Edad ContemporáneaEn PortadaHistoriaHistoria Militar

La operación “Amerika Bomber”, el plan alemán para bombardear Nueva York

Peter Brill, piloto alemán que se entrenó para la operación, relató la experiencia en sus memorias

El 11 de diciembre de 1941 Alemania declaró la guerra a Estados Unidos. A partir de entonces, el plan alemán de atacar territorio estadounidense cobró fuerza y se puso en marcha. En abril de 1942 todo estaba listo.

operacion amerika bomber nueva york
El USS Arizona ardiendo en el ataque japonés a Pearl Harbor

En la mañana del 7 de diciembre de 1941 los japoneses atacaron la base naval de Pearl Harbor, provocando que Estados Unidos interviniese en una guerra que la opinión pública consideraba ajena. Lo que pasaba en Europa era asunto europeo; a pesar de eso mandaban suministros a sus aliados ingleses. Cuatro días después, Hitler se sintió eufórico por el ataque de los japoneses y declaró la guerra a Estados Unidos, un país que superaba en potencial industrial a alemanes y japoneses. El mismo führer llegó a decir:

Ahora es imposible que perdamos la guerra, tenemos a un aliado que no ha sido derrotado jamás en sus tres mil años de historia

Como antes se ha mencionado, los estadounidenses crearon una línea de suministro marítima para abastecer a una Inglaterra casi estrangulada por los ataques aéreos y submarinos alemanes. Estos dominaron las aguas del Atlántico desde sus bases en la Francia ocupada y causaban estragos en los convoyes Aliados. Ahora que ya Alemania se encontraba abiertamente enfrentada a Estados Unidos, y este país ya no era neutral, los submarinos alemanes no tenían que contenerse y podían atacar sus los buques.

operacion amerika bomber nueva york
Dos U-boot alemanes en la Batalla del Atlántico

Alemanes en territorio estadounidense

En la noche del 13 de enero de 1942, el submarino alemán U-123 se encontraba frente a las costas de la ciudad de Nueva York, y como el gobierno estadounidense no había ordenado el oscurecimiento de las ciudades costeras, a través de su periscopio, el capitán del sumergible disfrutaba de la visión espectacular de los rascacielos iluminados. Pero los submarinos alemanes no tenían ordenes de atacar ciudades, solo podían atacar a los mercantes que salían a mar abierto.

Gracias a los submarinos, se pudieron llevar a cabo operaciones de sabotaje en suelo estadounidense, como el que se produjo en junio de 1942, cuando un comando formado por cuatro miembros desembarcó desde un sumergible en la playa de Long Island, mientras otro lo hacía en Florida, aunque acabaron siendo detenidos antes de cumplir su objetivo.

operacion amerika bomber nueva york
Manhattan en los años 40

Los italianos, al igual que los españoles, hicieron gala de su improvisación latina e idearon un plan para bombardear Estados Unidos, pero sin viaje de vuelta, solo de ida; el avión, después de soltar su mortífera carga, aterrizaría y los pilotos escaparían en bicicleta a México. Como era de esperar, este plan no se llevaría a cabo, seguramente porque no tenían claro si llevar las bicicletas a bordo o robarlas tras la acción.

“Amerika Bomber”, el plan alemán

Los alemanes ya habían contemplado la idea de atacar Estados Unidos desde el aire en 1938. Hermann Göring, su máximo responsable y a veces precursor de ideas no factibles —véase su plan para abastecer al Sexto Ejército alemán en Stalingrado—, expresó la necesidad de contar con un bombardero estratégico capaz de llegar al norte del continente americano. El resultado fue el proyecto Amerika Bomber, completado en abril de 1942. En este proyecto se le ofrecíaa la Luftwaffe la posibilidad de contar con tres bombarderos fabricados por Heinkel, Junkers y Messerschmitt.

Este proyecto ha sido objeto de todo tipo de especulaciones, y a veces se mezcla mito y realidad. Se diseñó un avión en forma de ala volante, el Horten Ho XVIII, que contaba con seis turborreactores. También se diseñó el Silbervogel, que era capaz de soltar una bomba nuclear si los alemanes la hubiesen tenido en ese momento.

operacion amerika bomber nueva york
Hermann Göring (Wikimedia)

El piloto: Peter Brill

Laureano Clavero, director de cine argentino, se encontraba recopilando información sobre dos bombarderos alemanes derribados en los Pirineos para un proyecto audiovisual cuando en el Aeroclub de Sabadell le hablaron de un antiguo piloto de la Luftwaffe que vivía en España; el piloto del que hablaban era Peter Brill (1924-2013). El director se puso en contacto con él y filmó un cortometraje en el que el alemán relataba sus experiencias. Cuando en 2013 murió, la familia cedió a Clavero sus memorias, que fueron editadas como El diario de Peter Brill.

En el diario contaba su vida en su pueblo cuando ascendió el nazismo, su marcha a la guerra y la derrota de Alemania. En uno de los capítulos narra su entrenamiento para atacar desde el aire la ciudad de Nueva York, pero esto él no lo sabía durante aquella preparación, ni tampoco sus cinco compañeros que también fueron entrenados para esta misión.

operacion amerika bomber nueva york
Carnet de las juventudes hitlerianas de Peter Brill (Dstoria Edicions)

Con 19 años, en septiembre de 1943, Brill fue reclutado para esa misión y recibió el entrenamiento en la ciudad polaca de Torun. Allí se les enseño a navegar a gran altura y a orientarse con el sol y las estrellas. Además de esto, también los instruyeron para realizar funciones de observador, artillero y operador de radio. El entrenamiento se realizó con un Heinkel He 111, porque los motores dobles del Heinkel He 177 —el bombardero con el que estaba previsto que se efectuase la misión—, tenían tendencia a incendiarse con facilidad.

Las dificultades para materializar el plan

El plan Amerika Bomber, como era de esperar, era muy difícil de llevar a cabo por la enorme distancia que separaba el continente europeo del americano. La autonomía del bombardero era de 6500 kilómetros y tenía que recorrer 12000 kilómetros para completar el viaje de ida y vuelta. Para solventar esta dificultad, se realizaron varios modificaciones técnicas en el aparato que permitiesen apagar un motor de cada pareja cuando volase entre 8000 y 1000 metros de altura, dejando que las dos hélices siguiesen funcionando, y así se esperaba que el avión ahorrase combustible para realizar la larga travesía.

Ya de por sí la misión era difícil de realizar, pero además la guerra se estaba complicando para Alemania y los esfuerzos bélicos —sobre todo en cuanto a fuerza aérea— se tenían que centrar en la defensa del territorio alemán, así que finalmente la misión fue cancelada en enero de 1944. Ese fue el momento en el que Brill y sus compañeros supieron del objetivo real de la misión para la que estaban siendo adiestrados.

Extracto del documental de la historia de Peter Brill:

Fuentes:

Antony Beevor (2012). La Segunda Guerra Mundial

Jesús Hernández (2011). Operaciones secretas de la Segunda Guerra Mundial

L. Clavero y P. Cardona (2016). El diario de Peter Brill

Antonio José Pérez Sánchez

Empresario y exmilitar. Mi pasión es la Historia, ya desde pequeño mis primeras lecturas eran sobre personajes y acontecimientos históricos, y hoy sigo con esa sed infinita de conocimientos históricos. Amante de la Historia, del deporte y del Real Betis Balompié. Devorador insaciable de libros.

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Close
Close