Documentales de HistoriaEdad Contemporánea

¿Por qué Alemania invadió Polonia?

El inicio de la Segunda Guerra Mundial en Europa

El 1 de septiembre de 1939, a las 4:45h de la mañana, se ponía en marcha el llamado “Fall Weiss” —”Plan Blanco”—, por el que las tropas alemanas invadían Polonia. Uno de los más trágicos capítulos de la Humanidad había comenzado, una pesadilla que asoló al mundo durante seis largos años. ¿Por qué se llegó a esta terrible situación?

🎬 Video

Danzig: Problema sin Resolver

El tratado de Versalles puso a la joven Segunda República Polaca entre dos imperios vencidos, Alemania y Rusia.

La joven República había sido formada con antiguos territorios del Imperio Alemán, rusos y austrohúngaros. Por lo que podría decirse que “sus vecinos” tenían “asuntos” pendientes con el joven estado.

Además, la doctrina nazi del “espacio vital” incrementaba el riesgo de enfrentamiento. 

polonia alemania nazi

Así, el “Corredor de Danzig” acabó por convertirse en una pesadilla para la fragilidad europea. Éste corredor dividía el antiguo territorio prusiano en dos: Occidente y Oriente, a fin de facilitar a Polonia acceso marítimo al Báltico.

La población del corredor era de mayoría alemana y militaba en el Partido Nacional Socialista de Foerster, que había ganado las elecciones en la Ciudad Libre de Danzig de 1938.

Mientras tanto, Hitler trataba de aislar a Polonia internacionalmente mediante la diplomacia.

En marzo de 1939 comienza a exigir un “corredor dentro del corredor” para unir los territorios prusianos por una franja extraterritorial de 30 metros de ancho.

Además del pacto de 1934, que garantizaba la seguridad polaca ante Alemania. Polonia recibe de Francia y Gran Bretaña su apoyo ante las presiones nazis.

Sin embargo, la realidad es que ninguno de los dos países estaba en condiciones de responder con celeridad a una agresión alemana en Polonia.

Hitler, contrariado por la actitud franco-británica, buscó sus propios aliados y en mayo firma el Pacto de Acero con Mussolini. Así, más seguro, presiona por la voz del Ministro de Información del Reich, Goebbels, al Gobierno polaco para recuperar Danzig.

La agresiva diplomacia de Hitler

alemania invasion polonia

Para el mes de agosto, Hitler reclamaba ya no solo la ciudad, sino todo el corredor polaco y la Posnania.

La propaganda alemana subrayaba que su objetivo era rescatar a un millón y medio de alemanes oprimidos por la brutalidad polaca.

Por su parte, el coronel Beck, ministro de Asuntos Exteriores polaco, convencido de poder ganar una hipotética guerra contra los alemanes, aseguraba no temer el conflicto armado.

El 23 de agosto la diplomacia nazi da el giro decisivo ante el problema de Polonia. Pactan con Stalin un acuerdo mutuo de no agresión, que además incluye una cláusula secreta de reparto de Polonia. 

Hitler confía en que la invasión, prevista desde abril de 1939, su “Plan Blanco”, haga que las potencias occidentales se abstengan de ayudar a Polonia. 

Sólo necesitaba una excusa y Himmler se la proporcionaría. Presos comunes alemanes y agentes de las SS atacan, disfrazados de soldados polacos, una emisora de radio germana en Gleitwitz, cerca de la frontera. La reacción militar será fulminante.

El “Plan Blanco” se pone en marcha

invasion de polonia

En la madrugada del 1 de septiembre Hitler ordena el ataque en tres focos distintos:

  • Al Norte, desde Prusia oriental
  • Al Oeste, desde Prusia occidental
  • Por el Sur, desde Checoslovaquia

La llanura polaca ofrecía facilidades para el empleo de la “Blitzkrieg” —guerra relámpago— de los blindados alemanes.

La defensa polaca, por su parte, era fácilmente rebasada por los carros alemanes, mientras la Luftwafe se hacía con el control aéreo. Al final del día, Foerster entregaba al führer la ciudad de Danzig.

Los dados están echados

Por qué Alemania invadió Polonia

La agresión alemana, previsible, conmovió al mundo entero. En Inglaterra se reunió el Parlamento para aprobar medidas urgentes.

El embajador británico en Berlín, Landerson, presentaba a las 11 del día 3 de septiembre la declaración de guerra a Ribbentrop, ministro de Asuntos Exteriores alemán. Francia haría lo mismo pocas horas más tarde.

Daladier, primer ministro francés, dijo en un discurso al pueblo galo:

“Vamos a la guerra porque nos la han impuesto y no porque la hayamos pedido.”

La postura de Mussolini, debido a su reciente pacto con Hitler, se volvió complicada. Italia no quería entrar en una guerra. Pero pronto recibió un telegrama del führer en el que le desvinculaba de sus compromisos militares.

Así, el 1 de septiembre, el gabinete italiano pudo determinar que:

“Italia no tomará ninguna iniciativa militar por causa de la guerra germano-polaca”.

Estados Unidos, España y otros países se declaran neutrales

Por qué Alemania invadió Polonia

Roosevelt declaraba, una vez conocida la noticia:

“No sólo creo que permaneceremos neutrales, sino que estoy convencido de ello.”

Una opinión que contrasta con la del general Eisenhower, que se enteró de la invasión de Polonia por la radio, estando destinado en Filipinas. En sus Memorias confiesa que tenía claro desde un principio que los Estados Unidos no podrían permanecer neutrales por mucho tiempo.

Numerosas naciones declararon sus deseos de neutralidad en la contienda. Tal es el caso de España, Holanda, Bélgica o Suecia, entre otro países europeos, y la mayoría de las Repúblicas hispanoamericanas.

Algunos de ellos lograrían su deseada neutralidad; mientras otros serían arrastrados por la tormenta que se acababa de desatar.

El 1 de septiembre de 1939, al concluir el día, el Alto Estado Mayor alemán redactaba el primer parte de guerra:

Por orden del füher, comandante supremo de las Fuerzas Armadas, la Wehrmacht ha asumido la protección activa del Reich. En cumplimiento de la misión encomendada, para poner freno a la potencia polaca, esta mañana unidades del Ejército alemán han pasado al contraataque en las fronteras entre Alemania y Polonia

Era el preludio de un infierno que se iba a cobrar millones de víctimas.

« El inicio de la Segunda Guerra Mundial en Europa »

Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, director de este proyecto e Historiador del Arte (UNED) . Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Revisa la Política de Privacidad antes de dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar