Edad MediaEn PortadaHistoria

Guillermo Tell, el legendario ballestero suizo

El héroe nacional de Suiza

Guillermo Tell está considerado el gran héroe nacional suizo. Su figura se identifica con los valores de la lucha por la libertad política e individual.

Guillermo Tell ballesta leyenda manzana
Escena más famosa de la historia de Guillermo Tell

La escena que representa al héroe disparando su ballesta a una manzana sobre la cabeza de su hijo probablemente es conocida por todos. El suizo revisa el viento, aprieta sus brazos, apunta y suelta el cerrojo. La flecha vuela y pasa a escasos milímetros de la cabeza de su hijo… pero atraviesa la manzana. Guillermo Tell exhala un suspiro de alivio, pero también en ese suspiro hay algo más: nunca perdonará a los austriacos.

La leyenda de Guillermo Tell

Cuenta una leyenda popular que la prueba de Tell y su hijo tuvo lugar el 18 de noviembre de 1307 y se cita en varios libros que datan de finales del siglo XV. Según esas mismas crónicas, Guillermo Tell, era un montañero famoso por su pericia con la ballesta. Era un habitante más de Bürglen, en el cantón de Uri, cuya capital se encontraba en la ciudad de Altdorf, en Suiza.

Hay que saber que, entre el siglo XIII y principios del XIV, Suiza aún no estaba unificada, sino que era un conglomerado de pequeños estados bajo el dominio feudal de los Habsburgo.

Guillermo Tell ballesta leyenda manzana
Hermann Gessler

Hermann Gessler, el gobernador austríaco era una figura bastante impopular. Buscó humillar a los residentes de Altdorf, por lo que ordenó erigir un poste en la plaza del pueblo, en cuya parte superior se colocaría su sombrero como símbolo del poder de la casa a la que servía: los Habsburgo. Cada hombre suizo que entrara en la plaza estaría obligado a mostrar pleitesía a su sombrero y hacerle una reverencia, como muestra del poder imperial que representaba.

Cuando Guillermo Tell disparó a la manzana

El famoso ballestero desobedeció la orden austriaca; se negó a rendir homenaje a un representante de los Habsburgo y por ello fue capturado y castigado de una curiosa forma: se vio obligado a someterse a una prueba. Tuvo que disparar a una manzana puesta sobre la cabeza de su hijo; la prueba era peligrosa y humillante, cogió únicamente dos flechas. Con el primer disparo Tell la superó.

Cuando el gobernador preguntó por qué Tell había metido una segunda flecha en el carcaj, el suizo respondió que  

… la segunda flecha era para ti, si la primera hubiera herido a mi hijo.

Gessler hizo que Tell fuera arrestado de nuevo por aquella insubordinación y fue llevado a través del lago de Lucerna para ser encarcelado. Una tormenta repentina permitió a Tell escapar —aunque también se dice que fue liberado en secreto.

Guillermo Tell ballesta leyenda manzana
Tell detenido por tres hombres de armas por no saludar sombrero de Gessler en Altdorf por Sandreuter (Museo Nacional de Suiza)

La orilla del lago por donde escapó Guillermo Tell fue bautizada como Tellsplatte, y años después se construiría en aquel lugar una capilla dedicada a su memoria, que aun existe. La capilla está preciosamente decorada con frescos que cuentan la historia del que se convertiría en el más alto representante del patriotismo helvético.

Guillermo Tell ballesta leyenda manzana
Fuga de Tell. Fresco de la Capilla de Guillermo Tell

Más tarde, el suizo logró matar a Gessler, siendo su muerte el inicio del levantamiento contra el poder de los Habsburgo en los cantones. Se dice también que su insubordinación se considera el “primer gran paso suizo” hacia la Confederación Helvética independiente.

¿Existió de verdad Guillermo Tell?

Aunque es difícil encontrar fuentes fidedignas que hablen del Guillermo Tell histórico, se cree que su existencia es más realidad que mito; claro… esto escrito por los historiadores suizos, todo hay que decirlo. Por otro lado, sería en 1470 —más de un siglo después de sus peripecias— cuando una crónica llamada el “Libro blanco de Sarnen” puso sobre el papel sus aventuras por vez primera contando la historia que todos conocemos de Guillermo Tell—quizás un poco exagerada y ornamentada, como nuestro Mio Cid—.

También apareció en el libro de historia suiza “Chronicon Helveticum” (1734-36) de Aegidius Tschudi, asegurando que era una historia real y fidedigna. Sea como fuere Guillermo Tell es el héroe nacional de Suiza desde hace más de 500 años.

Guillermo Tell ballesta leyenda manzana

Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, director de este proyecto e Historiador del Arte (UNED) . Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

2 comentarios

  1. Gracias por leernos Gina. Me alegra que te haya gustado yo aun recuerdo aquella mítica serie de TV jejj

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar