El Leviatán, el monstruo marino de la mitología bíblica

Leviatán es una figura mitológica cuya representación más conocida se encuentra en el Antiguo Testamento. Es un monstruo marino imponente; una bestia aterradora de monstruosa ferocidad y gran fuerza. Es el símbolo del caos y de los poderes anti-divinos. Es el monstruo marino por excelencia.

leviatan monstruo mito
Anticristo montado sobre el Leviatán , Liber floridus , 1120

En la Biblia

El capítulo 41 del Libro de Job (en el Antiguo Testamento) da muchos detalles sobre Leviatán como criatura marina. Está bien protegido por escamas; tiene una poderosa dentadura; de su boca salen llamas y chispas; y por supuesto le sale humo por las fosas nasales. Nada puede derrotarlo; no puede ser apresado, porque rompe el hierro como si fuera papel. Y cualquiera, con solo mirarlo queda paralizado por el miedo. El mar hierve bajo el cuerpo del monstruo; deja un rastro luminoso y el abismo se cubre de espuma blanca.

En la Biblia, el Leviatán se describe como “la rápida y retorcida serpiente” o  simplemente “el monstruo del mar” y fue utilizado más tarde como una referencia al caos que existía antes de la creación, sometido cuando el orden fue establecido por Dios.

leviatan monstruo
Destrucción de Leviatán (G. Doré)

El origen del mito

El Leviatán posiblemente deriva de la diosa babilónica Tiamat, la madre de todo el cosmos, la diosa primordial de los océanos y las aguas saladas. Se la representa en la iconografía tradicional como una serpiente marina o un dragón, aunque el asiriólogo Alexander Heidel no está de acuerdo con esta identificación y argumentó que “la forma de dragón o de serpiente marina no puede imputarse a Tiamat con certeza”.

El Enûma Elish afirma que Tiamat dio a luz a dragones y serpientes entre una lista más general de monstruos, incluidos los hombres escorpión, sirenas y tritones, pero no identifica su forma como la de un dragón; sin embargo, otras fuentes que contienen el mismo mito se refieren a ella como tal.

El Leviatán ya se conocía en la mitología cananea (fenicia) con el nombre de Lotan o Lothan (derivado de lawtan). En textos ugaríticos del siglo XIV a.C. Leviatán se describe como el enemigo del dios de la tormenta Baal y siervo de del dios del mar Yam.

Una vez que se descubrieron los textos referentes al antiguo mito cananeo de la creación, en el que Baal derrotó al Lotán, así como Marduk derrotó a la serpiente Tiamat, el origen del mito Leviatán quedó claro estando en relación con los babilonios. También quedaría el mito relacionado con los posteriores referentes a las cosmogonías, en los que el dios supremo del panteón vence al caos eliminando a una bestia que, habitualmente, es un dios anterior.

El Leviatán como metáfora

Según otros, la figura de Leviatán está tomada de Sobek , el dios cocodrilo egipcio, amo de las aguas. El filósofo inglés Thomas Hobbes (1588-1679) dedicó su obra política más conocida a la figura del Leviatán, escrita en 1651, en la que se transformó de monstruo marino en símbolo del Estado.

leviatan
Portada de Leviatán de Abraham Bosse , con aportes de Hobbes

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, ¿las aceptas?    Más información
Privacidad