Edad MediaHistoriaMicroartículos
#MicroArtículo

¿Quién era María de Molina?

A pesar de tener a muchos en contra, no se arredró fácilmente

María de Molina fue esposa de Sancho IV, hijo de Alfonso X el Sabio y, por lo tanto, fue coronada monarca de los reinos de Castilla, de Toledo, de León, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaén y del Algarve.

maria molina sancho castilla fernando
María de Molina y su hijo Fernando IV. Detalle del cuadro María de Molina presenta a su hijo Fernando IV en las Cortes de Valladolid de 1295, por Antonio Gisbert (Palacio de las Cortes)

María de Molina ante sus numerosos rivales

Murió Sancho dejando al heredero Fernando en minoría de edad, y a partir de ese momento, todos los cortesanos se concitaron contra la reina María. Empezaron los nobles, por no querer reconocer a Fernando como heredero al dudar de la legitimidad de este, y apoyar en cambio a los infantes de la Cerda. Así pues, sus ambiciosos tíos, los infantes Juan y Enrique, y los infantes de la Cerda, sus primos, eran los grandes enemigos de María de Molina. Por si era poco, las coronas de Portugal y Aragón hicieron causa común con los nobles rebeldes.

Cualquiera con ánimo poco templado hubiera desistido de luchar; pero María de Molina no era mujer que se arredraba fácilmente. Estudió despacio la situación y, cuando se disponía a encararse con los adversarios, se encontró con que los rebeldes de León proclamaban rey de León al infante Juan y los rebeldes de Castilla a Alfonso de la Cerda.

maria molina sancho castilla leon
Monumento a Sancho IV en Tarifa, Cádiz

Esta división de sus enemigos empezaba a facilitar sus planes. Empezó por buscar el apoyo de las clases populares, y luego, con sus finas dotes de diplomática, consiguió que el rey de Portugal se alejase de los asuntos del reino; hizo lo mismo con los monarcas de Aragón y Francia. Al verse desamparado Alfonso de la Cerda, no tuvo más remedio que inclinarse ante la voluntad de la reina, y cuando el infante Juan se vio solo, no tuvo otra opción que renunciar a sus pretensiones.

Todos los enemigos fueron desapareciendo poco a poco, y aquella mujer prudente y resuelta, logró que la nobleza reconociese al niño Fernando como heredero único e indiscutible de los reinos otorgados a su linaje.

maria molina sancho escudo
Escudo de Sancho IV

Reina (regente) de nuevo

Fernando fue rey, pero murió prematuramente, y otra vez la anciana María se encontró en la misma situación de antes. También el heredero Alfonso XI era menor de edad, así que esto obligó a María de Molina a hacerse cargo de la regencia de su nieto hasta su muerte, dejando todo dispuesto para que reinara sin ella. Su tumba se encuentra en el monasterio de las Huelgas Reales en Valladolid.

Fuentes:

Faustino Menéndez Pidal de Navascués (1982). «La Casa Real de Castilla y León». Serie: Heráldica medieval española. Hidalguía

Mercedes  Gaibrois Riaño de Ballesteros (1936). María de Molina, tres veces reina. Colección Vidas Memorables (1ª edición)

María Antonia Carmona Ruiz (2005). María de Molina. Plaza y Janés

Etiquetas

Antonio José Pérez Sánchez

Empresario y exmilitar. Mi pasión es la Historia, ya desde pequeño mis primeras lecturas eran sobre personajes y acontecimientos históricos, y hoy sigo con esa sed infinita de conocimientos históricos. Amante de la Historia, del deporte y del Real Betis Balompié. Devorador insaciable de libros.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar