Realmente la guerra más larga en la historia fue sin querer… vamos, que no se alargó por los combates o por culpa de un asedio como el de Ceuta. Fue causa de un sencillo error.

Marina Holandesa
Marina Holandesa

En 1651, la marina holandesa estaba luchando en el bando parlamentarista, el de Oliver Cromwell, durante la segunda Guerra Civil inlgesa. Los escenarios de combate se repartieron por toda la costa de las islas británicas, incluidos sus archipiélagos e islas que eran utilizados como bases por la Royal Navy, en el bando contrario al de los holandeses. Los Países Bajos buscaban mantener su alianza con Inglaterra y eligieron aliarse con el bando que prometía ser el vencedor en esa Guerra Civil.

Durante una batalla, la Royal Navy huyó y se refugió en las islas Sorlingas. Al ser perseguidos por la Marina Holandesa las baterías de la isla hicieron fuego contra la flota.


La marina realista se hizo fuerte en las islas, tanto que les fue imposible a los holandeses tan siquiera aproximarse.


Tras tantas pérdidas, el 30 de marzo de 1651 el Almirante Maarten Tromp Harpertszoon exigió al gobierno de las islas los costes de la reparacióm de sus barcos. Al no recibir respuesta, los Paises Bajos le declaran la guerra al archipiélago

Almirante Maarten Tromp Harpertszoon
Almirante Maarten Tromp Harpertszoon

Tres mese después los realistas se rendían y la Marina Holandesa regresóa sus puertos, olvidandose de aquella declaración de guerra.

En los años 80, el Presidente del Consejo de las Islas Sorlingas, que curiosamente era historiador, llamado Roy Duncan, se dio cuenta de que la declaracióm de guerra contra las islas no había sido anulada ni incluída en ningún tratado. Realizó una consulta a la embajada holandesa para cotejar con ellos si tenían algún tipo de documentación al respecto, y resultó que lo único que existía era aquella absurda declaración de guerra. Absurda, pero en vigor.

Roy Duncan
Roy Duncan

Los holandeses reunieron los archivos existentes sobre el asunto y descubrieron que habían estado en guerra durante nada menos que 335 años.

El entonces embajador holandés, Rein Huydecoper, realizó junto a Duncan la documentación necesaria para firmar un tratado de paz. El 17 de abril de 1986, Huydecoper firmó el acuerdo para poner fin a la guerra más larga de la historia.

Puedes dejar un comentario