¿Quién ha dicho que jugando no se aprende? Es más… creo haber oído siempre lo contrario.

“Aquelarre” es un juego de rol que lleva unos cuantos años conmigo, ahora va por su tercera edición. Su autor Ricard Ibáñez pasó —seguro— unos cuantos días, y noches, recopilando y estudiando la “realidad mágica” y la no mágica de la Edad Media en la península ibérica, concretamente entre los siglos XIV y XV, para dar forma sobre el papel a su idea.

(c) Nosolorol Ediciones 2011 – ilustración de Jaime García Mendoza

Carretas repletas de cadáveres resbalan por las calles embarradas de una ciudad deshabitada. Monjes copistas escriben en silencio en frías salas de monasterio. El martillo cae una y otra vez sobre el metal al rojo en el taller del herrero. Flores de fragante olor se abren en los jardines privados de la corte. Adustos y callados soldados marchan por caminos polvorientos en busca de enemigos, sean infieles o no. Es el mundo de la Edad Media, el que conocieron nuestros antepasados, el que conformó nuestro presente.

Pero más allá de lo humano, en lo más profundo de los bosques, en la cueva más solitaria, en la celda más recóndita, en lo más oculto del corazón humano, viven las leyendas. Los demonios pisan castillos, los duendes se ocultan en la floresta, los alquimistas utilizan hechizos y las brujas ríen y ríen alrededor de la hoguera, en un claro de un bosque bañado por la luz de la luna, mientras el demonio, sentado entre ellas, levanta su cabeza de macho cabrío y te sonríe, directamente a ti, lector.

(Introductio de “Aquelarre”)

Aquelarre: Juego de Rol Demoníaco-Medieval” apareció en el mercado un martes 13 de noviembre de 1990 y se convirtió en el primer juego de rol español. Escrito en castellano, diseñado por un español —Ricard Ibáñez —, publicado por una editorial española —Joc Internacional—, y ambientado en los reinos peninsulares del siglo XIV.

A lo largo de los años, el juego, fue pasando por muchas fases. Se editaron suplementos y ampliaciones pero eso no evitó que su editorial echara el cierre, a finales de los años 90.

Con la llegada de internet, los seguidores del juego consiguieron relanzar el interés por “Aquelarre” volviéndose a publicar algún que otro suplemento y generando interés por la editorial CROM que reedita muchos de los trabajos de Ricard y lanza algunos nuevos. Lamentablemente, CROM se ve obligada a cerrar sus puertas entre los años 2003 y 2004.

(c) Nosolorol Ediciones 2011 – ilustración de Jaime García Mendoza

Nosolorol se encargó en 2011 de resucitar la piedra fundacional del rol hispánico. Lo hizo en una edición fantástica, primero, y en una de lujo, después.

En palabras de Manuel J. Sueiro, director general de NoSoloRol:

Quizás arda en el infierno por publicar este libro. Quién sabe, tal vez desaparezca poco tiempo después de que este volumen llegue a las tiendas y me convierta en otra víctima más de la leyenda negra de Aquelarre. Todo es posible. La cuestión es que ha sido un largo, largo y difícil camino. Y ha sido también un viaje extraño, complicado por momentos, tomado prácticamente como un reto desde el principio y para nada exento de obstáculos.

Este juego hizo historia entre los aficionados al rol en España, pero además, aunque no seáis jugadores de rol es un libro a tener en cuenta por su gran trabajo de recopilación de la historia y la mitología de la península.

Ricard Ibáñez, en el frontal de la mesa, haciendo de máster de Aquelarre en 2008, foto: EDSombra

Queremos hoy destacar una parte trabajo de Ricard Ibañez. Concretamente nos vamos a la parte del “Bestiarium” de su Aquelarre para descubrir 13 criaturas que pertenecen a la Mitología Ibérica, nuestros “Animales Fantásticos”, ah, y dónde encontrarlos.

 



 

  • BASAJUN

  • Dónde encontrarlo: Euskadi (término de Ataun)
(c) Nosolorol Ediciones 2011 – ilustración de Jaime García Mendoza

Llamado también Basojaun, su nombre significa “señor salvaje” o “señor de los bosques”.

Es un gigante de más de dos metros de altura que con su larga cabellera —le llega hasta las rodillas, cubriéndole por delante el rostro, el pecho y el vientre— y su corpulenta constitución se presenta como un terrible enemigo.

Pero ese aspecto fiero se queda sólo en eso, en aspecto, ya que se le considera benéfico y avisa a los pastores con sus gritos cuando se acerca una tempestad o protege a los rebaños de los depredadores. Su presencia es anunciada por las ovejas con una sacudida simultánea de sus cencerros, momento en que los pastores euskaldunes se tranquilizan, pues saben que el lobo no habrá de molestarlos.

También se dice que fue él el que introdujo a los hombres en la agricultura y les brindó los conocimientos para soldar metales, fabricar utensilios varios, etc.

 

  • GAUEKO

  • Dónde encontrarlo: Norte de la Península

Suele adoptar la forma de un gran perro negro, aunque también puede hacerse invisible, notándose su presencia solamente mediante una ráfaga de aire helado que provoca un temor inexplicable. Es una criatura extremadamente cruel y sanguinaria.

La tenebrosa entidad es confundida en ocasiones con un demonio del infierno y adorada como tal. Nunca dirá los brujos que lo adoren que no es un demonio, pero si no le gusta el trato que se le da los matará. Muchos de los que lo conocen repiten sin cesar una frase que encierra en sí todo el poder del Gaueko: Gaue, gauezkoenzat, era eune eunezkoentzat (“La noche para el Gaueko y el día para el día”).

  • LOBO DE SANTIAGO

  • Dónde encontrarlo: Norte de la Península

Según la leyenda, se trata de un lobo gigante de pelo blanco e inmortal, que protege a los peregrinos que viajan por el Camino de Santiago.

Asimismo, defiende a las gentes de corazón puro de las intrigas del mal y, especialmente, del Gaueko. Algunos dicen que se trata del alma de un peregrino, asesinado por unos ladrones y vuelto a la vida por los arcángeles Gabriel y Samael para que cumpliera con esta misión, recibiendo el poder de comandar a un ejército de lobos.

  • BASILISCO

  • Dónde encontrarlo: Toda la Península
Representación típica de un basilisco de 1510.

Este animal nace de un huevo de gallina que haya sido incubado por una serpiente.

Presenta cuerpo de serpiente común, pero posee espolones, alas membranosas y una cabeza con cresta de gallo.

Su cuerpo reluce levemente, debido a la virulencia de su veneno, por lo que es fácilmente detectable en la oscuridad.

  • COLACHO

  • Dónde encontrarlo: Norte de Castilla
Representación del Colacho en la fiesta popular que recibe su nombre (Foto:everfest.com)

Bestia demoníaca natural del norte de Castilla que, según afirman aquéllos que la han visto y han tenido la fortuna de salir vivos del encuentro, tiene cuerpo como de hombre, pero muy peludo, con garras y pico de águila, pequeños cuernos de cabra y carece de brazos.

Vive en las copas de los árboles alimentándose únicamente de carne, siendo su forma habitual de cazar el acecho a su víctima desde lo alto del árbol para caer sobre ella sin previo aviso.

Para tal fin cuenta con dos poderosos dones naturales: es capaz de volverse invisible y su canto, estridente y desagradable, tiene el poder de hechizar a quien lo escucha, pues la víctima cree oír las voces de sus seres más queridos (en el caso de las personas) o los sonidos de los animales de su especie (en el caso de las bestias).

Hay intrépidos que se dedican a cazarlos, ya que, según se dice, una prenda tejida con pelo de colacho proporciona la invisibilidad a su portador.

  • CORRUPIA

  • Dónde encontrarlo: Castilla

También llamada “fiera corrupia”, esta criatura fue popularizada en los llamados “romances de ciego” que cantaban los mendigos a cambio de una limosna.

El Ciego de la guitarra (1778) por Goya

Posee cuerpo de león y dos cabezas, una de lagarto y otra de toro, y acostumbra a vivir en las cuevas y simas más profundas, alimentándose de carroña. Cuando está hambriento, no obstante, mata animales y personas a los que arrastra a su cubil, para devorarlos cuando hieden.

  • GAILÁN

  • Dónde encontrarlo: Reino de Granada
Gatos erguidos en manuscritos medievales

Criatura maligna que habita la floresta cercana a la ciudad de Granada.

Tiene forma de gato de gran tamaño, con rostro de hombre, fauces de león y un brillo de inteligencia en los ojos.

Anda a cuatro patas aunque podría hacerlo erguido y su cola causa el mismo dolor que un latigazo. Se dedica a matar tanto a hombres como a animales, acabando con granjas enteras de ganado, pues no caza por gula, sino por placer.

  • HORPÍ

  • Dónde encontrarlo: Cataluña
Minitarura del siglo XIII

Serpiente monstruosa que puede llegar a alcanzar los dos metros de longitud. Es muy parecida al áspid, pero su mordedura no es venenosa.

Además, en los sesos de muchas de ellas se encuentra una especie de perla verde que se dice que inmuniza a quien la lleva en la boca de cualquier tipo de veneno.

Suele vivir en los bosques profundos y en las zonas pantanosas, lejos de la vida humana. La horpí no es sorda como otras serpientes, siendo muy vulnerable al sonido de la flauta, que le molesta especialmente, hasta el punto de pegar un oído contra el suelo e introducir la punta de su cola en el otro.

En esta posición, la horpí está totalmente indefensa frente a sus cazadores. Este ser, al igual que la tantagora, fue introducido en Cataluña por los musulmanes, siendo en la época de Aquelarre muy difícil de encontrar.

  • TARASCA

  • Dónde encontrarlo: Sur de Castilla y Andalucía
Representación de la Tarasca en la Procesión del Corpus Christi en Madrid en 1663.

Serpiente gigante que tiene la facultad de invocar la tormenta, los vientos, la lluvia y el granizo.

Su gran debilidad son las mujeres hermosas y, si alguna acierta a encontrar su madriguera, entrar en ella y mirar fijamente a la criatura a los ojos, la hará suya y desde entonces la tarasca obedecerá sus órdenes como un perrillo.

Se cuenta que Santa Marta domó de esta manera a una tarasca, pero también se han dado casos de brujas o mujeres malvadas que consiguieron de este modo un poderoso aliado.

  • HERENSUGE

  • Dónde encontrarlo: Euskadi
Grabado del dragon de siete cabezas nombrado en el Apocalipsis (s XV) Alberto Durero

Llamado también “erensuge”, “iraunsugue” o “edensugue”, es una especie de dragón de siete cabezas, cada una de ellas incrustada en el pecho. Malévolo e inteligente, puede devorar rebaños enteros de ovejas, a las que atrae con su aliento.

No desdeña tampoco la carne humana, que al parecer considera un bocado excelente. Así que de cuando en cuando deja su madriguera para aterrorizar a los seres humanos, volando sobre poblados y caseríos, dedicándose a destruirlo todo con su aliento flamígero.

En ocasiones, se alía con entes poderosos, como el Gaueko o la Dama de Amboto , para obtener comida a cambio de combatir a su servicio. Por suerte no quedan muchas de estas criaturas en todo el País Vasco, aunque la ignorancia popular señala como madriguera de un herensuge cada cueva o sima profunda.

  • GAIZKIN

  • Dónde encontrarlo: Euskadi.
Gaizkin según Gorka Aguirre (http://realnameo.pro/user/gorka_aguirre)

Llamados también gaiztoak o gaizkiñak, se trata de espíritus malignos de la noche que se alimentan succionando la energía de los durmientes, dejándoles una marca llamada ubendua. Se reproducen provocando una enfermedad mortal en los durmientes, y obedecen al Gaueko, por lo que pueden ser usados para vengarse de enemigos suyos o de sus servidores.

Los gaizkin son invisibles a los ojos de los humanos, aunque los animales (sobre todo perros y gatos) pueden detectar su presencia.

  • JOANETS

  • Dónde encontrarlo: Comarca del Ripollés
Duende por Jean B. Monge

donde viven agrupados en cuatro comunidades en los bosques de Campelles, Queralps, Tregurá y Freixenet.

Son seres diminutos de la familia de las hadas que tienen la apariencia de pequeños duendecillos de piel verde y ojos rojizos, que se desplazan rápidamente por los aires gracias a sus alas, parecidas a las de la libélula.

Dichas alas desprenden una gran luminosidad, visible desde bastante distancia, por lo cual un observador distraído confundirá a los joanets con simples luciérnagas. Sin embargo, la luz de los joanets es más intensa y su vuelo mucho más rápido.

Estos seres viven en el bosque y no les gustan los humanos, por lo cual suelen hacer bromas de bastante mal gusto a cualquiera que se acerque demasiado a su territorio.

Los hombres, sin embargo, los buscan incansablemente, ya que según cuenta la leyenda muchos magos dejan a los joanets como guardianes de sus tesoros, escondidos en profundas simas o en las tarteras de las montañas más altas.

  • MARTINICO

  • Dónde encontrarlo: La Mancha.
Duende Martinico en el grabado “Duendecillos” de los Caprichos de Francisco de Goya.

Duende manchego de carácter travieso y bromista como otros miembros de su especie, pariente cercano del “duende Martín” andaluz.

Gusta de la compañía de los niños, a los que se aparece en secreto para jugar con ellos y, como el etxajaun vasco, el trasno gallego o el diablot catalán, prefiere vivir cerca de los humanos que no en la soledad de los bosques, a no ser que esté al servicio de alguna criatura poderosa.

Un martinico tiene el tamaño y complexión aproximada de un niño de diez años, la piel de un tono verdoso, los dientes quebrados, largos y amarillentos y la nariz grande y cubierta de verrugas.

Cubre su no muy agraciado cuerpo con una túnica larga con capucha, de color pardo terroso, que recuerda al hábito de los capuchinos. De todos modos, pocos son los que le han visto, pues prefiere mantenerse invisible.



(c) Nosolorol Ediciones 2011 – ilustración de Jaime García Mendoza

Por supuesto en el manual del juego “Aquelarre” encontraréis muchísimos más animales, seres y espíritus fantásticos de nuestra mitología más cercana, además de interesantísimos detalles sobre ellos. Os recomendamos que forme parte de vuestra biblioteca, una forma diferente de aprender. Jugando, y si luego echáis una partida pues mejor.

Fuente:

  • Los textos que definen a los seres fantásticos están extraídos del manual “Aquelarre”, 3º Edición. De Ricard Ibáñez y Antonio Polo. (c) Nosolorol Ediciones 2011

 

1 Comentario

  1. Los “Martinicos” también se nombran en la subbética cordobesa, sobre todo en Priego de Córdoba. Quizá por venir del otro Priego de Cuenca.

Puedes dejar un comentario