Los Mausoleos Islámicos

(Mausoleo de Mohammed Ghaus, Gwalior) Ya que el profeta Mahoma consideraba los mausoleos edificaciones suntuosas, ostentosas e innecesarias para el culto islámico estuvieron prohibidos durante los primeros años del Islam.
 
Cúpula de la Roca, Jerusalem (Foto: elmundo.es)
Cúpula de la Roca, Jerusalem (Foto: elmundo.es)
Tras la construcción de la Cúpula de la Roca (687-691) por los Omeyas la arquitectura islámica experimentó un cambio notable enriqueciendo sus tradicionales construcciones, siempre respetando unos mínimos según marcaba su religión, como la representación de imágenes por ejemplo. No obstante tal enriquecimiento no venía de otro lugar que de las corrientes que su propia expansión había dejado dentro de sus nuevos territorios; diferentes culturas cristianas (ritos romanos o bizantinos), visigodos arrianos, culturas asiáticas pertenecientes al antiguo Imperio Persa… 
Qubbat al-Sulaibiya
mausoleo de Qubbat al-Sulaibiya
La madre del califa abasí al-Muntasir mandó construir este mausoleo para su hijo, a pesar de estar prohibido por el Islam, ya que ella era cristiana de origen griego
 
 
La construcción del primer mausoleo no es sino la conjunción de todas estas culturas en una sola: la nueva gran cultura islámica, ya en el s. IX y dentro del poder de la dinastía Abasí. El mausoleo de Qubbat al-Sulaibiya, a orillas del Tigris (862) es el considerado como el primer exponente de estas construcciones funerarias, levantadas no solo para el enterramiento o conmemoración del difunto, sino como lugar de oración en donde recordar la figura de un santo de la religión islámica. 
 
Mausoleo de Qubbat al Sulaibiya
 
Este primer mausoleo fue erigido para el califa al-Muntasir (861-862) y fue ordenado construir por su madre, que era una cristiana de origen griego, era un edificio de planta octogonal cubierto con una gran cúpula, con un deambulatorio abovedado que rodeaba la sala central. Sin duda las influencias del cristianismo primitivo de los martyrium, que ya habían influenciado la construcción del Domo de la roca, son evidentes así como las similitudes con esta construcción erigida en la explanada de las mezquitas.
 
Los mausoleos se denominaban de diferentes formas como turbet, refiriéndose al lugar de enterramiento, o qubba haciendo alusión a su elemento más característico: la cúpula. Los mausoleos de santos locales se convertirían con el tiempo en lugares de peregrinación, a similitud de los cristianos, y a menudo forman parte de otras edificaciones tradicionales, como mezquitas, o se le incorporan elementos pertenecientes a estas tales como mihrabs. 
 
Aunque el primer mausoleo es de planta octogonal debemos señalar que la planta más utilizada a lo largo de la Edad Media sería la cuadrada, precisamente la planta octogonal no es sino un derivado de esta planta al superponer dos plantas cuadradas o recortar sus aristas, si nos fijamos en el interior del mausoleo de al-Muntasir la sala central es totalmente cuadrangular y a partir de ahí se desarrollaría el resto del edificio. 
 
 
Se establecen así unas pautas y unas formas a seguir para rendir homenaje póstumo a las figuras más relevantes del islam, ya sean santos, militares o gobernantes, que van desde el citado panteón primigenio derivado de los martyrium hasta el gran Taj-Mahal (1631 -1634) que citamos como ejemplo “extremo” del alcance y la grandiosidad a la que la arquitectura islámica llegaría con el transcurso de los siglos, aunque edificado por una dinastía mongol, el estilo arquitectónico musulmán está presente, así también la planta de la zona del mausoleo es de planta cuadrada, como lo era el primer mausoleo y como lo fueron muchos de los primeros martyrium que jugaban con el cuadrado y el círculo como elementos “sagrados” en su arquitectura funeraria. 
 
Taj-Mahal
La planta cuadrada facilita la construcción del elemento principal: la cúpula, y representaría la bóveda celeste, es decir, el mausoleo es el símil del paso de la tierra (lugar donde sería enterrado el santo) al cielo, idealizado por la bóveda.
 
Un ejemplo de la importancia religiosa de estas construcciones es que la mayoría, sino todas, atraen millones de peregrinos en la actualidad y son referentes para las diferentes ramas del islam, como decíamos antes, a imagen de los lugares de peregrinación cristiana. Al igual que los lugares de peregrinación cristiana han sufrido cambios y modificaciones a lo largo de los siglos así nos encontramos con maravillas como el mausoleo del Imam Reza, edificado sobre el lugar en donde envenenaron a este imán, que según la norma chií hay que visitar una vez al año.
 
Mausoleo del Imam Reza
Mausoleo del Imam Reza
Cabe destacar que en la actualidad aun se edifican mausoleos en la cultura islámica, a diferencia de la religión cristiana en donde esto ha dejado de realizarse hace siglos (no así los templos), como el recientemente construido mausoleo del imán Jomeini (fallecido en 1989) en Teherán.
 
mausoleo del imán Jomeini

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Deja un comentario

Te podría interesar...

Close
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: