Edad ContemporáneaEn PortadaHistoria

La “ley seca”, una ley con buenas intenciones que fracasó

También llamada ley Volstead

La XVIII Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos estableció la “ley seca” en Estados Unidos y estuvo vigente entre el 16 de enero de 1920 y el 6 de diciembre de 1933.

chicago al capone estados unidos
Chicago en 1923. Esta ciudad se convirtió en un punto importante de contrabando de alcohol y de crimen organizado (Curt Teich Postcard Archives / age fotostock)

Una cuestión moral

En sus comienzos, la reforma protestante no manifestó ninguna prevención contra la ingestión de bebidas alcohólicas, recomendaba como se hace hoy, un consumo responsable. Eso sí, condenaba la embriaguez. Esta visión sobre el alcohol se mantuvo en el seno de las comunidades protestantes. Siempre y cuando no se incurriera en la borrachera y no se dedicase el dinero en lugar de en compras mejores y vitales, se podía consumir alcohol.

En la Inglaterra del siglo XVIII, el predicador John Wesley movido por un celo evangelizador, invitaba a reconocer los pecados, pedir perdón a Dios y a hacer cambios en la vida cotidiana. El predicador se refería a uno de los mayores problemas de la sociedad inglesa: el alcoholismo. Tomar alcohol después de una jornada de trabajo era una forma de evasión, pero esto podía tener efectos devastadores como la adicción, accidentes de trabajo, problemas familiares, abandono conyugal y por supuesto, problemas de salud.

ley seca al capone wesley
John Wesley, por William Hamilton (National Portrait Gallery)

Los metodistas, que eran los seguidores de Wesley, llamaban a los conversos a abandonar por completo la bebida. Al cabo de unos años, algunas confesiones protestantes llegaban a celebrar la Eucaristía con mosto en lugar de hacerlo con vino y comenzaron a aparecer las “ligas de templanza”, cuya finalidad era invitar a la gente a dejar la bebida.

El salto a Norteamérica

Los metodistas se extendieron a las que por entonces eran colonias inglesas en América del Norte y llevaron consigo este tipo de comportamiento. Luego, en el siglo XIX, con el incremento de la inmigración hacia los ya independientes Estados Unidos de América, permitió a los líderes religiosos contactar con masas de inmigrantes extranjeros que eran más tolerantes y no compartían la restricción del consumo de alcohol.

A finales del siglo XIX, el movimiento por la Templanza adquiría relevancia nacional y ya era muy influyente entre los estadounidenses, tanto que fueron ganando apoyos entre intelectuales y fuerzas de izquierda.

ley seca amelia nation estados unidos
Carrie Amelia Nation, activista del movimiento por la Templanza con un hacha en su mano derecha y en la izquierda una biblia. El hacha se convirtió en símbolo del movimiento antialcohol, ya que con este arma se dedicó a destrozar botellas de alcohol en los bares (Bettman / Getty Images)

¿De qué se culpaba al alcohol antes de la entrada de la “ley seca”?

Lo culpaban de la miseria y del atraso de las masas de obreros que, en un país pujante y muy industrializado como era ya Estados Unidos, empezaban a llenar las ciudades. También se le achacaba la culpa de las enfermedades, demencia, prostitución, abandono del hogar, violencia domestica, la delincuencia y de todo tipo de vicios morales.

La aprobación de la “ley seca” en Estados Unidos

Entrado el siglo XX, la batalla moral la habían ganado los abstencionistas y para 1916 la existencia de tabernas se había prohibido en veintiún estados. Ahora había que convencer a los políticos de que el terreno que estaban ganando no se traduciría en un desastre económico, y lo consiguieron apelando a la posibilidad de recortar gastos federales y al impacto que produciría entre sus votantes optando por este comportamiento.

En 1917, dos terceras partes de los escaños del Congreso eran ocupados por partidarios de la “ley seca”. En diciembre de ese año, el Congreso aprobó una resolución a favor de la Enmienda XVIII a la Constitución de los Estados Unidos, prohibiendo la fabricación, venta, importación, exportación y transporte de bebidas alcohólicas en territorio estadounidense.

ley seca al capone alcohol
Destrucción de botellas de whisky y cerveza en 1923 (Photoquest / Getty Images)

En enero de 1919 se ratificó, y en octubre se aprobó finalmente la ley Volstead —llamada así por el diputado abstencionista de Minnessota Andrew Volstead, su principal promotor—.  Esta victoria legislativa se produjo mediante la conjunción de los votos de los republicanos del norte y de los demócratas del sur. El 16 enero de 1920 la Enmienda XVIII entró en vigencia.

Ciertamente, la ley seca no prohibía el consumo de alcohol, se permitía la importación de vino de Jerez para uso medicinal y religioso. La prohibición vedaba la venta y fabricación de bebidas con más de medio grado de alcohol.

Volstead al capone estados unidos
Andrew J. Volstead, entre 1921 y 1922 (Library of Congress)

Los efectos de la ley seca

La vigencia de esta ley trajo consigo la disminución a la mitad del consumo de alcohol, un ligero aumento de la tasa de natalidad y la disminución de problemas de salud relacionados con el alcohol. Muchas personas elaboraban artesanalmente sus propias bebidas desde el desconocimiento, lo que provocó intoxicaciones. Pero como el consumo no estaba penado, creció de forma clandestina negocios de venta ilegal de bebidas alcohólicas, así como la formación de bandas que las producían o las traían de contrabando desde Canadá.

Con el incremento del crimen organizado, la proliferación de los speakeasies (bares clandestinos) y el aumento de los homicidios, los partidarios de esta ley fueron perdiendo apoyos.

ley seca Lucky Luciano estados unidos
De izquierda a derecha, mafiosos de la época: Paul Ricca, Salvatore Agoglia, Lucky Luciano, Meyer Lansky, John Senna, Harry Brown en 1932 (Everett Collection)

El fin de la ley seca

No se puede decir que la ley seca fuera una ley carente de razones nobles, pero esta ley trajo consigo una tasa de criminalidad organizada que nunca antes había vivido Estados Unidos. El alcohol no dejó de existir, —en 1925 había 100.000 bares secretos en las principales ciudades, 10.000 de ellos en Nueva York— sino que ahora el negocio lo controlaban mafias organizadas y de forma clandestina que ejercían un poder paralelo. El famoso gángster Al Capone se enriqueció gracias a este negocio.

Aumentó el número de muertes por intoxicaciones por bebidas de mala calidad y así como la corrupción. El gobierno federal gastaba enormes cantidades de recursos económicos en hacer cumplir la ley, una ley que no lograba evitar que el contrabando de alcohol llegase a su destino.

ley seca roosevelt estados unidos
Franklin Delano Roosevelt, 1933 (Elias Goldensky)

En 1929, una comisión presidencial dictaminó que la ley seca había supuesto un fracaso. En 1932, el partido demócrata mostró su intención de derogar la ley seca, y Franklin Delano Roosevelt prometió que si llegaba a ser presidente, derogaría esta ley. El 4 de marzo de 1933, llegó a la presidencia de Estados Unidos y el Congreso votó la enmienda constitucional que derogó la Decimoctava Enmienda. El 5 de diciembre de 1933 la nueva enmienda fue ratificada por el Senado y al día siguiente la ley seca dejó de estar vigente.

Fuentes:

César Vidal (2002). Enigmas históricos al descubierto

W. J. Rosabaugh (1979). The alcoholic Republic

Herbert Asbury (1950). The Great Illusion: Prohibition

Etiquetas

Antonio José Pérez Sánchez

Empresario y exmilitar. Mi pasión es la Historia, ya desde pequeño mis primeras lecturas eran sobre personajes y acontecimientos históricos, y hoy sigo con esa sed infinita de conocimientos históricos. Amante de la Historia, del deporte y del Real Betis Balompié. Devorador insaciable de libros.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar