¿Por qué escogieron los nazis la esvástika como símbolo?

La esvástica no siempre ha sido un símbolo de odio. La palabra es de origen sánscrito y significa “conducente al bienestar”.

Como símbolo, su poder reside en su simplicidad y equilibrio. El diseñador gráfico Steven Heller señala que “la pureza geométrica de la esvástica permite la legibilidad en cualquier tamaño o distancia, y su eje produce ilusión de movimiento.”

Su forma, según Heller, es “sublime“, así que no es de extrañar que haya encontrado un lugar en tantas culturas.

En el budismo, se cree que la esvástica representa las huellas del Buda. Tiene una función litúrgica en el jainismo y en el hinduismo.

En Mesopotamia se usaba en monedas, y la nación Navajo lo tejía en mantas. Se ha encontrado en cerámica antigua en África y Asia. A veces se usaba como un solo elemento y otras se repetía como un patrón entrelazado para formar un borde en una prenda, así es común encontrarlo en la arquitectura clásica greco-romana.

Tejido Navajo
Tejido Navajo

Era conocido y utilizado en las culturas germánicas y vikingas, y se puede encontrar en las iglesias medievales y vestimentas religiosas por toda Europa.

A finales del siglo XIX y principios del XX, la esvástica se consolidó en la cultura occidental como símbolo de buena suerte, similar a un trébol de cuatro hojas o una herradura. Las empresas lo utilizaron como logotipo; adornó desde anclas a tarjetas de felicitación. Los Boy Scouts Americanos podrían obtener una insignia de esvástica, y el Girls ‘Club publicó una revista llamada The Swastika . Finlandia, Letonia y los Estados Unidos lo han utilizado como insignia militar.

En Canadá, un pueblo minero en el norte de Ontario fue nombrada Swastika. Allí, en Canadá, varios equipos de hockey se llamaban Swastikas. En 1931, Newfoundland publicó un sello de $ 1 que conmemoraba momentos importantes en la aviación transatlántica; cada esquina tenía una esvástica.

A finales del siglo XIX, el recién formado Imperio Alemán se vio envuelto en una época de nacionalismo desenfrenado. Algunos nacionalistas intentaron probar la superioridad racial alemana, suscribiendo a una idea ahora desacreditada que una raza aria antigua – los Indo-Europeos – eran sus antepasados. Se necesitaba evidencia para conectar a los alemanes con los arios.

A principios de la década de 1870, cuando el arqueólogo alemán Heinrich Schliemann creyó haber descubierto la antigua ciudad griega de Troya, se encontraron más de 1.800 casos de la esvástica. Dado que la esvástica también estaba presente entre los restos arqueológicos de las tribus germánicas, no tardaron mucho tiempo los nacionalistas en sacar a la conclusión de que los alemanes y los griegos eran descendientes de los arios.

Vasija griega (780 a.C.)

Gracias a Schliemann, al cual el instituto Smithsonian le llama “el hombre que trajo la esvástica a alemania”–aunque también aclara que los nazis se apoderaron de ella– encontraron la conexión que necesitaban para afirmar su procedencia aria.

En “Mein Kampf” , Hitler definió el nuevo diseño de la bandera alemana y trató de darle significado: “En rojo vemos la idea social del movimiento, en blanco la idea nacionalista, en la esvástica la misión de la lucha por la victoria de los arios hombre “.


Fuentes: Steven Heller. “The Swastika: Symbol Beyond Redemption?”

Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: