Edad ContemporáneaEn PortadaHistoria Militar

El último soldado caído de la Primera Guerra Mundial

Las condiciones del armisticio sembraron la semilla que germinó 21 años después en una nueva guerra

El que escribe estas líneas ha realizado este artículo en reconocimiento y recuerdo de los militares y civiles que perdieron la vida en esta guerra y que hoy cumple un siglo de su final.

primera guerra mundial ultimo soldado
Soldados alemanes avanzan por las trincheras (Bundesarchiv)

El comienzo de la Primera Guerra Mundial (conocida en la época como la “Gran Guerra”)

El detonante del conflicto mundial fue el asesinato en Sarajevo del archiduque Francisco Fernando de Austria, el 28 de junio de 1914, a manos de Gavrilo Princip, un joven nacionalista serbio. A este magnicidio le siguió una cadena de crisis diplomáticas y de tensiones entre países, las alianzas internacionales se pusieron en práctica y en pocas semanas casi todos las potencias europeas se habían puesto en pie de guerra dispuestas a luchar.

Los bandos enfrentados era la Triple Entente: Francia, Reino Unido y Rusia. El otro era el de las Potencias Centrales: Alemania y Austria-Hungría. Más tarde se fueron incorporando a los distintos bandos otros países como el Imperio Otomano, Bulgaria e Italia. El 28 de julio de 1914 los austrohúngaros iniciaron las hostilidades contra Serbia y le sucedieron la movilización de tropas de otros países comenzando los combates en agosto.

primera guerra mundial ultimo soldado
El archiduque Francisco Fernando y su esposa Sofía de Hohenberg durante su visita a Sarajevo, minutos antes del atentado (Wikimedia)

Muchos pensaron que la guerra sería corta, que sería solventada en rápidos movimientos de tropas, pero pronto se dieron cuenta de que no sería así; que sería una larga guerra de desgaste, que ganar un km de territorio enemigo supondría una gran cantidad de bajas, que aparecerían nuevas armas mortíferas y que vivirían largos periodos de tiempo en las trincheras. Todos los días morían en ambos bandos una media de 2.250 soldados.

primera guerra mundial ultimo soldado
Soldados franceses en las trincheras posan para la foto. En el centro de la imagen puede verse el soldado colonial procedente de África (Paul Castelnau/Médiathèque du Patrimoine, Dist. RMN-Grand Palais)

El desenlace

Entre 1914 y 1916 se sucedieron batallas que fueron auténticas carnicerías humanas: Verdún, Ypres, o la del Somme fueron algunas de ellas. En 1917, la guerra sufrió varios giros, Rusia se retiraba de la guerra al sufrir interiormente una revolución, y Estados Unidos entraba en juego —abril de 1917— del lado de franceses, ingleses e italianos. La retirada del Imperio Ruso de la guerra le permitió a Alemania replegar sus tropas del este y trasladarlas al frente del oeste, un frente atascado y que apenas progresaba.

Aunque en la primavera de 1918 los alemanes estaban a 120 km de París, el resultado de la guerra estaba en su contra, debido a varios factores: la aparición por parte del bando aliado de un nuevo vehículo blindado de combate, el denominado “tanque”, la presencia de las tropas estadounidenses en el campo de batalla, la retirada de la guerra y derrota de sus aliados —Bulgaria, Imperio Otomano y Austria-Hungría—, la carestía en retaguardia y al estado de su ejército que se encontraba al límite de sus reservas. A finales de ese año, en noviembre, le seguiría el estallido de la revolución, que forzó la abdicación del káiser Guillermo II el día 9.

primera guerra mundial ultimo soldado
El káiser Guillermo II de Alemania. Obsérvese que el káiser sostiene con su mano derecha su mano izquierda, ocultándola, ya que sufría una hipotrofia relativamente leve aunque visible (Wikimedia)

El armisticio

Ante este panorama, Alemania no podía continuar la guerra, por lo que se vio obligada a firmar el armisticio con los aliados. A las 05:00 —hora de París— se firmó el documento que ponía fin a las hostilidades, pero a la guerra le quedaban seis horas, porque era a las 11:00 cuando se haría efectivo el alto el fuego. A pesar de que ya todo estaba decidido, se siguió combatiendo innecesariamente, poniendo en riesgo vidas humanas. Como curiosidad, está bien saber que el 11 de noviembre de 1918 los estadounidenses perdieron más hombres que en el desembarco de Normandía.

Las últimas horas de la guerra

En estas últimas horas de la guerra, se presentaba la duda de qué hacer antes de las 11:00. Los soldados lo tendrían claro, sobre todo los que habían sobrevivido a la guerra, no morir en los últimos momentos del conflicto después de haber soportado tanto, pero también hubo los que querían seguir atacando por el simple hecho de que sus camaradas seguían haciéndolo.

Algunos mandos militares, entre los que se encontraban el mariscal de Francia Ferdinand Foch —tal vez motivado por la rabia de haber perdido a su hijo en la guerra y a su yerno ese mismo día— y el comandante de la Fuerza Expedicionaria Estadounidense John J. Pershing, querían continuar con los ataques hasta el último minuto. En otro grupo estaban los mandos que esperaron a la hora estipulada y no pusieron en riesgo la vida de sus hombres.

primera guerra mundial ultimo soldado
John J. Pershing (Library of Congress)

Los últimos coletazos de la guerra fueron vistos como una oportunidad para algunos comandantes que veían esto como una buena ocasión para alcanzar la gloria, ganar reputación y tal vez promocionar. Desgraciadamente para muchos de sus soldados, fueron muchos los que querían seguir luchando hasta el último segundo. Un comandante de las fuerzas británicas decía lo siguiente:

A los hombres les gusta demasiado salvar su pellejo, deben saber que están aquí para cumplir su misión. Si sobreviven o no, es un asunto plenamente indiferente

Un oficial de artillería estadounidense —en el futuro transcendería su figura— escribió en una carta a su novia:

Es una pena que no podamos entrar, arrasar Alemania y cortarle las manos y los pies a los niños alemanes y la cabellera a los ancianos

Capitán Harry S. Truman

primera guerra mundial ultimo soldado
Foto de Harry S. Truman tomada en Francia durante la Primera Guerra Mundial en 1918

En el lado alemán, los oficiales germanos sabían de la orden del alto el fuego desde primera hora de la mañana. Había poco que hacer, solo cubrir la retirada del ejército hacia Alemania. Estos no salían de su asombro cuando vieron a las tropas aliadas avanzar hacia sus posiciones para atacarlos.

Los estadounidenses llevaron a cabo una operación que estaba prevista para el día 14 —tres días después del armisticio— en la que cruzarían durante la noche el río Mosa. A pesar del fuego de las ametralladoras alemanas, cruzaron el río y tomaron la localidad de Pouilly. Este ataque costó 1.100 bajas en las últimas horas de la guerra.

primera guerra mundial ultimo soldado
Soldados norteamericanos “afroamericanos” (US National Archives)

La 92.ª División estadounidense, formada por oficiales blancos y por soldados afroamericanos —los cuales habían recibido un trato, unas funciones y un equipo de segunda categoría—, combatieron ese último día y sufrieron 190 bajas.

El último soldado caído

En esa mañana, el soldado Henry Gunther —había sido degradado de sargento a soldado— del 313° regimiento estadounidense se encontraba en Chaumont-Devant-damvillers. Su regimiento no estaba enterado del armisticio hasta que faltaban dieciséis minutos para el final de la guerra, llegó un mensajero informando de que el alto el fuego se produciría a las 11:00, pero no informó qué pasaría esos últimos minutos. Henry Gunther comenzó a aproximarse a los nidos de ametralladora alemanes que había en el frente, sus compañeros le gritaban que volviera y los alemanes le hicieron señales para que no siguiera avanzando, pero hizo caso omiso y abrieron fuego, recibiendo Gunther un disparo en la cabeza que acabó con su vida. Henry Gunther murió a las 10:59, un minuto antes del final de la guerra.

Además de Gunther, más soldados murieron cuando quedaban pocos minutos para las 11:00, el soldado canadiense George Lawrence Price murió abatido por un francotirador alemán a las 10:58. Por parte francesa, el último soldado de su ejército que murió fue Augustin Trébuchon, entre las 10:40 y 10:50.

primera guerra mundial ultimo soldado
Placa del Memorial en honor a Henry N. Gunther, construido el 11 de noviembre de 2008 (NBC)

Según las fuentes, durante el último día de la guerra, y principalmente en las últimas seis horas posteriores a la firma del armisticio, ambos bandos sufrieron 10.944 bajas con 2.738 muertos en el frente occidental.

Fuentes:

Joseph E. Persico (2004). Eleventh Month, Eleventh Day, Eleventh Hour: Armistice Day, 1918: World War I and Its Violent Climax

John Keegan (1998). The First World War

H. P. Willmott (2003). World War I

Etiquetas

Antonio José Pérez Sánchez

Empresario y exmilitar. Mi pasión es la Historia, ya desde pequeño mis primeras lecturas eran sobre personajes y acontecimientos históricos, y hoy sigo con esa sed infinita de conocimientos históricos. Amante de la Historia, del deporte y del Real Betis Balompié. Devorador insaciable de libros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar