Edad MediaHistoria
#MicroArtículo

¿Cómo fue el juicio de Juana de Arco?

También conocida como la Doncella de Orleans

El 24 de mayo de 1430, durante la guerra de los Cien Años, Juana de Arco, heroína francesa, fue hecha prisionera por los borgoñones en la ciudad de Compiègne. Posteriormente fue entregada por estos a los ingleses, que la trasladaron a la ciudad de Ruan y allí fue juzgada por un tribunal eclesiástico.

Escena de la película “Juana de Arco”

La prisionera Juana de Arco y Dios

Juana de Arco era acusada de haberse puesto al mando del ejército francés con la pretensión de ser una enviada de Dios, ya que no era más que una joven campesina sin formación militar. Para sus enemigos y detractores, los reveses posteriores a las victorias logradas por Juana y sus tropas, les fueron propicios para decir que no era una enviada de Dios, sino que todo era obra del diablo y que la joven Juana era una hereje a la que había que juzgar y condenar.

Las acusaciones tenían un trasfondo político más que religioso, porque si condenaban a Juana como hereje, los ingleses demostrarían que la coronación de Carlos VII había sido obra de una endemoniada.

El juicio

Juzgada por un tribunal eclesiástico en la ciudad de Ruan, Juana fue puesta frente a Pierre Cauchon, obispo de Beauvais, para ser juzgada. El 3 de enero de 1431 se formularon los cargos contra ella tras «recoger pruebas» de la herejía en su pueblo natal.

A Juana se le acusaba de haber violado la ley divina al vestirse con ropa de hombre, de creer en supersticiones, de haber engañado al pueblo francés diciendo que Dios la enviaba y de «ofensa divina», o lo que es lo mismo, de herejía. También fue acusada de brujería al ser declarada sospechosa de realizar hechizos.

Cauchon dirigió el proceso sin ningún escrúpulo ni garantías para la acusada, que ofreció al tribunal respuestas inconfundibles:

¿Estáis en estado de gracia?. 

Si no lo estoy, que Dios me lo dé, y si lo estoy, que Dios me lo conserve. 

¿Odia Dios a los ingleses?.

Del odio o del amor que Dios tiene por los ingleses nada sé, pero sé que serán expulsados de Francia, exceptuando a los que aquí mueran. 

¿Qué preferíais: vuestro estandarte o vuestra espada?. 

Prefería mucho más, cuarenta veces más, mi estandarte que mi espada… Yo misma llevaba el estandarte cuando atacábamos al enemigo, a fin de no matar a nadie. Nunca he matado a nadie.

juicio juana de arco cien anos
Ejecución de Juana de Arco (Historias de nuestra Historia)

El obispo logró que Juana fuera considerada relapsa y que el 24 de mayo declarase públicamente que abandonaría su vestido de hombre, lo que se presentó como un signo de sumisión.

Pero cuando ella regresó a la prisión debió vestirse nuevamente de hombre para protegerse de sus carceleros, lo que el obispo presentó esta vez como una reincidencia en la herejía. El martirio tuvo lugar el miércoles 30 de mayo de 1431 por la mañana en la plaza del Mercado Viejo de Ruan. En medio de las llamas, Juana no cesó de proclamar su confianza en su misión. Según las crónicas, su último grito fue: ¡Jesús!

Fuentes:

W. Stephen Richey (2003). Joan of Arc: The Warrior Saint

Françoise Meltzer (2001). For Fear of the Fire: Joan of Arc and the Limits of Subjectivity

Etiquetas

Antonio José Pérez Sánchez

Empresario y exmilitar. Mi pasión es la Historia, ya desde pequeño mis primeras lecturas eran sobre personajes y acontecimientos históricos, y hoy sigo con esa sed infinita de conocimientos históricos. Amante de la Historia, del deporte y del Real Betis Balompié. Devorador insaciable de libros.

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar