación financiera del imperio estaba condenada. El déficit causado por el aumento salarial de las legiones iba a destruir la economía. Sumado a eso, el costo de las guerras, especialmente la iniciada por Caracalla con Partia, situaba al Imperio borde del colapso financiero.

Los antecedentes de la “crisis del siglo III” en el Imperio Romano

Macrinus pagó 200 millones de sestercios a Partia a cambio del fin de las hostilidades y trató de bajar el sueldo a los soldados. Como no podía ser de otra manera, se organizó una conjura contra Macrinus apenas un año después de esas reformas.

Heliogábalo, el emperador más extraño y débil de la historia romana, pariente lejano del depuesto emperador Caracalla se hizo con el poder. La historia de Heliogábalo no terminó muy bien tampoco, puesto que fue asesinado por su propia guardia pretoriana, junto a su madre y la mayoría de cortesanos.

Heliogábalo caracalla roma
Las rosas de Heliogábalo, de Sir Lawrence Alma-Tadema, 1888.

Lo sucedió su primo Severo Alejando (222-235), bajo cuyo mandato se acrecentó la inestabilidad del Imperio, produciéndose motines en Siria, Mesopomia y Egipto además de un crecimiento de la piratería y la anarquía en sus ejércitos. La muerte de este emperador se fija como inicio de la Crisis Imperial del Siglo III.  

Conclusiones

Finalmente, quiero señalar algo que es totalmente atemporal: las malas decisiones de un líder político, en este caso, de una sola persona pueden condenar a todo un poderoso Imperio por unos cuantos años.

Fuentes:

Herodiano (Ed.1985). Historia del Imperio romano después de Marco Aurelio. Madrid: Editorial Gredos

Louis Meckler, Michael (1994) Caracalla and his late-antique biographer

Ilkka Syvänne (2017) Caracalla: A Military Biography

Arciniega Liz, Pedro (2013) Nuevas unidades militares del ejército imperial romano durante la dinastía de los Severos. Artículo para la Universidad de la Rioja.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!