En Portada
#MicroArtículo

La cerradura del siglo XVII que lleva la cuenta de las veces que se usa

Tecnología punta en la seguridad de aquellos tiempos

Esta “obra de arte” de la seguridad fue creada por Iohannes (John) Wilkes, un cerrajero de Birmingham (Inglaterra) en 1680 a la que bautizó como “detector lock” (cerradura con detector).

El mecanismo detectaba la cantidad de veces que se había abierto, de una forma ingeniosa a la par que artística, mediante un caballero que sostiene un puntero contra el dial. Cada vez que se gira la llave en la cerradura, los diales grabados giran y el puntero indica un número.

scottjarvie.co.uk
foto: scottjarvie.co.uk

El ojo de la cerradura está oculto por la pierna delantera del hombre, que opera sobre un pivote. Cuando se presiona un botón, la pierna se balancea hacia adelante para revelar el ojo de la cerradura. El pestillo de la puerta se suelta inclinando el sombrero del hombre.

La cerradura de Wilkes está hecha de acero y latón, con la llave de acero fundido. Estaba instalada en la puerta de un armario privado, de algún despacho en el que se realizaban negocios importantes, donde se almacenaban objetos de valor, garantizando la máxima seguridad.

Victoria and Albert Museum, Londres
© Victoria and Albert Museum, Londres

Si la presencia de este hermoso pero resistente mecanismo no era suficiente para disuadir a los posibles ladrones, el cerrajero puso una inscripción que se puede leer claramente, de la que ponemos traducción (más o menos entendible):

Si tuviera el don de la lengua no haría mal en hacer público, quiénes sois los que habéis venido sigilosamente para dañar la riqueza de mi Maestro.

John Wilkes e Birmingham, Fecit

© Victoria and Albert Museum, Londres
© Victoria and Albert Museum, Londres

No es la única cerradura de John Wilkes que se conserva, incluso de la misma tipología, aunque también hay que tener en cuenta que existieron dos John Wilkes, padre e hijo, ambos miembros de un pequeño grupo de artesanos ingleses del siglo XVII que representan un punto culminante en la fabricación de cerraduras.

La alta calidad y el grabado caprichoso, el mecanismo complejo y el tamaño compacto, evidenciados en este caso, significaban que tales dispositivos eran personalizados y costosos y, por lo tanto, eran propiedad exclusiva de una élite pudiente.

Ya en 1654, el cronista John Evelyn escribiría, de forma bastante romántica, que los sofisticados mecanismos de bloqueo eran «artilugios raros» y considerados como maravillas tecnológicas, «considerados una curiosidad incluso entre los príncipes extranjeros».

cerraduras
Un candado de detector firmado por Wilkes y vendido en Sotheby’s en 2015 por £ 12,500.

John Wilkes padre (muerto en 1733) fue un consumado artesano que trabajaba en Birmingham, antes de que floreciera y se convirtiera en el enorme centro metalúrgico que fue durante el siglo XVIII. Se las arregló para crear dispositivos tecnológicamente avanzados e introducir un gran humor también, a menudo mediante el uso de versos.

Esto también apunta a una habilidad en la autopromoción, ya que sus cerraduras “detectoras” generalmente están firmadas y son lo suficientemente distintivas como para que sea probable que haya adquirido gran reputación.

cerradura siglo xvii
ejemplar de Rijksmuseum
Llave de la cerradura del Rijksmuseum
Llave de la cerradura del Rijksmuseum

Fuente
colecciones de V&AColecciones del Rijksmuseum

Artículos Relacionados

3 comentarios

  1. Los discos duros de los ordenadores llevan desde hace tiempo un contador interno que registra entre otras cosas cuantas veces se ha encendido el aparato o el numero de horas de uso, se puede leer con algun programilla gratuito, la palabra a buscar en Google es SMART

    1. Vaya !! Está claro que hay cosas en temas de seguridad que son básicas, por eso se mantienen. Una de ellas es saber las veces qué se ha usado algo que no quieres que nadie toque

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies