#Noticias

El naufragio inglés más antiguo

Un pecio del siglo XIII con un cargamento de cantería

Arqueólogos marítimos han descubierto los restos de un barco del siglo XIII frente a la costa de Dorset (Inglaterra). Bautizado como «Mortar Wreck«, es el único pecio conocido de un barco de entre los siglos XI a XIV en aguas inglesas. El anuncio de su descubrimiento se retrasó hasta que el pecio fue clasificado dentro de la Ley de Protección de Pecios de 1973. Alcanzar este «estatus» garantiza al pecio una cuidadosa vigilancia y que cualquier buceador que desee explorarlo deba contar con una licencia de Historic England.

El pecio fue descubierto en 2020 por buzos de la Universidad de Bournemouth que exploraban una obstrucción en el borde occidental del canal Swash en la bahía de Poole. La zona central del pecio es un gran montículo de piedra de la zona de Purbeck, en bruto y sin trabajar, y que cubre los restos de la banda de babor del armazón de madera. El análisis dendrocronológico de los tablones del casco reveló que estaban hechos de robles irlandeses talados entre 1242 y 1265, durante el largo reinado de Enrique III (r. 1216-1272).

El cargamento también incluía objetos de uso menor. El naufragio recibió su apodo por una serie de morteros (de ahí «mortar») de piedra de Purbeck encontrados entre sus restos. Otros artefactos que se hundieron con el barco son una piedra de molino, un caldero de cocina que se habría colocado directamente sobre el fuego y una gran taza de piedra parecida a la de Pedro Picapiedra.

Morteros del Mortar Wreck
Morteros del Mortar Wreck. (University/c/o Historic England)

Justo al noreste de los restos del pecio hay dos lápidas, una decorada con un diseño poco común de cruz con cabeza de rueda y otra, más común, con una cruz de brazo extendido. Ninguna de las losas estaba pulida o personalizada por lo que se supone podrían ser encargos para su venta.

Las dos lápidas son similares a otras que hay en iglesias de la época, pero a diferencia de ellas, las sumergidas están en perfectas condiciones, con sus marcas de cincelado aún claramente visibles. El que estén decoradas con un estilo diferente de cruz demuestra que son diseños contemporáneos.

Buzo
Buzo examinando los hallazgos (University/c/o Historic England)

«Esto es una prueba de la industria local: están extrayendo las piedras, tallándolas, preparándolas. Y muestra que se trata de productos de gran demanda que se exportaban a lo largo y ancho de la costa de Inglaterra, a Irlanda y al continente. Esto nos indica también que no es sólo la piedra en sí lo que era demandado. Es la habilidad de los artesanos locales».

La datación de los anillos de los árboles y los hallazgos recuperados indican que el pecio era un buque de carga que transportaba piedra de cantera y losas funerarias de la región de Purbeck cuando se hundió a poca distancia de la costa en su viaje de ida.

El yacimiento está amenazado por la erosión de los sedimentos, que exponen la madera a los organismos marinos y humanos que la perforan (es decir, a los saqueadores). Para su propia protección, el pecio se ha vuelto a enterrar. La nueva designación añade otra capa de protección al hacer ilegal la interferencia con el campo de dispersión, el barco o cualquier artefacto relacionado con él.

Hallazgo
Jarra encontrada en el naufragio. (University/c/o Historic England)

Artículos Relacionados

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba