Edad Contemporánea

La miseria de Karl Marx y su familia

Las penurias económicas las denominaba: "las miserias de la vida"

Fiedrich Engels, su amigo y colaborador, le asignó en 1869 al filósofo, economista y sociólogo alemán, una renta anual de siete mil marcos que, con frecuencia, fue sobrepasada generosamente.

marx miseria karl vida engels familia
Engels y Marx fotografiados junto a las hijas de este último, Jenny, Laura y Eleanor, a mediados de los años sesenta (karl-marx-ausstellung.de)

Problemas de salud

A las penurias económicas sufridas por Karl Marx y su familia hay que incluir también la presencia de las enfermedades. Desde 1849, Marx, padecía enfermedades de hígado y vesícula, dolencias que no le abandonarían. También, junto a estos padecimientos, sufría dolores de cabeza, inflamación de los ojos y fuertes neuralgias. A todo esto hay que añadir dolores reumáticos.

En 1877 sufrió una sobreexcitación nerviosa, más preocupante que su afección de hígado. Consecuencia de estos padecimientos era su insomnio crónico —estudiaba de día y escribía por la noche—, que combatía con narcóticos. Los problemas de salud se veían agravados por la sobrecarga de trabajo y una mala alimentación porque Marx, desoyendo los consejos y las prohibiciones del médico, gustaba de comidas muy especiadas, pescados ahumados y alcohol —algunas veces dejaba de beber, pero no por mucho tiempo.

marx miseria karl vida engels matrimonio
Karl y su esposa Jenny Marx a finales de los años cincuenta (Archiv der SPD, Berlín)

Era un fumador empedernido, pero como carecía de recursos económicos generalmente consumía cigarros de mala calidad. En cada achaque que tenía le retiraban el tabaco, pero cuando se le pasaba el susto volvía pronto a fumar.

A partir de 1855 sufrió fuertes catarros que deterioraron aún más una salud, ya delicada, degenerando en una tuberculosis pulmonar. Jenny Marx, su esposa, se contagió probablemente por llevar el mismo modo de vida. Como madre y esposa, sufría al ver esa situación de dificultad económica constante y esto le produjo un desarreglo nervioso. Marx lamentaba que su familia viviese esa situación y que en Jenny recayese esencialmente toda la presión.

marx miseria karl vida engels capital
Karl Marx, 1861 (Archivo Marx-Engels)

Si unimos esos problemas de salud a los económicos, no es descabellado que esa persona tuviera problemas de irritabilidad, y Marx los padecía; criticando todo, comportándose de forma colérica y de ánimo fluctuante. Su amigo Engels sufrió sus cambios de humor y su dureza hiriente.

Problemas económicos

Karl Marx nunca ganó lo suficiente para mantener dignamente a su familia. Gracias su amigo Engels pudo vivir en Londres, porque este le cedía todo el dinero que ahorraba. El padre de Engels, que tenía una fábrica en Manchester, controlaba el dinero así que no podía cederle mucho a Marx. Cuando Engels se convirtió en socio de la fábrica de su padre la cosa cambió, pudo darle más dinero a Marx y las preocupaciones económicas para él y su familia acabaron, por un tiempo…

Engels vendió su parte de la fábrica y se trasladó a Londres. En 1869 le asignó una renta anual de siete mil marcos, que con frecuencia fue sobrepasada generosamente. El problema estaba en que a Karl y a Jenny el dinero les “quemaba” en las manos, aunque hubiese un golpe de fortuna, volvían a caer en las estrecheces económicas. Jenny Marx (Jenny von Westphalen), que pertenecía a la aristocracia, sufrió todas las tragedias familiares permaneciendo a su lado fielmente.

marx miseria karl vida engels jenny
Jenny von Westphalen, 1840 (Wikimedia)

En 1856 Jenny Marx heredó cinco mil marcos a la muerte de su tío y de su madre. Con este dinero, la familia se mudó en otoño a la calle Grafton Terrace (núermo 9, actual 46) de la capital londinense. Engels los ayudó comprando los muebles. Como se ha dicho anteriormente, el dinero duraba poco en manos de la familia Marx, y es que a finales de ese año volvieron a caer en la miseria. Marx, en enero de 1857 escribía :

Estoy en una situación mucho más desesperada que hace cinco años y no sé qué camino tomar. Yo creía haber degustado la quintaesencia de la inmundicia. Con todo, lo peor es que la crisis no tiene visos de acabar. No sé a qué dedicarme para abrirme camino.

En mayo de 1861 llegó al rescate el tío holandés de Marx, Philips, que envió tres mil marcos. También, uno de los hijos de Philips, de Lasalle, de Ludmilla Assing y de un primo alemán de Engels le enviaron dinero. A pesar de estos ingresos, al mes siguiente tuvo que pedirle a Engels cuarenta marcos para pagar impuestos.

marx miseria karl vida engels amigo
Friedrich Engels, 1860 (Archivo Marx-Engels)

En verano de 1864, la familia Marx, recibió unos treinta mil marcos: de ellos, alrededor de catorce mil procedían de su herencia materna, y el resto del legado de su amigo Wilhelm Wolff, que lo había nombrado heredero universal. Este nuevo respiro económico les permitió hacer frente a pagos y mudarse a una casa mayor en Modena Villas, 1. Pero como en anteriores ocasiones, el dinero se esfumó y Marx reconoció que vivía por encima de sus posibilidades en esta carta que le escribió el 31 de julio a su amigo Engels:

…No te asombrará tanto este hecho, si tienes en cuenta: 1) que no he ganado ni un solo farthing [una unidad monetaria de un cuarto de centavo de curso legal hasta 1960] durante este lapso de tiempo; 2) que en saldar deudas y amueblar la casa me he gastado cerca de 500 libras. He contabilizado con todo rigor hasta el último penique, porque hasta yo me asustaba de la velocidad con que desaparecía el dinero… Indudablemente vivo por encima de mis posibilidades, sobre todo este último año, pero es el único medio de resarcir a los niños de las grandes penalidades sufridas siquiera durante un corto espacio de tiempo y puedan así asegurarse relaciones con vistas a su futuro.

Creo que estarás de acuerdo conmigo en que, incluso desde un punto de vista puramente mercantil, un mobiliario espartano y proletario desentonaría en las actuales circunstancias. Iría bien si solo viviéramos en la casa mi mujer y yo, o si nuestros hijos fuesen todos varones.

marx miseria karl vida engels vivienda
Casa de los Marx en Modena Villas 1 (Archiv der SPD, Berlín)

Al año siguiente, en otra carta a Engels, le cuenta sobre sus deudas y los acreedores:

Como en los peores tiempo del exilio, tuve que pedir prestadas pequeñas sumas a diestro y siniestro para poder subvenir a las primeras necesidades. Por otro lado, los proveedores están muy remisos y algunos se niegan a concedernos crédito; han llegado incluso a amenazar con acudir a los tribunales.

La situación empeoraba porque Lafargue venía muy a menudo a casa y había que ocultar cuidadosamente el real state of things [estado real de las cosas]. Sé que tú has hecho cuanto has podido y más. Pero tiene que haber una solución. Quizá podría solicitar un loan [préstamo] o cualquier otro tipo de transacción. ¿Qué te parece?

En 1852 confesaba a un amigo que estaba hundido hasta el cuello; su esposa y Jenny, su hija pequeña, estaban enfermas, pero no quería ni podía llamar al médico porque no tenía dinero para comprar los remedios. También le confesó que desde hacía ocho o diez días, la alimentación de su familia consistía exclusivamente en patatas y pan.

La muerte de la madre de Karl Marx

En diciembre de 1863 murió la madre de Marx, y como no disponía de dinero para hacer el viaje a Tréveris, su ciudad natal, le pidió dinero a Engels. La carta a su amigo decía así:

Acabo de recibir hace dos horas un telegrama notificándome la muerte de mi madre. El destino estaba llamando a la puerta de alguien de mi casa. Yo mismo estaba con un pie en la tumba. En las presentes circunstancias yo era más necesario que la vieja. Tengo que marchar a Tréveris con motivo de la herencia… Te ruego me gires cuanto antes el dinero preciso para emprender el viaje a Tréveris.

marx miseria karl vida engels museo
Casa donde nació Karl Marx, en Tréveris (Alemania). Hoy en día es un museo y se encuentra en Brückenstraße 10 (Berthold Werner)

¿Incapacidad para adaptarse a la situación económica?

Karl y Jenny carecían de la alegría derrochadora del bohemio y de su capacidad para vivir sin dinero. Por su concepto y su tren de vida eran burgueses, y por tanto la miseria burguesa les afectaba con especial virulencia. Hay que recordar que Jenny provenía de la aristocracia y no solo deseaba mantener las apariencias, Marx también, este gustaba de aparentar ante sus visitantes o cualquier otra persona que vivía la cómoda vida de un burgués.

El más duro golpe de la vida para Karl

Obviamente, para Jenny también lo fue porque era madre, pero para Karl, la muerte de su hijo Edgar en 1855,fue el más duro golpe del destino. Tras esto escribió:

He sufrido toda suerte de desgracias, pero solo ahora conozco qué es la verdadera desdicha

marx miseria karl vida engels hijo
Edgar Marx, 1850 (Archivo Marx-Engels)

Aunque existen discrepancias sobre su veracidad, se ocultó que Karl Marx tuvo un hijo con Helene Demuth, ama de llaves de la familia Marx. Esto pudo haberse silenciado para evitar un escándalo a la luz de la moral burguesa imperante en la época y porque no se ajustaba a los rasgos heroicos e idílicos propios de un ídolo de masas.

Fuentes:

Concha Masiá (2017). Anécdotas de la Historia

Werner Blumenberg (1987). Marx

 Isaiah Berlin (1973). Karl Marx 

Etiquetas

Antonio José Pérez Sánchez

Empresario y exmilitar. Mi pasión es la Historia, ya desde pequeño mis primeras lecturas eran sobre personajes y acontecimientos históricos, y hoy sigo con esa sed infinita de conocimientos históricos. Amante de la Historia, del deporte y del Real Betis Balompié. Devorador insaciable de libros.
Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar