El pasado miércoles, 17 de junio, recibíamos la noticia de la Ministra de las Artes, Patrimonio y de la Región de Lengua Gaélica (Heather Humphreys) de que se estaba recuperando, de los fondos marinos de cercanos a la playa de Streedagh Strandrestos de un navío español.

Con mucha seguridad, dichos restos son pertenecientes a la Grande y Felicísima Armada -os recuerdo que el término “Invencible” fue acuñado por los ingleses para mofarse de España- de Felipe II -que en verdad os digo, desde mi ignorancia, tampoco se curró un nombre muy chulo.

Según miembros del equipo de arqueología subacuática, los restos pertenecen a un buque español que naufragó en la Empresa de Inglaterra de 1588; y por la ubicación solamente, puede tratarse de uno de los tres naufragios ocurridos en la zonaLa Juliana, La Lavia y la Santa María de Visón.

 

 

La Ministra, en sus declaraciones, ha comentado que la intervención subacuática ha tenido lugar debido a notificaciones de buceadores locales (particularmente de la comunidad de Streedagh) y al miedo al que estas piezas, de extraordinario valor, puedan ser extraídas de forma ilegal del fondo marino, sin respetar la particularidad de los pecios.

Como bien dijo una vez el community manager del Museo Naval de Madrid, en tiempos del litigio por la fragata “Mercedes”, los pecios son más que yacimientos arqueológicos:

 

no son solo objetos, son la tumba de muchos españoles“.

 

El personal del Servicio de Arqueología Subacuática ha balizado la zona y mantienen como prioridad recuperar, de forma segura, las piezas que puedan ser de especial interés.

Los arqueólogos creen que se trata de los restos del naufragio de “La Juliana” – como habéis podido leer en prensa esta semana pasada.

El material que han recuperado hasta el momento son dos cañones (según nota de prensa):

  • Cañón en excelente estado
  • Cañón dedicado con representación de St. Matrona (Venerada en Cataluña) con fecha 1570, año de construcción de “La Juliana”; cañón por el cual decantan el pecio como de este buque.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 



La Juliana:

 

Mercante de 860 toneladas, requisado en Palermo en 1586 y armado con 32 cañones, tenía una tripulación de 65 marineros y 290 soldados.

Salió de Barcelona e hizo escala en Lisboa, antes de su partida hacia Inlgaterra, con el fin de completar su dotación de asalto (al igual que hicieron muchos otras unidades).

En 1985 fue localizado su timón por buceadores y fue calificado como de construcción catalana.

Su comandante se ahogó en Streedagh.

A bordo estaba Pedro Blanco, que pudo escapar del desastre y entró al servicio de Hugh O’Neill, conde de Tyrone como su guardaespaldas y hombre de confianza – de dicho caballero pueden encontrar más información en nuestro artículo “Españoles a la defensa de Irlanda“.

Fuente: Asociación GADA


Añadió también Mrs. Humphreys el agradecimiento a la Asociación: Grange Armada Development Association, por prestarse voluntaria para vigilar la zona balizada de posible pillaje mientras se efectúan las extracciones.

El material recuperado irá a las vitrinas del Museo Nacional de Irlanda.

 

Comunicado en Facebook  del Museo de Irlanda
Comunicado en Facebook del Museo de Irlanda

 

No se si sabéis que cerca de la playa de Streedagh Strand, bañada por el Atlántico, existe un lugar llamado Connor Island. Un paraje que califican de desolador los que allí ha estado: hay una especie de altar de piedra en forma de proa en el que ondea la bandera de España.

En aquel lugar recóndito, hace memoria nuestra Armada.

 

armada irlanda
Armada Memorial, Streedagh.

 

También, en la misma playa, una placa recuerda el final de la singladura de 1588 para La Juliana, La Lavia y la Santa María de Visón.

Según parece, los tres barcos buscaron cobijo en aquella bahía ante el temporal que los azotaba y decidieron fondear. Lo que no esperaban (o no calcularon) es que una fuerte ola desplazara una nave contra otra y las precipitara contra las rocas.

Un superviviente, Francisco de Cuéllar, que recogió por escrito la tragedia más tarde Contaba en su crónica, que de las tres embarcaciones apenas sobrevivieron 300 hombres; y que fue testigo de como las gentes del lugar reían y caían sobre los náufragos que no conseguían levantarse, asesinando a algunos y robándoles lo que llevaran puesto.

Achacó, no obstante, el “incidente” a la fuerte hambruna y necesidades que pasaban los irlandeses por entonces debido a la opresión inglesa, no obstante… los calificó de “salvajes irlandeses”.

 

Al pie de la carretera se encuentra el acceso al monumento con esta placa.
Al pie de la carretera se encuentra el acceso al monumento con esta placa.

 

mount-edward-lodge

 


Webgrafía:

 


 

4 Comentarios

    • Un pacer compartir cosillas de nuestra Historia Marítima, para todo lo demás: El Museo Naval.
      Espero darme un paseo pronto por vuestras Salas. :)

    • gracias compañero, las reseñas de tu blog están muy bien ;)
      Decirte que estos buques fuern descubiertos en 1985 por unos buzos y hubo un litigio entre el gobierno de Irlanda y esos buzos por las piezas. La propiedad al estado español fue desestimada por la corte Irlandesa (Tribunal Supremo de Irlanda en sentencia de 29 de junio de 1995.), ya que estos buques fueron REQUISADOS por Felipe II, por lo que no se pueden inscribir como patrimonio. No eran pabellón de Estado. He ahí el motivo por el cual España no puede reclamar nada. triste… pero las cosas ilegales ( como una apropiación indebida, sea del rey o de quien sea ) a la larga traen siempre probleas…. :P

      saludos !

Puedes dejar un comentario