ArqueologíaEn PortadaHistoria

Tall el-Hamman, la ciudad identificada como la bíblica Sodoma

Hacia el 1650 a.C. un estallido cósmico destruyó Tall el-Hammam, una ciudad de la Edad del Bronce Medio en el sur del Valle del Jordán al noreste del Mar Muerto.

La «teoría de Sodoma», o de la ciudad que bien pudiera haber gestado la conocida historia del Génesis, ha derivado de las investigaciones realizadas por el Proyecto de Excavación Tall el-Hammam (TeHEP). Un proyecto conjunto entre la Facultad de Arqueología e Historia Bíblica de la Universidad Trinity Southwest (Albuquerque, Nuevo México, EE. UU.), la Facultad de Arqueología e Historia Bíblica de la Universidad Internacional Veritas (Santa Ana, California, EE. UU.) y el Departamento de Antigüedades del Reino Hachemita de Jordania.

Sus excavaciones , iniciadas en 2005, se desarrollan en torno al asentamiento de Tall el-Hammam (TeH), una antigua ciudad fortificada ubicada al sur del Valle del Jordán. Sus ruinas se encuentran en el extremo sur del valle entre el Mar de Galilea y el Mar Muerto. El sitio arqueológico contiene los restos de un centro urbano fortificado considerada como una de las ciudades más grande de la Edad del Bronce.

Más que una ciudad, «TeH» constituía el núcleo urbano de una ciudad-estado que floreció durante unos 3.000 años, desde el 4700 a. C. hasta que fue destruido alrededor del 1650 a.C. La investigación arqueológica está centrada en la actualidad en los restos en el período comprendido entre el 1800 y el 1550 a.C. aproximadamente. Lo interesante es que TeH no era un núcleo aislado, al otro lado del valle del Jordán se encuentran los restos de otras 15 ciudades y más de 100 pueblos/asentamientos más pequeños que fueron abandonados durante el final del Bronce Medio permaneciendo, en gran parte, deshabitados durante unos 300 a 600 años.

¿Qué provocó este abandono general de tantos núcleos habitados en un mismo periodo? El objetivo principal de la investigación de los arqueólogos del TeHEP es tratar de resolver este misterio.

Los resultados de las excavaciones

La parte superior de TeH tenía unos muros de adobe de cerca de 4 m de espesor con cimientos de piedra maciza, edificios de varios pisos (también de adobe), un complejo palaciego y una entrada monumental. Hoy casi no quedan ladrillos de barro sobre los cimientos de piedra, a excepción de una docena de capas de ladrillo que sobreviven en el lado noreste de la parte superior de 33 m de altura.

Aparentemente, todas las paredes estaban cortadas casi al ras con la parte superior de los cimientos de las murallas superiores de la ciudad. En resumen, los pocos ladrillos de barro que quedaron de las secciones desintegradas de la pared están en su mayoría pulverizados, rara vez se encuentran intactos y, a veces, enrojecidos por el fuego. No se encontraron signos de erosión natural por el viento o el agua, lo que significa que los miles (millones quizás) de ladrillos de barro que faltan no se han erosionado con el tiempo si no que se han pulverizado, o desaparecido.

 

¿Una explosión en la atmósfera?

Los arqueólogos, al analizar el sitio, encontraron granos de cuarzo impactados que solo podrían haberse formado a presiones de alrededor de 5-10 GPa (Gigapascal); restos de cerámica con superficies exteriores fundidas en vidrio, algunos burbujeando como si estuvieran «hervidos»; fragmentos de adobe derretidos y «burbujeados», así como restos de yesos derretidos.

Sabemos que la cerámica puede disolverse a temperaturas superiores a los 1500 °C y el adobe sólo podria fundirse a temperaturas superiores a los 1400 °C. Esto sugiere que la destrucción de la ciudad estuvo asociada con algún evento desconocido de alta temperatura, lo mismo que podría haber ocurrido con las ciudades de Sodoma y Gomorra (eliminando los elementos mitológicos).

Debido a esta fisión térmica, han aparecido sales de KCl y NaCl incrustadas en los ladrillos de barro; piezas de carbono similares al diamante que se forman a alta presión y temperatura; hollín, carbón y ceniza que indican la presencia de fuegos de alta temperatura y esferas ricas en Fe y Si, algunos de los cuales se fundieron a temperaturas superiores a 1590 °C.

Analizando los diferentes eventos que podrían dar lugar al menos a una parte de los hallazgos, los arqueólogos concluyeron que el único mecanismo que puede explicar toda la gama de evidencias recolectadas es un impacto capaz de formar un cráter o una explosión cósmica en la atmósfera, la mayoría. probablemente con una energía algo mayor que la explosión que ocurrió en Tunguska en 1908.

sodoma tall el hamman

Los datos recogidos en el yacimiento sugieren que se produjo una explosión en la atmósfera unos kilómetros al suroeste de TeH provocando un impulso térmico que habría generado una gran bola de fuego que fundió los artefactos más expuestos, incluidos techos, ladrillos y objetos de cerámica.

Esto fue seguido por una onda expansiva de alta temperatura y alta velocidad que demolió y pulverizó las paredes de adobe, destruyendo la ciudad y causando una gran mortalidad humana. Los efectos de la onda expansiva se habrían sentido a decenas de kilómetros provocando el abandono de pueblos y ciudades cercanas, explicando así el cese simultáneo de ese gran número de asentamientos, tanto grandes como pequeños.

sodoma real tall hamman
Múltiples capas quemadas en Tall el-Hammam. En el alto superior, hay tres capas terminales quemadas: una durante la Edad del Bronce Medio (MB II), otra durante la Edad del Bronce Final II (LBA) y una más alta durante la Edad del Hierro (no visible aquí). Cada capa quemada representa el final de un período arqueológico en el sitio. (fuente: https://www.nature.com/articles/s41598-021-97778-3/figures/6)
sodoma real
Arcilla derretida de los techos de palacio. ( a ) Representación en corte del artista de la construcción típica del techo en TeH. La construcción involucró enyesar secuencialmente múltiples capas de arcilla (~ 10 cm o más de espesor total) sobre un lecho de hojas y paja colocado sobre vigas de madera. (ver resto explicación en artículo original: https://asteroidiedintorni.blog/2021/10/03/la-catastrofe-di-tall-el-hammam, enlazado en las Fuentes de este artículo)
Huesos humanos en la capa de destrucción
Huesos humanos en la capa de destrucción

¿Un testimonio en Génesis?¿Sodoma?

Según las teorías que relacionan la destrucción de esta ciudad con la bíblica Sodoma, es muy posible que se hubieran transmitido de forma oral el evento por medio de los testigos presenciales, convirtiéndose, con el paso del tiempo en el relato bíblico de la destrucción de Sodoma y Gomorra registrado en Génesis:

El sol había salido sobre la tierra cuando Lot llegó a Zoar.

Entonces el SEÑOR hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego, de parte del SEÑOR desde los cielos;

y destruyó aquellas ciudades y todo el valle y todos los habitantes de las ciudades y todo lo que crecía en la tierra.

Génesis 19:23,24

Esta descripción encaja bien con los efectos de una explosión atmosférica como la de Tunguska o, muy probablemente, mucho más destructiva.

"Sodoma y Gomorra en llamas" por Jacob de Wet II, 1680
«Sodoma y Gomorra en llamas» por Jacob de Wet II, 1680

Fuente
Una explosión en el aire del tamaño de Tunguska destruyó Tall el-Hammam, una ciudad de la Edad del Bronce Medio en el valle del Jordán, cerca del Mar Muerto.Web oficial del proyecto (TeHEP)

ArquiteCultura

Una persona normal, historiador y periodista, pero normal a fin de cuentas.

Artículos Relacionados

Te podría interesar...
Cerrar
Botón volver arriba